Ir a contenido

Una nueva estrella

Coutinho, a la estela de Neymar

El mediapunta brasileño llega al Camp Nou para convertirse en la nueva pieza del tridente

Jordi Tió / Barcelona

Philippe Coutinho y Neymar celebran un gol con Brasil contra Argentina.

Philippe Coutinho y Neymar celebran un gol con Brasil contra Argentina. / AP / LEO CORREA

El '10' de Anfield soñaba con jugar en el Camp Nou, siguiendo la legendaria estela de brasileños que también vistieron la camiseta azulgrana (Romário, Ronaldo, Rivaldo, Ronaldinho…), el último de ellos, Neymar, del que posiblemente acabará heredando el dorsal 11 y buena parte del rol que desempeñaba la actual megaestrella del PSG en el once barcelonista.

Sí, Coutinho, de 25 años, llega para cubrir el vacío que deja Neymar siendo un jugador de características diferentes y, desde luego, menos espectaculares pero quizá similares en cuento a nivel de efectividad. No, Coutinho no es Neymar, pero también tiene regate y técnica (forjada en sus inicios en el fútbol sala), velocidad, buena visión de juego y un potente disparo con ambas piernas. Una evidente clase futbolística que se une a su polivalencia, ya que tanto le puede servir a Ernesto Valverde como de interior, de mediapunta, su posición natural, o de extremo, aunque su tendencia innata es la de desplazarse hacia el centro.

Estrella en Anfield 

Convertido en la estrella indiscutible del Liverpool, un papel que ha consolidado especialmente en la última temporada (marcó 13 goles en la Premier en 31 partidos), Coutinho empezó a forjar su carrera en el Vasco de Gama, en el que solo jugó dos años. Su inicipiente clase y juventud le llevaron pronto hacia Europa, en el verano del 2010, concretamente a Italia, donde el Inter de Milán, con Rafa Benítez de entrenador, apostó fuerte por la joven perla brasileña.

Pero su rendimiento no fue el esperado (jugó 47 partidos y anotó 5 goles en tres campañas) y buscó una cesión para no quedar estancado. Barcelona fue el destino: el Espanyol le abrió las puertas en el mercado de invierno y su media temporada (2011-12) fue más que buena: disputó 16 partidos de Liga y marcó cinco goles, convirtiéndose en un jugador decisivo para el equipo que dirigía Mauricio Pochettino.

Conexión con Suárez

Regresó al Inter en verano en busca de una nueva oportunidad de triunfar que no se dio. Definitivamente, de nuevo en el mercado de inverno del 2013, ponía rumbo a Liverpool. El club de Anfield pagó 11 millones de euros por el jugador, una cifra que ahora multiplica por 10 con el traspaso al Barça.

El brasileño jugó cedido en el Espanyol en el 2012 y el Liverpool pagó 11 millones al Inter por su fichaje en el 2013

Todo cambió en Anfield para Coutinho, convirtiéndose en un jugador importante y en un gran complemento para el ahora nueve azulgrana Luis Suárez, quien sacó un buen rédito a las cabalgadas y asistencias del brasileño. La marcha del goleador uruguayo al Barça en el verano del 2014 abría las puertas a Countinho para convertirse en el jugador referencia en Anfield. Y el brasileño no la desaprovechó.

Un habitual de la 'Canarinha'

Su prestancia con los 'reds' propició también una mayor presencia con la selección de Brasil, con la que debutó en octubre del 2010 en un amistoso contra Irán. Descartado por Luiz Felipe Scolari para el Mundial del 2014 precisamente en Brasil, Coutinho se ha convertido ahora en un habitual de las convocatorias de Dunga, quien contó con él para la Copa América del 2015 y la del 2016, la del Centenario, disputada en EEUU.

Ahora, llega al Camp Nou en su plenitud futbolística y con el reto mayúsculo de demostrar que puede ser el mejor complemento para Messi y Suárez, y un jugador imprescindible para un Barça obligado cada año a ganar la Liga y la Champions.

0 Comentarios
cargando