Ir a contenido

LA TESITURA DEL CAPITÁN

Iniesta prepara su adiós

El capitán azulgrana confiesa que lleva tiempo reflexionando sobre su salida del Barça: "Todo está meditado, pero no decidido"

Marcos López

Andrés Iniesta abordó anoche en una entrevista en El Larguero de la SER su futuro futbolístico.

Emocionado, pero sereno. Con un secreto que no puede aún contar al mundo, que está punto de ser desvelado. Solo su mundo más restringido se cuela desde hace semanas ("no es una decisión de ayer para hoy") en esa mente que se prepara para un adiós que nunca vio tan cercano como ahora. Andrés Iniesta se está preparando para el adiós. No, no es la decisión más importante de su vida. Aunque lo parezca, no lo es. "La más importante fue cuando vine a Barcelona", recordó el capitán azulgrana en 'El Larguero' de la Cadena Ser, evocando su firme voluntad -entonces tenía 12 años- de quedarse solo en La Masia.

"Esta es la segunda decisión más importante. Si sigo en el club de mi vida o me voy. Todo está meditado, pero no decidido. Más pena y más emoción que tendré yo no la tendrá nadie en este mundo", proclamó Iniesta, quien sí dejó bien claro que Rusia será su cuarto y último Mundial. ¿Y el Barça? "No quiero estar por estar en los sitios. Quiero ser honesto conmigo mismo. Si estoy es porque siento que estoy preparado para dar el 200% que exige el club de mi vida. Si no estoy es porque no estoy preparado", reconoció el capitán barcelonista.

Las cifras de Iniesta

Una idea única

Preparado anda para cerrar en menos de tres meses más de una vida de culé. Llegó de Fuentealbilla con 12 años a La Masia, enclaustrado entre las piedras que se derretían con tanta lágrima, y se despedirá con 34 años convertido en un icono del Barça, depositario de su herencia futbolística como transmisor de una idea única. "Por mi cabeza pasan muchas cosas, hay cosas más potentes que otras. No tengo la decisión tomada al 100%", recalcó, aunque lleva meses madurando en silencio.

Iniesta se deshace de Cesc en el duelo contra el Chelsea en Champions. / JORDI COTRINA

Sabe que lo debe decir pronto. Antes del 30 de abril. La cuenta atrás se inició hace mucho tiempo. "No es fácil, no es fácil. Nunca es buen momento para decirlo", confesó, asumiendo que debe debatir si "abre la puerta" que se le presenta. China le espera. No es solo un asunto económico, aunque, por supuesto, influye. Se siente fuerte, rescatado futbolísticamente por Valverde, para continuar en el Camp Nou. "Si me respetan las lesiones, me veo para estar en el 11 titular del Barça en los próximos dos años", dijo Iniesta.

"Por mi cabeza pasan muchas cosas. Unas cosas son más potentes que otras. No tengo la decisión tomada al 100%"

Andrés Iniesta

Futbolista del Barça

Pero va mucho más allá del fútbol. Debutó en el 2002 cuando Van Gaal escribió su nombre en una libreta borrando, al mismo tiempo, el de Riquelme. Ahora, tras protagonizar la época más gloriosa del Barça y de la selección española, se siente en deuda consigo mismo. "Vamos a ver lo que pasa por mi cabeza en los próximos días. Es una decisión muy difícil, ahora solo quiero seguir disfrutando del fútbol, de los entrenamientos, de todo…", argumentó.

Es como si Iniesta saboreara ya los últimos sorbos de una carrera inigualable. No es cuestión de sentirse más querido o no, ahora que el Camp Nou le ha mostrado con su voz algo que sentía en silencio desde hace muchos años. "Yo sé el cariño que me tiene la gente, yo sé el respeto que me tiene. He crecido con ellos, me han visto crecer", aseguró, anunciando que jamás jugaría en un club que pudiera "enfrentarse al Barça porque eso sería antinatural para mí".

Iniesta, con la selección, junto a Lopetegui y Ramos.

¿China? ¿Estados Unidos? ¿Qatar? "Todos los escenarios son posibles, me veo jugando tres o cuatro años más", admitió. Hasta el Barça es un escenario posible, agradecido como está desde siempre al club que lo acogió siendo un niño. Lo ha hablado con Messi -"claro que se comentan estas cosas con Leo y otros jugadores", reconoció-, soportando, entretanto, las bromas en la ciudad deportiva de Las Rozas de sus compañeros de selección. "¡Máquina, no te puedes ir. No nos puede dejar solos!", le dicen en el vestuario de La Roja.

Contrato vitalicio

"Todo esto es algo muy consensuado, muy madurado, muy hablado con mi familia y con mi familia", afirmó sin querer dar por hecha su salida. "Ya decidiré, no es el momento aún", añadió. "Quiero agradecerle a Valverde la confianza y el cariño que me ha mostrado desde la primera reunión que tuvimos. Sé que él estaría encantado de que estuviera en el Barça el año que viene. Será uno de los primeros que lo sepa, si no el primero", aseguró Iniesta, recordando, al mismo tiempo, que "nunca sabes cuál es el mejor momento para decirlo".

Sereno, maduro, a punto de cumplir 34 años, hace un tiempo ya que Iniesta detecta el final. A pesar de que renovó en octubre pasado con un contrato vitalicio, él entendió que su final en el Barça se estaba acercando. Diría que peligrosamente, pero como parte de "un proceso natural", como le pasó en su día a "amigos como Xavi, Víctor o Puyol". Preparado está e incluso dibujando un panorama que parecía hasta desconocido. "No descarto ser algún día entrenador. ¿Presidente? No, eso no… Al 95% que no", bromeó antes de que sus ojos se le humedecieran escuchando las voces de los aficionados suplicándole que no se vaya del Barça. Hasta para eso parece andar preparándose. Para volver a llorar.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.