Ir a contenido

LOS APUROS DE FRANCIA

Mal debut de Umtiti y Dembélé

El defensa provocó un absurdo penalti y el delantero fue sustituido por su inoperancia

R. P.

Umtiti, en el momento de cometer el penalti que supuso el empate.

Umtiti, en el momento de cometer el penalti que supuso el empate. / David Vincent

Ganó Francia en el debut, y ese fue el consuelo que obtuvieron Samuel Umtiti y Ousmane Dembélé en un partido ciertamente para olvidar desde el análisis individual. Uno por acción (el penalti cometido) y otro omisión (ni un triste disparo a portería), ninguno de los dos representantes azulgranas tuvo una lucida actuación ante AustraliaAntoine Griezmann, quien podría haber sido su nuevo compañero en el Barça, en cambio, salió elegido como el mejor jugador del partido, aunque no lo acabara ni hubiera hecho nada del otro mundo.

Didier Deschamps no tuvo ningún complejo para sustituir a Griezmann cuando en el minuto 70 Francia era incapaz de romper el 1-1. El seleccionador francés retiró a Griezmann y Dembélé, dos de sus puntas titulares -solo aguantó Kylian Mbappé- para apostar por Olivier Giroud y Nabil Fekir. El gol, sin embargo, lo anotó Paul Pogba con un gran tiro que necesitó que fuera corroborado por al tecnología y demostrara que el balón había traspasado la línea.

Deschamps recrimina a Dembélé durante el partid0. / KIRILL KUDRYAVTSEV (AFP)

Umtiti y su instintiva acción

"Salté en el aire, me giré sobre mí mismo y cuando me di la vuelta estaba la mano tocando el balón", explicó Umtiti, incrédulo por su instintiva acción que complicaba el partido justo cuando Francia estaba desatascando el partido. Griezmann había abierto el marcador de penalti y Umtiti brindaba a Australia otro penalti cuatro minutos después.

Kylian Mbappé se convierte en el francés más joven de la historia en jugar un Mundial con 189 años y 178 días

"Tuvimos que concentrarnos rápidamente otra vez", explicó el defensa del Barça, que al final dio por bueno el sufrimiento: "Lo importante era empezar la competición con una victoria, aunque no todo fuera perfecto; solo recordarmos la victoria". Umtiti, sin embargo, admitió que deberán revisar el juego para evitar angustias en los siguientes partidos, ante Perú y Dinamarca.

Con el paso de los minutos, a Deschamps se le agotó la paciencia y buscó el juego directo para superar al adversario teóricamente más débil del grupo dando entrada a Giroud, un nueve nato, en lugar de Dembélé. Sacrificó también a Griezmann antes que a Mbappé, el más joven de la plantilla, y que batió el récord francés de precocidad en jugar un Mundial. Con 19 años y 178 días, desplazó a Bruno Bellone, que jugó en el Mundial de España-82 con 20 años y 118 días.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.