EL DELANTERO AZULGRANA EN EL BANQUILLO DE LOS ACUSADOS

Messi: "Nunca miro los contratos, no sé lo que firmo"

Así fue la declaración ante la juez del futbolista del Barça, cuyo juicio por presunto fraude fiscal empieza este martes

El 'crack' reconoce que no sabe de dónde proceden sus ingresos. "Yo me dedico a jugar a fútbol. Es lo que hago"

Messi: "Nunca miro los contratos, no sé lo que firmo"
Se lee en minutos

J. G. ALBALAT / MARGARITA BATALLAS / BARCELONA / MADRID

Leo Messi y su padre, Jorge Horacio Messi, empezarán a ser juzgados este martes en una sala de la Audiencia de Barcelona por, presuntamente, haber defraudado a Hacienda 4,1 millones de euros entre los años 2007 y 2009. El futbolista del Barça solo está acusado por la Abogacía del Estado, que solicita para él y para su progenitor una pena de 22 meses y medio de prisión (7 meses y 15 días por cada uno de los tres delitos contra la Hacienda Pública) y una multa.

La Abogacía del Estado  pide para el argentino y para su padre 22 meses y medio de cárcel por tres delitos contra Hacienda. La fiscala, en cambio, exculpa al jugador

La fiscala Raquel AmadoRaquel Amado, sin embargo, exculpa al delantero argentino y únicamente pide 18 meses de cárcel para Jorge Horacio, que se ha responsabilizado de la gestión tributaria y de los negocios de su hijo.La defensa reclama la absolución de padre e hijo. EL PERIÓDICO ha tenido acceso a la declaración del futbolista ante la jueza de Gavá que instruyó el proceso. "Yo confío en mi papá, que es el que lleva mis cosas, y lo que él me dice lo hago", dijo el delantero. Estos son algunos momentos del interrogatorio.

EXPECTACIÓN EN GAVÀ

El 27 de septiembre del 2013 por la mañana hay una gran expectación en la sede de los juzgados de Gavà. Messi había sido citado a declarar como imputado (ahora investigado, según la nueva terminología) por la querella presentada contra él y su padre por la fiscalía por haber defraudado a Hacienda 4,1 millones de euros. Le acompaña ese día el que entonces era su abogado, Cristóbal Martell (ahora lo defiende Enrique Bacigalupo). Antes de empezar el interrogatorio, la secretaria del juzgado informa al jugador de sus derechos, entre ellos la posibilidad de no declarar y a no confesarse culpable. Después le pregunta: "¿Va usted a declarar?". "Sí", contesta él.

Primero, la jueza le relata los hechos recogidos en la querella del fiscal y los delitos de los que se le acusa. Y nada más terminar le hace la primera pregunta directa. "¿Quién se encargaba de las gestiones relativas a la tributación y a las cuestiones económicas?".

-Messi: Mi familia, mi mamá, mi papá.

-Jueza: Cuando usted firmaba algún documento, ¿leía el contenido del mismo?

-M: No.

-J: ¿Por qué lo firmaba? ¿Porque se lo decían?

-M: Yo confío en mi papá, que es el que lleva mis cosas, y lo que él me dice yo lo hago.

La secretaria le pide a Messi si puede hablar un poco más alto. Él asiente. La jueza vuelve a tomar la palabra y le enumera una serie de sociedades que componen la primera estructura que fue creada supuestamente para no pagar impuestos en España y le requiere para que diga si ha sido administrador, socio o accionista. El jugador responde con un rotundo "no".

-J: Respecto a las sociedades, ¿qué sabe?

-M: Yo aunque me entere de todo eso no entiendo nada.

-J: Le voy a exhibir un contrato de cesión de derechos de marzo del 2015. ¿Tiene conocimiento de este contrato?

-M: La verdad que ni idea. Por más que mire, no sé. Firmé las cosas, pero nunca miro los contratos. No sé lo que firmo.

Leo Messi

"Confío en mi papá, es el que lleva mis cosas, y lo que él me dice, yo lo hago"

La jueza le insta a que hable un poco más alto. El jugador le dice: "No sé, es mi manera de hablar". Y continúa el interrogatorio.

-J: Ajá. Y en relación con otros contratos de servicios que se hubiera firmado en determinación de las comisiones y retribuciones, ¿sabía algo usted?

-M: Nada, nada.

La jueza enseña al delantero una escritura sobre la cesión de derechos y le requiere para que reconozca su firma. El jugador pregunta primero dónde está la firma y luego dice que es la suya, aunque aclara que no se acuerda de ese documento.

-J:  Vale. ¿Desde qué año usted percibe elevados ingresos derivados de los derechos de imagen?

-M: La verdad es que nunca miré el tema del dinero. Es algo que maneja mi papá. Y confío en él. Yo me dedico a jugar a fútbol. Y es lo que hago. Todo lo que sea respecto a contrato y...

-J: ¿Pero usted es el destinatario final de los ingresos o se los reparten entre ustedes? Explíqueme un poco, a ver.

-M: Sí. Es mío. Pero yo al final del año veo el resumen de lo que tengo, de lo que he hecho en el año. Pero no pregunto de dónde sale el dinero. Sé que el club me paga y nada más, nada más (...)

-J: Aparte de la relación laboral con el club, ¿sabía usted o era consciente de que los derechos de imagen generaban unos ingresos?

Leo Messi

"Yo al final del año veo el resumen de lo que tengo, de lo que he hecho en el año. Pero no pregunto de dónde sale el dinero"

-M: No, ya le digo. Yo lo único que sé es lo que entra a final del año. Lo que tengo, lo que hice, no sé dónde está la plata, dónde va...

-J: ¿Es una sociedad, es una empresa?

-M: No sé. Me acuerdo de firmar un contrato con Adidas, que es una marca que me patrocina, pero no sé cómo.

-J:  Mire, le voy a exhibir a continuación una serie de documentos, a ver si tiene conocimiento de ellos, porque aparece su nombre en todos ellos, ¿vale? Este primero del 30 de enero del 2006

-M: Sí, me acuerdo de que firmé un contrato con Adidas.

-J: ¿Y respecto a los otros que ve aquí? ¿Con Danone?

Te puede interesar

-M: Sí, se ve que sí, porque esta es mi firma.

Messi deberá enfrentarse esta semana de nuevo a las preguntas de la fiscalía, de la Abogacía del Estado y de su defensa. Lo normal será que no se mueva ni un ápice de la declaración que hizo en el juzgado y más cuando su padre, Jorge Horacio Messi, se ha responsabilizado de la gestión tributaria y de los derechos de imagen de la estrella. El progenitor alegó que el delantero era ajeno a esta cuestión. "Mi hijo se ha dedicado siempre y solamente a jugar a fútbol", defendió el progenitor. Messi rubricó esa tesis. Un tribunal de la Audiencia de Barcelona valorará ahora si es así o no.