Ir a contenido

El Barça asalta (otra vez) el Bernabéu

Enorme partido del líder, que acompleja al Madrid con un recital en la segunda mitad y le despide a 14 puntos de distancia

Joan Domènech

Suárez celebra el primer gol en el Bernabéu.

Suárez celebra el primer gol en el Bernabéu. / REUTERS / SERGIO PEREZ

14 puntos, a una distancia humillante, deja el Barça al Madrid. Tan humillante como la lección de fútbol que le ha dado en el segundo tiempo. Las diferencias, abismales en la tabla, se han repetido en el terreno de juego con un 0-3 incluso escaso para los méritos del equipo de Valverde, que ha logrado su segunda victoria en once visitas como entrenador.

No es tan infrecuente que el Barça viole el santuario blanco, aunque en la última presencia, la de agosto, fue muy preocupante. Comenzada la competición, inmerso en la Liga, el cuadro azulgrana reanudó su dominio, acomplejante para el merengue, ante sus mismísimas narices, con un triunfo incontestable, irreprochable. La de este mediodía ha sido la séptima vez, de las últimas diez, en la que el Barça marcha con los tres puntos.

Peor que con Mourinho

El once de Valverde no solo ha reparado la mala imagen que dio en el verano, sino que hunde al Madrid en la miseria, desnudándole ante los suyos el día que debía volver a luchar por el título. Le ha alejado hasta despedirle. En una indigna actuación, propia de los tiempos de Mourinho, Zidane ha erosionado su reputación ya desde el inicio.

Los jugadores no le han acompañado por su pasividad. Medio equipo se quedó mirando una frivolidad de Busquets y admirados, boquiabiertos y desorientados, han seguido la jugada con la mirada hasta que Suárez fusilaba a Navas. Muy similar ha sido el 0-2, en un penalti de Carvajal que ha parado el balón con las manos para evitar el gol, que al final lo ha marcado Messi de penalti. Aleix, que apenas ha jugado un minuto en el tiempo añadido, se ha llevado la alegría de firmar el 0-3, una oportunidad que antes había desperdiciado repetidamente André Gomes.

Cálidas y felices serán las vacaciones para los culés gracias a una extraordinaria actuación en un duelo de 45 minutos. El clásico, en su globalidad, fue decepcionante desde el punto de vista futbolístico. A mediados de diciembre pesó mucho la situación clasificatoria. Comprensible desde el punto de vista azulgrana, que no necesitaba arriesgar, pero inexplicable desde el prisma madridista.

La cobardía de Zidane

Zidane tiró la Liga al redactar la alineación. Entre Isco o Bale, prefirió a Kovacic, en una decisión cobarde cuyo significado se trasladó al césped: guardar el cero en la portería y esperar a que Cristiano o Benzema marcaran. Pero ni uno ni otro da pie con bola en la Liga, con unos números ridículos, y entre los dos solo reunieron una ocasión que Benzema remató al poste. Ter Stegen se manchó el pantalón cuando apareció Bale ya con el 0-2.

La presencia de Paulinho en el once del Barça estaba justificada. Valverde no tiene más delanteros sanos que Messi y Suárez, y antes de que el uruguayo se centrara en la pelota, el brasileño había rematado dos veces. En ambas se lució Keylor Navas, que retrasó lo inevitable.

Iniesta y Messi se reencuentran

El primer tiempo, flojo para ser un partido que se ve en medio mundo, tuvo una reanudación en la que solo expuso algo el Barça. Valverde incidió en que se priorizara la posesión de la pelota y tocando y tocando, como siempre, el Barça asaltó otra vez el Bernabéu. Iniesta, Messi y Busquets se juntaron, como en los viejos tiempos, y volvieron a marcharse con la sonrisa en la boca.

Real Madrid, 0 - Barça, 3

Real Madrid: Navas (8); Carvajal (5), Varane (5), Ramos (4), Marcelo (7); Modric (6), Kovacic (4), Casemiro (5), Kroos (5); Benzema (4), Cristiano (6).

Entrenador: Zinedine Zidane (4).

Cambios: Nacho (6) (m. 65) por Benzema; Asensio (5) por Kovacic (m 71), Bale (7) por Casemiro (m. 71)

Barcelona: Ter Stegen (9); Sergi Roberto (7), Piqué (7), Vermaelen (7), Alba (7); Rakitic (6), Busquets (8), Iniesta (9), Paulinho (7); Messi (9); Suárez (8).

Entrenador: Ernesto Valverde (8).

Cambios: Semedo (5) por Iniesta (m. 76); André Gomes (s. c.) por Pauilimho (m. 83); Aleix Vidal (s. c.) por Sergi Robert (m. 90).

Goles: 0-1 (m. 54), Suárez remata raso frente a Keylor una asistencia de Sergi Roberto. 0-2 (m. 63) Messi transforma un penalti; 0-3 (m. 91), Aleix Vidal aprovecha un balón suelto en el área

Árbitro: Sánchez Martínez (5), murciano.

Tarjetas: Vermaelen (m. 18), Ramos (m. 58), Marcelo (m. 82), Busquets (m. 88).

Tarjetas rojas: Carvajal (m. 62)

Estadio: Santiago Bernabéu.

Espectadores:  81.000