La pretemporada azulgrana

Bryant, el fichaje imposible

El alero de los Lakers dice estar abierto a escuchar una oferta para jugar en la sección de básquet durante el cierre de la NBA

El club le regala ya el dorsal 24 pero del equipaje de fútbol

Futbolero 8Kobe Bryant (en primer término, de azulgrana) disputa un balón con Guardiola al fondo, ayer en Washington.

Futbolero 8Kobe Bryant (en primer término, de azulgrana) disputa un balón con Guardiola al fondo, ayer en Washington. / SPORT / MARC CASANOVAS

Se lee en minutos

JOAN DOMÈNECH
WASHINGTON

Está de vacaciones, es culé, le gusta el fútbol, el Barça visita su país y está contratado por Turkish Airlines y por Nike, dos de los principales patrocinadores azulgranas. Era previsible que Kobe Bryant sacaría la cabeza en la gira del equipo. Hasta se hospedó en el mismo hotel. En el partido ante el Manchester, recibido como la estrella que es, chutó unos penaltis en el descanso y luego entregó el trofeo de ganador al conjunto inglés. Ayer, participó en un encuentro benéfico, al lado de Pep Guardiola, y luego se sentó con Puyol y Busquets en un acto promocional de la compañía aérea.

Podría ser un barcelonista más si quisiera. Pero de hecho, no solo de corazón. Bryant vistió por un día la camiseta azulgrana. Lástima que era el equipaje de futbolista y se trataba de una actividad solidaria. Esa afinidad culé debería servir para que fichara por la sección de básquet. Es cuestión de voluntad. Los jugadores de la NBA, en el paro por el cierre patronal, han recibido vía libre para jugar en Europa.«El club entiende que debes tomar una decisión»,le sugirió el presentador de la rueda de prensa mientras le entregaba otra camiseta con el dorsal 24.

No fue el único. Puyol también se lo propuso cuando Bryant afirmó que se veía incapaz de jugar a fútbol.«No podría si quieren ganar la Champions otra vez»,contestó el alero de los Lakers. A su lado, el capitán del Barça, le musitó:«Pero puedes venir al básquet». Puyol le tendió un papel, como si fuera un contrato.«¡La primera oferta!»,celebró el pentacampeón de la NBA, que se confiesa un gran aficionado al fútbol.

Kobe Bryant (32 años) nació en Filadelfia pero a los 6 años se trasladó a Italia porque su padre, Joe Bryant, abandonó la NBA para fichar por el Rieti. Se hizo seguidor del Milan y con los años le atrapó el estilo del Barça, al que visita en cada gira americana de su equipo por Europa.

«Mi teléfono está aquí, no suena. Jugaría en cualquiera lugar, porque crecí en Europa y me siento cómodo allí. Si el Barça-con la pronunciación catalana-me llama y me dice que vaya, lo escucharé, eso seguro»,aseguró Bryant. La negociación del salario sería un problema, conociendo la época de vacas flacas por la que atraviesa el club. Igual duraría más que el fichaje de Cesc o el de Alexis. Y si en el caso del fútbol el Barça compite con las ofertas del fútbol inglés, con el básquet pelearía con los magnates de los clubs turcos. Bryant ya ha conversado con algunos de ellos. Ricky Rubio y los hermanos Marc y Pau Gasol también están afectados por el paro patronal.

La reaparición

Te puede interesar

El último evento antes de partir a Miami supuso la reaparición de Pep Guardiola con la camiseta del Barça. También la de Andoni Zubizarreta como portero. El técnico marcó un gol en el partido de fútbol-6 que promocionaba la fundación de Mia Hamm, embajadora del Barça en EEUU, para regocijo de sus hijos, que no le recordaban vestido de futbolista.

La participación azulgrana se vio completada con algunascelebritiesestadounidenses, como las futbolistas subcampeonas mundiales Alex Morgan, Tobin Heath, Alex Hrieger y Heather O'Reilly y el alero de Boston Celtics Jeff Green. La fundación fomenta la investigación de las enfermedades de médula ósea y facilitar la integración al deporte de los trasplantados y las mujeres en general.