La 'final four' de la Euroliga

Micic y Pleiss someten al Madrid y dan una segunda corona europea al Efes

El base serbio repitió por segundo año como MVP con 23 puntos y el pívot alemán, con 19 puntos y 7 rebotes, fue clave en el desenlace de un pulso agónico (57-58)

Micic, estrella del Efes, intenta controlar un balón en presencia del madridista Tavares

Micic, estrella del Efes, intenta controlar un balón en presencia del madridista Tavares / Andrej Cukic / Efe

4
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

El Anadolu Efes seguirá como el rey del baloncesto europeo. Una ajustada victoria frente al Real Madrid en la final de Belgrado (57-58) le permitió retener el título de campeón, después de un pulso agónico que el equipo de Laso dominó durante tres cuartas partes, pero en el que le faltó el instinto asesino que sí mostró frente al Barça. La undécima Copa de Europa blanca tendrá que esperar.

Vasilije Micic, en una nueva demostración de talento, cargó con el peso del cuadro turco hasta los últimos minutos y sus 23 puntos (y sobre todo el triple clave en semifinales) lo catapultaron, por segundo año, como el MVP en Belgrado. Pero el pívot alemán Thibor Pleiss tuvo un papel clave en el Efes, con sus 19 puntos, 7 rebotes y sobre todo acciones decisivas en un desenlace jugado a cara y cruz. El expívot azulgrana anotó las dos últimas canastas del defensor del título, una de ellas en un rebote ofensivo, que hicieron posible que revalidaran el título logrado hace un año en Colonia.

"No podemos reprochar nada a los chicos, lo han dejado todo, en un cara o cruz era un equipo difícil, nuestro plan era haber llegado al final con más ventaja, se lo han llevado ellos, no ha podido ser", declaró Pablo Laso, nada más concluir la final, a los micrófonos de DAZN. "Estamos hablando de una final, qué duda cabe que hemos tenido dominio en muchas cosas, ha habido detalles al final que nos han hecho daño. Ahora estás jodido, felicitar al Efes que se ha sabido mantener, nosotros hemos tenido cuatro o cinco tiros clárisimos que hubieran abierto el partido", agregó el preparador blanco.

La experiencia del campeón fue clave para el Anadolu Efes, aunque de entrada acusó mucho más la tensión y los nervios de la final que un Madrid dominante de inicio, con un Tavares arrollador en la zona. La actuación del pívot caboverdiano en los primeros minutos lanzó al equipo de Laso.

Con 12 puntos, 7 rebotes (tres de ellos ofensivos), Tavares impuso el terror y contagió confianza a un equipo muy físico, en el que Abalde y Hanga asumieron, desde el inicio, la dirección de juego, ante la lesión en semifinales de Williams-Goss. La insinuación de Laso de recurrir a Heurtel no se concretó.

El Madrid se sintió muy cómodo, con ventajas de hasta siete puntos (15-8) hasta que se vio obligado a iniciar las rotaciones. La rápida segunda falta de Tavares obligó a Laso a protegerlo en el banquillo y su ausencia permitió a los jugadores turcos más acciones cerca de canasta. Larkin, muy activo, y Micic, también empezaron a encontrar más espacios, después de la intensa defensa impuesta por los blancos, con Rudy, Hanga y Taylor en el mismo quinteto. El acierto de las dos estrellas del Efes devolvió el equilibrio al marcador por momentos en el segundo cuarto (31-29, m. 18), pero un par de triples de Randolph, que no había jugado ni un minuto en semifinales, dio aire a los madridistas al descanso (34-29).

Dominio de las defensas

Noticias relacionadas

La fuente se secó tras el descanso para los dos equipos. Las defensas dieron un paso adelante, el juego se espesó y se hizo más físico y la consecuencia fue un raquítico 9-11 de parcial en el tercer periodo para al Anadolu Efes, que intentó recuperar la iniciativa. Tavares desapareció, de la misma forma que había aparecido en la final: de repente, igual que los tiradores blancos. Ni Causeur ni Llull tuvieron la inspiración de 48 horas antes y la presión también pesó sobre Yabusele (3 puntos). El Madrid acabó con un flojíismo 6 de 33 en triples (un 18%)

Pero el panorama también se espesó para el cuadro turco (6 de 24, un 25%), porque solo Micic lograba sumar, mientras el equipo de Ataman echó de menos a Larkin y a un desaparecido Bryant. Solo cinco jugadores otomanos anotaron. En ese escenario necesitado de héroes, apareció de forma inesperada Pleiss, que ha completado una de sus mejores temporadas. Su presencia en la zona reequilibró la pelea por el rebote, que había sido blanco en el primer tiempo, imponiéndose en la batalla con Poirier. Y, sobre todo, tiró de su privilegiada muñeca para complementar en ataque a Micic. Entre ambos devolvieron la iniciativa al Efes en los últimos minutos y dieron el golpe definitivo sin que el Madrid lograra cambiar su suerte.

Real Madrid, 57 - Anadolu Efes, 58

Real Madrid: Abalde (2), Hanga (5), Deck (5), Yabusele (3), Tavares (14) –cinco inicial- Causeur (3), Randolph (6), Rudy (2), Poirier (5), Llull (9), Taylor (3)

6 de 33 triples (Randolph, 2), 40 rebotes, 22 ofensivos (Tavares, 11), 14 asistencias (Llull, 6)



Anadolu Efes: Larkin (10), Micic (23), Anderson (-), Moerman (-), Pleiss (19) –cinco inicial- Beaubois (-), Singleton (), Bryant (-), Dunston (2)

6 de 24 triples (Micic, 4), 44 rebotes, 11 ofensivos (Pleiss, 7), 7 asistencias (Larkin, 4)


Parciales: 15-14; 19-15; 8-11; 15-18