24 sep 2020

Ir a contenido

"SE LO HA GANADO CON CRECES"

Valverde: "Este gol es un premio para Aleñá"

El técnico ensalza "el gran partido de Dembélé", pide paciencia con Coutinho y felicita al Barça por acabar con la portería a cero, algo que no ocurría en la Liga desde agosto

Marcos López

Valverde conversa con Aleñá antes de que entrara en el partido contra el Villarreal.

Valverde conversa con Aleñá antes de que entrara en el partido contra el Villarreal. / JORDI COTRINA

A tan maravilloso pase correspondía un gol especial. Realmente especial para Aleñá, un joven que sí ha tenido la paciencia que reclama Busquets a los jóvenes de la cantera. Singularmente especial para el Camp Nou, que lo festejó a lo grande, como merecía ese honor. Un chico de los suyos, de la casa, firmando un tanto que daba la tranquilidad y, sobre todo, generaba una corriente de complicidad. "Desde luego este gol es un premio para Aleñá", admitió feliz Ernesto Valverde, sin reparar en que ese cambio (quitó a Arturo Vidal) acabaría siendo decisivo.

No pensaba el ‘Txingurri’ en el impacto de esa sustitución sino en que el delicado pase de Messi tenía que ser honrado como debía. Aleñá buscó un espacio donde parecía que no existía nada. Bueno, sí. Hasta cuatro defensas del Villarreal perfectamente alineados (o eso creían ellos) milésimas de segundos antes de que Leo dibujara una asistencia de ensueño. "Con Messi todo es más fácil. Es un pase que solo ve él" contó el autor del 2-0.

Aleñá celebra su primer gol en el Camp Nou, el 2-0 al Villarreal, con Messi, Malcom, Dembélé y Jordi Alba. / JORDI COTRINA

"Con Messi todo es más fácil. Es un pase que solo ve él. Es un sueño hecho realidad marcar en el Camp Nou" (Aleñá)

No le faltaba razón. Solo lo ve Messi. Solo lo puede ejecutar Messi. "Salió todo muy bien, es un sueño hecho realidad marcar en el Camp Nou", afirmó Aleñá, recordando que "se trata de aprovechar las oportunidades y ponerle las cosas difíciles al míster. Difíciles y que dude", añadió el centrocampista. "Es un premio para él porque es un jugador que está siempre con nosotros. Se ha ganado ese paso con creces, recordó Valverde.

Se lo ha ganado con pausa y paciencia, factores que se han perdido en los últimos años en La Masia como si Xavi o Iniesta, por hablar de dos tótems, hubieran tenido fácil establecerse en el primer equipo. Se lo ha ganado, además, con trabajo. "Pensé que nos iba a venir un jugador con energía”, recordó el técnico. Y al Barça le vino de maravilla porque con Coutinho en el banquillo lo que necesitaba Messi era un socio.

"Dembélé tiene tantas cosas... Tiene desborde, tiro, regate, velocidad, desparpajo, atrevimiento..." (Valverde)

Aleñá fue el mejor socio junto a Dembélé, por muy cansado que estuviera el francés después de completar un gran partido. "Ha hecho un gran partido", dijo el técnico de Ousmane. "Ha sido uno de nuestros jugadores más destacados porque tiene tantas cosas…", añadió Valverde. "Tiene desborde, tiene tiro, tiene regate, tiene velocidad, tiene desparpajo, tiene atrevimiento…”"No dejaba el entrenador azulgrana de enumerar el largo catálogo de virtudes futbolísticas que exhibió Dembélé ante el Villarreal. Todo eso es lo que, precisamente, también vio feliz el Camp Nou. ¿Y Coutinho? “Es verdad que todos miramos a todos los jugadores y queremos que nos den más”, afirmó diplomáticamente el preparador azulgrana.

Proteger a Coutinho

"Pero Coutinho sale de una lesión y el último partido que jugó fue en Milán ante el Inter. Hizo un partidazo", le disculpó después el técnico justificando su bajo rendimiento en esos problemas físicos que le han tenido de baja. "En cuatro días ha jugado dos partidos, debemos estar con ojo porque lo más complicado es evitar que recaiga de su lesión muscular", argumentó Valverde, quien ya sustituyó al brasileño ante el PSV. Idéntica decisión tomó también frente al Villarreal, sobre todo porque "en la segunda parte no hemos tenido la pelota". Y sin el balón, el Barcelona es un equipo vulnerable. "Con el 1-0 no éramos dueños del balón. Hemos sufrido, precisamente por eso, por no tener la pelota".

Pero, poco a poco el Barça, como dijo Valverde, "se organizó" de tal manera que logró terminar un partido de Liga con la portería a cero, todo un acontecimiento. Algo que no sucedía desde finales de agosto cuando ganaba en Valladolid, con un gol ¿de quién? De Dembélé. Desde el 25 de agosto no se iba Ter Stegen a casa sin recoger una pelota de su propia portería.