La final de la Liga Endesa

Higgins, antes del segundo Barça-Madrid: "Tenemos que cambiarlo todo"

  • El vestuario azulgrana asume que necesita un giro radical en la segunda cita del Palau si quieren competir con garantías frente al equipo blanco (21h, #Vamos)

Cory Higgins atiende a los medios antes del entrenamiento de este martes en el Palau

Cory Higgins atiende a los medios antes del entrenamiento de este martes en el Palau / ACB Photo

3
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

El estreno de la final de la Liga Endesa dejó un escenario muy claro de cómo llegan los dos equipos a este tramo final de temporada. Un Madrid enrachado, con 16 victorias en los últimos 17 partidos (solo la derrota en la final de la Euroliga) dominó de principio a fin el primer encuentro, fue superior a nivel físico y a nivel mental y, a las primeras de cambio, se adueñó de la ventaja de campo en una eliminatoria, que se ha teñido de blanco.

El Barça, superado en energía, mentalidad y rebote, sigue en la línea irregular y de falta de confianza de los últimos meses. Así que no le queda más opción al equipo azulgrana en la defensa de su título de campeón que dar un giro radical a su imagen en el segundo encuentro que este miércoles volverá a enfrentarles en el Palau Blaugrana (21 horas, #Vamos).

"Tenemos que cambiarlo todo. Ellos nos superaron en todas las formas posibles en el primer partido, físicamente y mentalmente. Así que tenemos que cambiar nuestro enfoque y nuestra mentalidad, y estar listos para el segundo partido", aseguró Cory Higgins, que este martes celebró su 33 cumpleaños, antes del entrenamiento matinal en el Palau.

Higgins fue uno de los jugadores de Jasikevicius que quedó señalado por su bajo rendimiento (4 puntos en 21 minutos), inmerso en una dinámica colectiva de irregularidad y falta de confianza, en la que sobresale Brandon Davies (7 puntos, 6 rebotes), una pieza angular durante la primera parte de la temporada, pero a la que no escapan otros jugadores como Hayes (2 puntos en 14 minutos) o Abrines, que se quedó sin anotar.

Lesión grave Randolph

“Ellos fueron claramente mejores. El Madrid estuvo más agresivo, yendo a todos los balones divididos, reboteando por encima de nuestras cabezas y nosotros siempre un paso por detrás. Si no conseguimos elevar nuestro nivel de energía, esta puede ser una serie muy corta”, admitió Jasikevicius.

El Barça logró suavizar la derrota en el último cuarto, gracias a la aportación individual de Laprovittola y Jokubaitis. Pero necesitará que esa misma actitud se contagie al resto de jugadores para cambiar la dinámica de la final. “El Madrid nos vió un poco débiles y nos atropelló. Hay que ganar como sea y poner todo de cada uno”, señaló el base argentino.

Noticias relacionadas

El madridista Adam Hanga explicó, por su parte, que espera un partido muy distinto respecto al que se vivió 36 horas antes en el Palau. “Ganar dos veces seguidas al Barça es complicado. Seguro que ellos van a salir desde el principio a apretar mucho, a intentar jugar muy físico. En nuestra cabeza, todo empieza de cero, mañana es otra batalla. Nuestro trabajo no está hecho, aunque estamos contentos con la victoria, hay que seguir. El camino hasta la victoria será muy duro y nos queda mucho hasta levantar el título", añadió.

El Real Madrid, por otra parte, confirmó la grave lesión de rodilla de Anthony Randolph en este primer partido de la final. El ala-pívot estadounidense sufre una rotura completa del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, de la que será intervenido en los próximos días.