Ir a contenido

UN VIEJO CONFLICTO

Cornellà, tierra hostil para Piqué

La Liga denunció la pasada semana los insultos al central azulgrana en el campo del Espanyol

Marcos López

La grada de Cornellà muestra una pancarta alusiva a Shakira en un derbi en enero del 2016.

La grada de Cornellà muestra una pancarta alusiva a Shakira en un derbi en enero del 2016. / Jordi Cotrina

No ha existido partido tranquilo para Gerard Piqué en Cornellà. Y tiene pinta de que no lo tendrá nunca. Cada visita del central azulgrana al templo blanquiazul se ha convertido en un foco de inacabable polémica. No hace falta irse muy lejos para hallar restos de esa profunda enemistad, larvada desde hace tanto tiempo que se hace difícil hasta encontrar el origen. Es tierra hostil Cornellà. Ya se vivió la pasada semana con motivo del encuentro de ida de la Copa donde la Liga de Fútbol Profesional (LFP), en su tradicional informe pospartido, recogió los cánticos ofensivos de un sector de la grada hacia el jugador azulgrana.

Fue entonces, aunque no se reparó como ahora, cuando Piqué acuñó el término de "Espanyol de Cornellà", denunciando al público por sus insultos y exigiendo a la afición del Barça que se comportara con señorío en la vuelta. La LFP denunció ante el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Comisión Antiviolencia esos cánticos, recogidos en un par de ocasiones: concretamente en los minutos 24 y 76 del choque de ida.

"Piqué, cabrón, Shakira tiene rabo, tu hijo es de Wakaso y tú eres maricón", le gritó una parte de la afición blanquiazul, reabriendo así ese viejo conflicto con el central azulgrana que alcanzó su momento de máxima tensión hace dos años cuando se desplegaron gigantescas pancartas en el estadio hacia Shakira, la esposa del jugador azulgrana.

La condena blanquiazul

El Espanyol alega que siempre han condenado ese tipo de conductas, además de intentar frenarlas, asumiendo, según esas fuentes oficiales, que resulta muy difícil conseguirlo. Además, el club blanquiazul sostiene que un futbolista profesional tiene mayor responsabilidad que cualquier aficionado, por lo que no puede ponerse a su altura. En ese sentido, la LFP también recogió en su informe que "en diversos momentos, y tras la consecución de varios de los cánticos reproducidos anteriormente, el club local emitió un mensaje por megafonía solicitando a los aficionados que no realizasen cánticos ofensivos hacia los jugadores o el equipo rival".

Un llamamiento que no tuvo, sin embargo, éxito porque esa misma denuncia de la Liga (enero del 2018) se vivió en el 2017, en el 2016  ( "se llaman maravillosa minoría, espero que al menos llenen el campo, porque el otro ni lo llenaron", dijo el azulgrana), en el 2015. Hace dos años, el central retuiteó un vídeo del 2014 en el que la grada blanquiazul atacaba a Shakira ("es una puta") y a Milan, su hijo ("muérete"), con un mensaje rotundo: "Vosotros nunca lo entenderéis".

0 Comentarios
cargando