JUICIO EN LA AUDIENCIA DE BARCELONA

El tribunal rechaza que se hayan vulnerado los derechos fundamentales de Messi

La defensa intenta sin éxito anular el proceso y la madre del jugador se acoge a la posibilidad de no declarar contra su hijo

La Agencia Tributaria realizó hasta 21 actas de inspección al delantero antes de que la fiscalía presentara la querella

El abogado de Messi, Enrique Bacigalupo, contesta a un enjambre de periodistas a la entrada de la Audiencia de Barcelona, el martes.

El abogado de Messi, Enrique Bacigalupo, contesta a un enjambre de periodistas a la entrada de la Audiencia de Barcelona, el martes. / DANNY CAMINAL

Se lee en minutos

Una hora ha durado este martes la primera sesión del juicio contra Leo Messi y su padre, Jorge Horacio Messi, por el presunto fraude a Hacienda de 4,1 millones de euros entre el 2007 y el 2009. Y con el banquillo de los acusados vacío. El jugador y su progenitor no han acudido a la vista, acogiéndose a su derecho a no hacerlo, ya que la pena que se le pide es inferior a los dos años de prisión. Lo harán el próximo jueves para declarar. El tribunal ha rechazado que durante el proceso se haya vulnerado el derecho de los investigados de no declarar o aportar pruebas en su contra, tal y como solicitaba la defensa para reclamar la anulación de la causa.

Los abogados defensores de Messi y de su padre, Enrique Bacigalupo y Javier Sánchez-Vera, han planteado como cuestión previa de que se había vulnerado el derecho fundamental de sus representados porque, en su opinión, la acusación contra ellos pivota en documentos que los asesorers fiscales de los Messi habían entregado a la Agencia Tributaria durante la inspección fiscal y, sobre todo, del contrato de cesión de imagen firmado en el 2005 con una sociedad domiciliada en el paraíso fiscal de Belice. Estos documentos les incrimina. Los letrados han explicado que al internacional argentino recibió 21 visitas de inspección de la Agencia Tributaria antes de la presentación de la querella contra él por parte de la fiscalía.La defensa también ha entregado un informe pericial al tribunal que demuestra que la firma estampada en un contrato no es la de Messi, a pesar de que su nombre figura en el documento.

La fiscala Raquel Amado se ha opuesto a los argumentos de la defensa y ha asegurado que la acusación (ella solo pide pena para el padre y exculpa a Messi) no solo se apoya en el contrato con la sociedad de Belice aportado por los asesores del jugador y de su padre durante la inspección de la Agencia Tributaria, que "solo fue el punto de partida", sino en otros documentos que demuestran “la estrategia defraudatoria” creada para no pagar impuestos en España. “Fue una simulación de la cesión de derechos de imagen” del jugador, ha dicho. Y es que las empresas que estaban interesadas en explotar esos derechos los contrataban con sociedades ubicadas fuera de España. El abogado del Estado también se ha opuesto a las pretensiones de la defensa.

PRIMEROS ABANDONOS

Tras estas intervenciones, el presidente del tribunal ha anunciado que se rechazaba de plano las alegaciones de la defensa sobre la vulneración de derechos fundamentales, pues, a su entender, las presuntas irregularidades se cometieron en el proceso administrativo abierto por la Agencia Tributaria, pero no tiene consecuencias en la investigación judicial. Los magistrados expondrán sus argumentos en la sentencia.

El juicio debería haber continuado con la declaración de cuatro testigos. Pero fue un fiasco. La madre de Messi, Celia Cuccitini, no ha comparecido y se ha acogido a su derecho a no declarar contra su hijo y su marido. Dos testigos tampoco se han presentado y serán citados de nuevo. Mientras que un cuarto, al parecer, ha fallecido y se ha requerido que se investigue si esto es cierto. Mañana miércoles continúa la vista con la declaración de más

AL CONTRATAQUE

En las puertas de la Audiencia de Barcelona y antes de iniciarse la vista, el abogado de Messi, Enrique Bacigalupo, ha explicado a los periodistas que su estrategia será “al contrataque”, utilizando un símil futbolístico, y ha reiterado que el jugador azulgrana no sabía lo que firmaba, en alusión a los documentos que, en opinión de la Abogacía del Estado, acreditan el presunto fraude. A la salida del Palacio de Justicia ha añadido: "Todavía queda mucho partido".

Te puede interesar

“Mi papá es el que lleva mis cosas”, declaró en septiembre del 2013 Messi a la juez de Gavá que le tomó declaración. “Yo me decido solo a jugar a fútbol”, dijo el jugador, según la declaración publicada en exclusiva por 'EL PERIÓDICO'.exclusiva por 'EL PERIÓDICO'. El futbolista ha tenido que abandonar la concentración de la selección argentina, con la que va a disputar la Copa América, para viajar a Barcelona y declarar ante el tribunal. Su abogado ha presentado un certificado médico que destaca que el delantero sufre dolor agudo producto de una lesión y que, por ello, no puede asistir a todas las sesiones del juicio.

El futbolista solo está acusado por el abogado del Estado, que solicita para él y su padre una pena de 22 meses y medio de prisión. La fiscala Raquel Amado exculpa a Messi y únicamente pide 18 meses de cárdel para el padre.