Ir a contenido

LA DECLARACIÓN DE INTENCIONES

"Intentaremos estar a la altura del socio"

Bartomeu promete "trabajar con rigor y sudar la camiseta para seguir siendo el club más grande"

MARCOS LÓPEZ / BARCELONA

Josep Maria Bartomeu se dispone a depositar su voto en una de las urnas colocadas en el Camp Nou para elegir al nuevo presidente del Barça.

Josep Maria Bartomeu se dispone a depositar su voto en una de las urnas colocadas en el Camp Nou para elegir al nuevo presidente del Barça. / JORDI COTRINA

Avisó, ya llegada la medianoche en el Camp Nou, que «mi voz no tiene la fuerza de otros días». Y tenía razón. Estaba Josep Maria Bartomeu lleno de alegría, pero su voz no le podía seguir. Agotado de hablar durante todo el día con los socios, y después de ser proclamado ganador de las elecciones, acudió al Auditori 1899 del Camp Nou escoltado por sus directivos, familiares, colaboradores de campaña. Y justo antes de ponerse a lanzar su primer discurso como presidente, Jaume Masferrer, su gurú, su ideólogo y director de campaña, depositó unos folios en el estrado. «Quiero leer mis palabras porque no quiero equivocarme y quiero lanzar un mensaje claro».

Así fue. Bartomeu, con Jordi Cardoner, su vicepresidente primero, pegado casi a su rostro, iba deslizando la nueva hoja de ruta de su mandato. En realidad, es la misma hoja que ha diseñado en este último año y medio tras la marcha de Rosell (enero del 2014) y que le ha hecho ganar, por mayoría absoluta, las elecciones dejando en la cuneta a los otros tres candidatos derrotados: Laporta, Benedito y Freixa. «Se ha vuelto a demostrar que no solo en el césped somos el mejor club del mundo, nos han vuelto a mirar con respeto y admiración ya que somos un club singular que es propiedad de los socios». Así empezó su relato el nuevo presidente del Barça.

Después, agarrándose a uno de sus eslóganes de campaña («seguir creciendo y seguir ganando»), enumeró los retos que se ha planteado para el futuro inmediato. «Seguiremos ganando si somos capaces de dar a Luis Enrique los mejores jugadores, si organizamos La Masia como base del equipo, si nos convertimos en referente mundial del equipo femenino e intentaremos estar a la altura de la confianza que nos ha dado el socio».

MENSAJE CASI DELETREADO

En apenas un par de ocasiones fue interrumpido su discurso, que hizo de manera lenta y cuidadosa. Evitó, en todo momento, ir rápido. No quería comerse ninguna palabra. «Trabajaremos con rigor y sudaremos la camiseta como Puyol, Xavi, Abidal o Messi para seguir siendo el club más grande del planeta. De Catalunya al mundo», explicó Bartomeu, cuyo torrente de alegría no se expresaba, curiosamente, en sus palabras. Eran más bien frías, lejos de la contundente victoria electoral que acababa de protagonizar.

Una vez acabado su mensaje institucional, Bartomeu volvió a ser el Bartomeu sonriente, expresivo como pocas veces se ha visto, enseñando los tres dedos del triplete conquistado en Berlín, del tridente y, desde anoche, de su triunfo en las elecciones. «Seguiremos creciendo y seguiremos ganando si este proyecto es un lugar común para todo el barcelonismo», afirmó Bartomeu reclamando «unidad para ser todavía más fuertes».

Defendió, eso sí, la necesidad de levantar el Espai Barça, no hizo ni una sola mencion a Catar y, después de las fotografías, bajó del estrado para darse la vuelta y aplaudir a su nueva junta directiva. Era, aunque sus palabras no lo desprendían, el Bartomeu más exultante nunca visto en el Camp Nou. El Bartomeu que logró su triplete.

0 Comentarios
cargando