Ir a contenido

700 MILLONES DE CLÁUSULA

Messi: "Estoy muy feliz de seguir en mi casa"

La estrella firma su nuevo contrato hasta el 2021 con una cláusula de rescisión de 700 millones de euros

Albert Guasch / Marcos López

El argentino Leo Messi ha firmado un nuevo contrato con el Barcelona hasta junio de 2021 con una clásula de rescisión de 700 millones de euros, según ha anunciado el club. / FOTO FC BARCELONA. VIDEO EFE

El argentino Leo Messi ha firmado un nuevo contrato con el Barcelona hasta junio de 2021 con una clásula de rescisión de 700 millones de euros, según ha anunciado el club.
Messi y Bartomeu, en la firma de renovación.

/

Josep Maria Bartomeu y Leo Messi escenificaron finalmente la esperadísima firma de renovación. El futbolista argentino estampó este sábado por la mañana su rúbrica en un nuevo contrato que le liga al Barça hasta el 2021. Tendrá una cláusula de rescisión de 700 millones de euros, más del doble de lo pactado en junio.

Aquel contrato estaba ya en vigor, aunque llevara solo la signatura por poderes de su padre Jorge. El firmado ahora por la mano derecha del 10 puede considerarse un contrato distinto. Casi idéntico, pero con las variaciones marcadas por la disuasoria cláusula. Lógicamente, a mayor cláusula, mayores prestaciones económicas para el argentino. 

El entorno de Messi y los dirigentes del club azulgrana pactaron el viernes por la tarde, después de la gala de la Bota de Oro, que la ansiada imagen de la firma de renovación se realizara este sábado en la antesala del palco del Camp Nou. Hacía días habían llegado a un acuerdo definitivo sobre las nuevas condiciones. 

La impactante fuga de Neymar al Paris SG en agosto por 222 millones de euros, el precio de su cláusula, obligó al club azulgrana a plantear de inmediato una revisión al alza de la cláusula de su jugador bandera. Los 300 millones que figuraban en su contrato desde junio ya no parecían tan inasequibles. Necesitaba el club la tranquilidad de una cifra totalmente prohibitiva, incluso para los clubs más ricos y desprendidos, tipo París SG o Manchester City. Pero el futbolista, despreocupado, daba largas. "Tranquilos, no se preocupen, si yo no me voy a ir a ningún sitio", comentaba en privado a los dirigentes azulgranas cada vez que le planteaban la cuestión. 

Pero no hay mayor tranquilidad que una firma y ya de paso una foto. Fuentes oficiales del club aseguran que al presidente Bartomeu la foto en sí le daba igual, aunque entienden que servía el propósito de mandar un mensaje de tranquilidad a la masa social, inquieta en las últimas semanas por la misteriosa ausencia de una visualización del acuerdo.

Un gesto

Con la cláusula aumentada, el club azulgrana ha debido variar la oferta económica. Desde el club se habla de "gesto". También de una cantidad "simbólica", siempre en proporción, claro, a la magnitud de un contrato gigantesco. Seguramente no tan simbólica para el resto de mortales.

Las cifras, como es habitual, no se han dado a conocer, pero tras el anuncio de la renovación en junio se habló de un sueldo para el jugador que se acercaba a los 30 millones de euros limpios, al margen de una abultada prima de renovación, concepto que ya cobraron Neymar y Busquets, entre otros, en su día.

"En junio firmamos un contrato con Leo Messi, que ya estaba en vigor. Pero hemos acordado cambiar ese contrato con un cambio de cláusula para adecuarla a la situación que se vive en el mercado futbolistico. Es una cláusula de 700 millones" (Bartomeu)  

"Estoy feliz de seguir en mi casa. Quiero pasar toda mi vida acá", declaró la estrella argentina a los medios oficiales del club. "Mi sueño es terminar en el Barcelona, vamos por el camino". 

Estas palabras representan toda una liberación para el presidente azulgrana, pese a que siempre se haya mostrado tranquilo por la validez del contrato firmado en junio. De hecho, él se ha encargado de subrayar que, pese a lo publicado y comentado, Messi no podía irse gratis a ningún club a partir de enero. Aun así, ahora puede sacarse de encima la presión social sobre la foto.

Un solo club

"Estamos muy contentos por este nuevo contrato», comentó Bartomeu a Barça TV. Si el de junio era el octavo entre Messi y la entidad azulgrana, el de ayer supone el noveno de una alianza más que sólida, comprometida hasta que el futbolista cumpla los 34 años.

"Hemos acordado cambiar el contrato de junio con esta nueva firma para adecuar su cláusula a la situación que se vive en el mercado futbolístico. El mejor jugador de la historia del mundo del fútbol seguirá en el Barça. Leo es un jugador de un solo club", ratificó satisfecho el presidente, que siempre pilotó las negociaciones con el padre del jugador. Este y Rodrigo, hermano de Messi, acompañaron al crack en el acto que rubrica una feliz historia de fidelidad.