25 nov 2020

Ir a contenido

El 'caso Neymar' retrocede

La Audiencia Provincial pide al fiscal y al abogado de la Agencia Tributaria que reformule las acusaciones al Barça

J. G. ALBALAT / BARCELONA

Bartomeu y Rosell, en la Audiencia Nacional de Madrid, el pasado mes de febrero. 

Bartomeu y Rosell, en la Audiencia Nacional de Madrid, el pasado mes de febrero. 

La Audiencia Provincial de Barcelona ha aceptado los recursos que presentaron los abogados del FC Barcelona, de su presidente, Josep Maria Bartomeu, y el expresidente, Sandro Rosell, y ha anulado el auto de apertura de juicio oral dictada por el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, en el ‘caso Neymar’.

Esta decisión provoca que el proceso judicial retroceda al momento en que se dio por finalizada la investigación. Es decir, ahora la fiscalía como la Abogacía del Estado deberán presentar de nuevo sus escritos de acusación, pero esta vez ante el juzgado de Barcelona que se encarga del caso. Lo normal sería que mantuvieran sus peticiones. Tanto Bertomeu como Rosell siguen teniendo la condición de investigados o lo que anteriormente se denominaba imputados. Es decir, la acción penal continúa dirigiéndose contra ellos.

Bartomeu, Rosell y el Barça dejan de estar acusados, por ahora, hasta que la Fiscalía y el abogado del Estado presenten sus nuevos escritos 

El fiscal de la Audiencia Nacional José Perals solicitó en marzo del 2015 dos años y tres meses de prisión y 3,83 millones de euros de multa para Josep Maria Bartomeu, y más de siete años de cárcel y 25,15 millones de sanción para su antecesor, Sandro Rosell, por delitos fiscales y societarios en la contratación de Neymar. También una multa de 22,2 millones de euros para la entidad blaugrana, imputada como persona jurídica.

PETICIÓN DE 63 MILLONES

Además, como responsabilidad civil, el ministerio público reclamaba 9,55 millones de euros para Rosell y el club solidariamente y 1,9 para Bartomeu y la entidad conjuntamente, según el escrito de acusación. Entre multas e indemnizaciones, los dirigentes y el club líder de la Liga se enfrentan a tener que abonar un total de 62,66 millones de euros. El coste del futbolista, impuestos incluidos, fue de 94,8 millones.

El Barça ha emitido una nota este jueves en el que asegura que "la anulación de la interlocutoria de la apertura del juicio oral" dictada por Ruz significa que "invalida todas las actuaciones" que se tomaron y que, por tanto, Rosell, Bartomeu y el Barça "dejan de estar acusados". En la última línea, el comunicado admite, sin embargo, que "las partes han de volver a formular las acciones y las defensas que correspondan".