EUROBASKET FEMENINO

España gana con solvencia a Montenegro (78-51) y ya está en cuartos de final

Con una gran defensa y la aparición en ataque María Conde para complementar a Astou Ndour, la selección continúa su crecimiento en el torneo antes de jugar ante Serbia

La internacional española María Conde (d) intenta superar la defensa de Montenegro en octavos de final del Eurobasket.

La internacional española María Conde (d) intenta superar la defensa de Montenegro en octavos de final del Eurobasket. / Kai Forsterling / EFE

1
Se lee en minutos
Alejandro García
Alejandro García

Periodista

ver +

La derrota inicial ante Biolerrusia en el Eurobasket femenino relegó a España a jugar una ronda eliminatoria extra, pero en el partido de octavos de final, en La Fonteta de Valencia, terminó por ser, más que un estorbo, un espaldarazo para la selección de Mondelo, que terminó gustándose para ganar con solvencia ante Montenegro (78-51) y refrendar su su crecimiento en el campeonato antes de cuartos de final, este miércoles (21.00 h) ante Serbia

El equipo español empezó a cimentar su ventaja, de 8 puntos al final del primer cuarto y de 18 al descanso, con un despliegue defensivo espectacular, con mención especial para la murciana Laura Gil, con el que detuvo al trío de oro montenegrino: Jovanovic, Dubljevic y Gatling

La murciana Laura Gil lucha un balón ante Gatling en el partido ante Montenegro.

/ EFE

Aparición de María Conde

Con muchos puntos al contraataque, en el otro lado de la pista España desplegó un ataque alegre, variado y certero, liderado por Astou Ndour (17 puntos) y por la espectacular aparición de María Conde desde el banquillo, con 15 anotaciones en poco más de 9 minutos de juego antes del descanso y 19 al final con 7 de 7 en tiros de campo, y todo entre un gran despliegue general de jugadoras como Cristina Ouviña o Maite Cazorla, cada una con 8 puntos al final.

La tendencia del partido se mantuvo tras la reanudación y hasta el final, con la selección española lanzada, con grandes minutos de Queralt Casas en la dirección, y con Montenegro atascada, con sus mejores jugadoras frustradas y en problemas de faltas. 

Noticias relacionadas