Ir a contenido

ALEGRÍA EN EL VESTUARIO

Valverde y Coutinho viven "un día muy feliz"

El técnico se felicita de no haber roto la tradición azulgrana, finalista por quinta vez consecutiva

Marcos López

Los jugadores del Barça celebran el segundo gol de Rakitic.

Los jugadores del Barça celebran el segundo gol de Rakitic. / Miguel Lorenzo

"Un día muy feliz", vivió Philippe Coutinho en Valencia al marcar su primer gol y clasificarse para la primera final con el Barça gracias a su fundamental aportación. Ese día tan feliz lo disfrutaron todos; sobre todo los primerizos. Entre ellos estaba Ernesto Valverde, que no falló. Tenía cierta presión: el Barça llevaba participando en la final de Copa en ocho de las últimas nueve ediciones. Él no rompio la moderna tradición copera y selló la quinta consecutiva.

"Me hacía mucha ilusión", admitió Valverde, sintiéndose a la vez aliviado por haber cumplido las expectativas –"el Barça lleva muchas finales y yo disputaré la segunda"– y  acariciar de nuevo su primer título. La Supercopa de España se escapó ante el Madrid.

No a Sevilla

Ahora estará enfrente el Sevilla. Y sobre la incipiente cantinela para elegir la sede del partido, ya se manifestó con contundencia, negándose a la candidatura de Sevilla: "Ya jugué una final en el campo del rival [dijo, aludiendo a la del Athletic en el Camp Nou] y no quiero repetir".

"Lo que se ve a lo lejos, la final, no nos puede desviar de lo que tenemos por delante: ahora es el Getafe en la Liga". Valverde y la próxima cita del domingo

Comedido como siempre, Valverde no se dejó llevar por la euforia. "Lo que se ve a lo lejos (la final), no nos puede desviar de lo que tenemos por delante. Ahora es el Getafe en la Liga", comentó. Luego será el Chelsea en la Champions. Por mucho que los resultados sigan sonriendo, el Txingurri, como técnico, entiende que su labor es "seguir puliendo al equipo", convencido de que aún tiene un margen de mejora.

Cambio claro

Cambió a André Gomes por Coutinho en el descanso porque "lo veía claro". Ese relevo fue crucial en el desenlace, porque el brasileño anotó el 0-1 cuatro minutos después de entrar. "Es mi primera final, mi primer gol, es un momento muy especial", confesó el mediocampista, que disfrutó de la asistencia de Luis Suárez igual que en su estreno con el Liverpool.

"Le damos mucho valor a llegar a la final, había un rival muy motivado, con una ciudad volcada en pasar", subrayó Valverde poco antes de que Iniesta también expresara su felicidad por la quinta final seguida.

La alegría de los barcelonistas contrastaba con la tristeza del Valencia. "Teníamos mucha ilusión" reconoció el portero Jaume Domènech, frustrado por haber sucumbido en otra semifinal. El meta no puso peros a la justicia del triunfo azulgrana, forjado en la segunda mitad. "Si fallas las primeras oportunidades que tienes, ellos te matan", dijo para situar la diferencia en la efectividad del remate. Valverde, sin embargo, había visto un Barça muy superior en los 180 minutos.

0 Comentarios
cargando