21 feb 2020

Ir a contenido

El Ayuntamiento y el club llegan a un acuerdo para construir el Espai Barça

El plan prevé la reforma integral del Camp Nou y el entorno del estadio

TONI SUST / BARCELONA

Imagen virtual del futuro Espai Barça, que se ubicará junto al nuevo Camp Nou.

Imagen virtual del futuro Espai Barça, que se ubicará junto al nuevo Camp Nou.

Tras décadas de negociaciones, aproximaciones y desacuerdos, puesto que el proyecto inicial (menos ambicioso que el actual) tiene su origen con la presidencia de Josep Lluís Núñez, el Ayuntamiento de Barcelona y el Barça anunciarán este jueves el acuerdo para iniciar la construcción del Espai Barça, un macroproyecto que incluye desde la reforma integral del Camp Nou hasta la construcción del nuevo Palau Blaugrana pasando por la reordenación del entorno del estadio.

El pacto alcanzado se explicará con todo detalle a partir de las 12.30 en el consistorio. De hecho, la aproximación entre las dos partes era ya evidente en los últimos meses, sobre todo después de que el club aceptara amoldarse a los criterios propuestos por los técnicos municipales en la construcción de varias de las edificaciones que integran el macroproyecto azulgrana.

El proyecto incluye la reforma integral del Camp Nou y la reordenación del entorno del estadio

El Barça, a falta de aclararlo con más detalle, ya había aceptado reducir la altura prevista de algunos edificios, limitar a menos de 10.000 metros el uso hotelero de la zona, garantizar igualmente la movilidad de los vecinos (otra de las grandes reivindicaciones), limitar igualmente la presencia de autocares en los alrededores del Camp Nou los días de partido y reducir también la oferta de suelo comercial para que el impacto en las tiendas de Les Corts fuera el menor posible.

UN COSTE DE 600 MILLONES

El presupuesto del Espai Barça se eleva a los 600 millones, de los que 360 ya se destinarán a la renovación del Camp Nou, que quedará parcialmente cubierto. La otra gran partida, 90 millones, serán para el nuevo Palau Blaugrana (con capacidad para 12.000 espectadores), que se levantará donde ahora se ubica el Miniestadi. El nuevo campo donde jugará el Barça B se está construyendo junto a la ciudad deportiva de Sant Joan DespíLlevará el nombre de Johan Cruyff y se prevé que pueda estrenarse a mediados de la temporada 2018-19.

El Espai Barça también prevé la construcción de una pista de hielo subterránea con capacidad para 800 espectadores, un pabellón anexo al Palau Blaugrana para 2.000 personas, un gran aparcamiento también subterráneo para ubicar unos 50 autocares y otros dos párkings que podrán dar cabida a 3.200 turismos y 1.000 motocicletas.