Ir a contenido

EL PROYECTO 2019-20

De Jong y tres piezas más para el nuevo Barça

El club quiere a De Ligt, un 'nueve' y un lateral zurdo para dar descanso a Luis Suárez y Jordi Alba

Marcos López

Bartomeu posa con De Jong tras cerrar el fichaje del centrocampista en Ámsterdam.

Bartomeu posa con De Jong tras cerrar el fichaje del centrocampista en Ámsterdam. / FC BARCELONA

En enero, y ante el temor de perderlo, el Barça selló el primer fichaje del nuevo curso. Consiguió a Frenkie de Jong, el garante del estilo, quien a sus 21 años garantiza la continuidad de una manera de jugar. Se lo quitó Josep Maria Bartomeu, el presidente azulgrana, al Paris SG, atraído como estaba el joven centrocampista por el aroma a Cruyff que desprende el Camp Nou.

Fichado De Jong, el Barcelona busca ahora tres piezas más para completar el nuevo proyecto de Valverde, que iniciará su tercera temporada. Mientras el técnico prepara los 16 partidos que le pueden llevar al triplete, la directiva trabaja en la remodelación de la plantilla. Tiene los deberes adelantados, especialmente con el alivio que supone saber que De Jong escogió el Barça.

Hay una pieza estratégica, fichar o no un central (De Ligt), y un par de carácter secundario para rellenar el vestuario con piezas que den descanso a dos pilares intocables: Luis Suárez y Jordi Alba. Jugadores que ahora mismo, y a pesar de la llegada en invierno de Boateng, no tienen recambio.

Pendiente de las bajas

Todo queda supeditado a las bajas que conceda Valverde dentro de dos meses y medio. El Barça ya ha invertido 75 millones de euros más 11 en variables por De Jong. Una cifra similar necesitaría para quebrar la resistencia, otra vez del Ajax, y llevarse a De Ligt, a pesar del interés del Paris SG y de la Juventus.

Valverde no quiere que se venda a Rakitic y asume que será difícil retener otro año a Cillessen

El Barça debería entonces meditar qué hace con Umtiti. Si llega el defensa holandés (19 años), habría excedente de centrales, por mucho que Vermaelen se vaya este verano: Piqué, Umtiti, Lenglet, Todibo, aunque podría ser cedido, y el propio De Ligt.
Falta saber qué pasará con Coutinho, quien aún tiene mercado en la Premier. Sobre Rakitic, el club espera una gran oferta por un jugador más que amortizado. Pero Valverde no quiere que se vaya. Tampoco que se marche Cillessen, pero sabe que  será difícil retenerlo.

El esqueleto del nuevo Barça está más que definido, pero falta inyectar energía joven en un equipo cuyas piezas claves (Messi, Busquets, Piqué, Rakitic  y Suárez) están por encima de los 30 años.

1.- MATTHIJS DE LIGT, (19 años).

Tras las huellas de su gran amigo Frenkie

Han hecho la carrera (el inicio de una prometedora carrera) juntos. Frenkie y Matthijs han ido de la mano. No se entiende uno sin el otro. Centrocampista creativo es De Jong, poderoso central es De Ligt. En Ámsterdam han construido una historia de éxito con un atrevido Ajax al que han guiado a los cuartos de final de la Champions dejando en la calle al Madrid, aún tricampeón de Europa.

Encarna el futuro, pero es, a la vez, el presente. Central dominante, lleno de personalidad

Ahora, no quieren separar sus caminos. De Jong es azulgrana; De Ligt, aún no. Pero la huella azulgrana que ha trazado el interior puede ser, al mismo tiempo, la puerta de entrada para el defensa. Uno de los centrales más deseados en el fútbol europeo por equipos como el Paris SG (la época de Thiago Silva, con 34 años, está llegando a su fin) y la Juventus, obligado a reformular su exitosa, pero vieja zaga: Chiellini (también 34) y Bonucci (31).
De Ligt encarna el futuro. Pero, al mismo tiempo, es el presente. En una época donde los centrales son pagados a precios de delanteros, el holandés es una apuesta segura. Con apenas 19 años está rozando los 100 partidos en la elite con el Ajax (lleva 94 y ya es el capitán) dejando rastro de central dominante, dueño de una gran personalidad futbolística, como demostró, sin ir más lejos, en el Bernabéu. No es lo que ya es De Ligt (uno de los mejores defensas de Europa) sino también lo que también puede llegar a ser.

2.- LUKA JOVIC, (21 años).

Goles jóvenes para refrescar el ataque

"Es un goleador clásico, lo comparo a Luis Suárez. Tiene mucho coraje y es ambicioso, además de que también es oportunista". Mladen Krstajic, el seleccionador serbio, dejó este retrato de Luka Jovic, el delantero del Eintracht de Frankfurt. Habló el técnico a T-Mobile de uno de jóvenes goleadores que han despertado el apetito de los grandes clubs europeos, necesitados como están de refrescar sus ataques

El Bayern Múnich, por ejemplo. Lewandowski tiene 30 años. O el City de Guardiola, con el Kun Agüero (30). O el Madrid con Benzema (31). O el Barça con Luis Suárez, que acaba de cumplir 32 el pasado mes de enero.

"Es un goleador clásico, lo comparo a Luis Suárez",  dijo el seleccionador serbio sobre el '9' del Eintracht


Siempre fue Jovic un goleador precoz como demuestra que firmó en el 2014 el registro de jugador más joven de la historia del Estrella Roja de Belgrado en anotar un tanto. Tenía entonces 16 años, cinco meses y cinco días. A partir de ese momento, su carrera se proyectó con un traspaso al Benfica (solo jugó dos partidos), que lo cedió hace dos temporadas al Eintracht, aunque ha sido en esta (15 goles en sus 24 encuentros de Bundesliga) cuando ha hecho girar realmente los focos hacia su figura.

El club alemán ejecutará la cláusula de seis millones de euros que tiene para quedárselo en propiedad. El Benfica recibiría el 20% de un futuro traspaso. Y el Barça sabe que por menos de 50 millones no lo saca de Alemania. De ahí que no pare de espiarlo, consciente de que puede ser la alternativa joven y paciente para Suárez.

3.- ALBERTO MORENO (26 años) / ÁLEX MORENO (25). Especialista a coste mínimo

El Barça ya tenía el recambio perfecto para Jordi Alba. Era Lucas Digne, un defensa que complacía a Valverde. Y a la plantilla. Pero su venta al Everton dejó un hueco que aún no se ha llenado. El club azulgrana obtuvo 20, 2 millones por el traspaso además de 1, 5 en variables.

Fue un excelente negocio económico, aunque provocó, en cambio, un problema deportivo porque Miranda, el joven defensa del filial, no llenó los ojos de Valverde, que reclama ahora un nuevo Digne. Lateral barato, a coste mínimo, que permita tener minutos de descanso en sus piernas a Alba, recién renovado. Alberto Moreno, el defensa del Liverpool (26 años), reúne ese retrato. Al igual que Álex Moreno, el prometedor zaguero del Rayo Vallecano (25).

La eclosión de Robertson ha dejado sin sitio al defensa andaluz en Anfield

Alberto ha ido perdiendo protagonismo en Anfield ante la eclosión de Robertson. Sufrió una lesión y ya no volvió a la banda izquierda. Acaba contrato el 30 de junio y queda libre. El Sevilla, su club de origen, quiere que retorne pero ahora es dueño de su futuro, cansado de jugar tan poco en la Premier (solo dos partidos) esta temporada. Álex es intocable en el Rayo, que malvive en los puestos de descenso. Pero sus galopadas por la banda izquierda de Vallecas, unido a su excelente capacidad para centrar, llaman la atención de muchos. Renovó hasta el 2021 en septiembre pasado.