Ir a contenido

OTRO PROBLEMA

Alcácer se rompe y estará 3 semanas de baja

"Nos trastoca mucho la lesión de Paco, tampoco tenemos a Deulofeu", se lamente Valverde

Marcos López

Alcácer abandona decepcionado el Camp Nou tras su lesión muscular contra el Deportivo.

Alcácer abandona decepcionado el Camp Nou tras su lesión muscular contra el Deportivo. / REUTERS / ALBERT GEA

Abandonó Paco Alcácer el césped con los ojos enrojecidos, maldiciendo tanta mala suerte. No podía creerse el exdelantero del Valencia que se había roto. No podía pensar en esa desgracia justo ahora cuando tenía el reconocimiento ajeno y, sobre todo, el respeto de sus propios compañeros. Había sido, por ejemplo, decisiva su aportación en la segunda mitad ante el Villarreal en la pasada semana abriendo espacios a sus colegas de ataque. Tanta que hasta Luis Suárez, una vez consumado el triunfo sobre el submarillo amarillo, elogió "la importancia de Paco". Y Valverde, justo como intenta ser con sus decisiones, premió a Paco con la titularidad ante el Deportivo.

"Es un fastidio la lesión de Alcácer, estaba bien, estaba teniendo minutos..." (Amor)


Pero sus músculos se rasgaron en el peor momento. Había empezado el partido inclinado a la punta izquierda, formando una extraña pareja en ese carril con Paulinho, interviniendo con un alto porcentaje de acierto en el pase (82%) además de ganar incluso un duelo aéreo. Entonces, y tras una carrera, miró Paco al banquillo y se echó al césped reclamando el cambio. "Es un fastidio la lesión de Alcácer, estaba bien, estaba teniendo minutos...", se lamentó Guillermo Amor, director de relaciones institucionales del Barça.

Sin forzar a Dembélé


Un verdadero fastidio para él porque tenía la confianza que no dispuso en su duro y complejo primer año. Un fastidio auténtico para Valverde, que ha visto como le desaparecían dos delanteros en apenas 48 horas: el viernes caía en el entrenamiento Deulofeu, que estará entre siete y 10 días de baja, o sea despidiéndose ya del 2017 desde la enfermería y ayer le tocó a Alcácer, quien padece una "lesión muscular en el recto anterior de la pierna izquierda", como informó el club azulgrana.O sea, tres semanas sin esos dos delanteros de la unidad B.

Además, tampoco tiene a Dembélé, por mucho que el joven francés lleve ya más de una semana entrenando con el grupo. Pero Valverde, prudente y cuidadoso como es, no quiere forzar. El técnico tiene anotado desde hace tiempo la fecha de retorno del exjugador del Dortmund y será en enero del 2018. Si dependiera de Dembélé estaría el sábado sobre la pradera del Bernabéu, pero bastantes problemas tiene Valverde en la parte ofensiva del equipo como para asumir el riesgo de hacerle reaparecer antes de lo previsto.

La opción Arnaiz


Asumido además que el Barcelona no le hará el pasillo el sábado al Madrid ("se suele hacer si nosotros participamos en esa competición, no es el caso ahora", precisó Amor), Valverde se quedasin recursos arriba. Tiene al Pichichi de la Liga (Messi lleva 14 tantos en 16 jornadas, sin olvidar los 12 palos) y a Suárez que se ha reencontrado con el gol. "Nos trastoca mucho la lesión de Paco, tenemos el filial", dijo Valverde. Arnaiz, el extremo del Barça B, es el hombre. 
 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.