Ir a contenido

DEVOCIÓN POR EL ASTRO

Paulinho: "Es un privilegio estar con Messi"

El centrocampista dice que le gusta correr para el argentino y asegura que se siente "completamente adaptado"

Joan Domènech

Paulinho, en la rueda de prensa previa al duelo con el Olympiacos.

Paulinho, en la rueda de prensa previa al duelo con el Olympiacos. / JORDI COTRINA

Paulinho se siente un privilegiado por estar en el Barça. Lo repite desde el día que llegó a Barcelona, en ese impensable viaje que hizo de regreso desde China al fútbol de élite el pasado verano. Ese privilegio es doblemente valioso porque en el mismo equipo juega Messi.

El centrocampista sabe que entró con buen pie en el equipo, aunque las críticas a su fichaje le precedieron antes de ponerse la camsieta azulgrana. Y sabe que entró con buen pie gracias, en parte a Messi, quien conocía el interés del Barça antes de que se concretara la adquisición, como contó Paulinho a EL PERIÓDICO.

"Messi es el mejor del mundo; Neymar es un gran jugador". La diferencia según Paulinho

Piernas prestadas

"Estar al lado de Messi ya es especial.  Es un privilegio jugar a su lado; me gusta correr para él y ayudarle a que resuelva partidos", confiesa Paulinho de su relación con el astro argentino a quien considera "el mejor del mundo", más allá de que le profese una "enorme gratitud" por la ayuda recibida. En correspondencia al buen trato que le ha dispensado, se brinda a correr por él. Le presta las piernas.

Privilegiado por jugar en el Barça, privilegiado de jugar con Messi y privilegiado de jugar con Neymar. A Paulinho la vida le sonríe tras un largo y duro periplo futbolístico que le condujo de Brasil a Lituania y Polonia, antes de regresar a su país para jugar en la Cuarta División y partir nuevamente, a Inglaterra y finalmente a China, donde renació para llamar la atención del Barça.

Proceso de adaptación completado

Pero antes volvió a la selección. Y allí coincide con el futuro sucesor de Leo. Hay todavía una diferencia entre Messi y Neymar, perceptible pese a que en el terreno de juego son dos futbolistas decisivos, dotados de un talento descomunal. "Messi es el mejor del mundo; Neymar es un gran jugador", resume Paulinho. "No se sabe qué pasará mañana, o dentro de tres o cuatro años, pero a día de hoy Messi es el mejor". 

Y con el mejor aspira a conquistar el torneo de clubs más relevante. Paulinho siente "una satisfacción muy grande" por  participar en su primera Champions a los 29 años. De momento participó en los dos primeros partidos, sin ser titular. Tres meses después de su llegada, cree que ya está adaptado y que ha superado el recelo que presidió su aterrizaje en el Camp Nou. "El inicio fue complicado, después me solté y me liberé, entendí el juego y ahora estoy tranquilísimo y lleno de confianza", asegura. 

0 Comentarios
cargando