Ir a contenido

LIGA DE CAMPEONES

Ter Stegen, el mejor candado de Europa

El portero menos batido de la Champions se crece en el momento de la temporada en el que otros guardametas flaquean

Rafael Tapounet

Ter Stegen.

Ter Stegen. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA

No hay duda de que la Champions es, como dice Leo Messi, una “copa linda y deseada”. Pero también es un tormento para los porteros. No hay en el mundo una competición de clubs en la que el guardameta, esa figura de tintes existencialistas acostumbrada a tener que asumir en solitario, con justicia o sin ella, la responsabilidad de las derrotas, se vea tan expuesto como la Liga de Campeones, un torneo que magnifica los errores individuales y los convierte en determinantes ante los ojos de una audiencia planetaria. El portero que falla en la Champions es un ser trágico, condenado a arrastrar de por vida el humillante recuerdo de un segundo fatal y a ser objeto de mofa y escarnio por parte de las aficiones rivales. Que se lo pregunten a Loris Karius, hoy en la liga turca. O a Gianluigi Buffon. O a David de Gea.

El grotesco error de De Gea en el segundo gol de Messi, explotado con refinada crueldad por la hinchada azulgrana (“¡De Gea, selección!”, le gritaron durante toda la segunda parte), tuvo, eso sí, la virtud de amplificar por contraste el valor de la descomunal parada que Marc André ter Stegen se inventó en los últimos minutos del encuentro para negar un tanto al exbarcelonista Alexis Sánchez y dejar su portería a cero. Una vez más.

Cinco hojas en blanco

Con el partido del martes (en el que además se cumplía su 50ª participación en la competición europea), el guardameta alemán sumó su quinto duelo de Champions sin encajar en esta temporada. Cinco hojas en blanco, según la gráfica expresión inglesa. Y tres de esas cinco hojas en blanco se han producido en los cuatro encuentros de las eliminatorias de octavos y cuartos de final, cuando se supone que las cosas se ponen serias y el empaque de las delanteras rivales aumenta.

“Nos sentimos respaldados cuando él está en el campo. Nos transmite mucha seguridad”, apuntó Ernesto Valverde antes del choque con el Manchester United refiriéndose a Ter Stegen. Con solo seis goles en contra en lo que llevamos de competición, el de Mönchengladbach es el portero menos batido de cuantos han comparecido en los cuartos de final de la Liga de Campeones. Y aún más: de los 32 equipos que iniciaron el torneo, solo dos, el Nápoles y el Brujas, han encajado menos tantos que el Barça (ambos cayeron en la fase de grupos y, por tanto, han disputado cuatro encuentros menos que los azulgranas).

Una pareja inexpugnable

Por supuesto, el guardameta alemán no es el único responsable de los buenos resultados defensivos del equipo, por más que sus intervenciones hayan resultado decisivas en algunos momentos importantes. A la hora de repartir méritos, es obligado mencionar la consolidación de la pareja de centrales formada por Gerard Piqué y Clément Lenglet, inexpugnable en los 180 minutos de la eliminatoria frente a los 'red devils', a los que solo concedieron tres remates a portería en el global de los dos partidos (los tres en la cita del Camp Nou).

Igualmente destacable ha sido el desempeño en Europa de Sergio Busquets e Ivan Rakitic, piezas fundamentales a las que Ernesto Valverde ha encomendado la tarea de evitar que el equipo se parta y de desactivar las posibles minas que pudieran aparecer en el espacio situado entre la defensa y el centro del campo, una zona especialmente sensible para un conjunto como el barcelonista acostumbrado a irse hacia adelante y a sufrir cuando el contrario le ataca de frente y con velocidad.

Iniciativa solidaria

Esa mejora de los mecanismos defensivos se traduce en una racha de cuatro partidos consecutivos sin recibir un solo gol (Atlético de Madrid, Huesca y los dos de la eliminatoria de Champions ante el United), una noticia excelente en el tramo del curso en el que se deciden todos los títulos. “Al principio y en algunas fases de la temporada nos costó un poco más y nos marcaron de maneras raras, pero ahora estamos en un buen momento”, señaló Ter Stegen en su comparecencia del lunes.

El meta alemán, uno de los supervivientes del último triplete del Barça, protagonizará hoy a medidodía, en calidad de padrino, la presentación de la 15ª edición del libro 'Relatos solidarios del deporte', los beneficios de cuya venta irán a parar a la Fundació Pare Manel. Marc André ter Stegen no necesita atajar balones para hacer jugadas maravillosas.