Los 'play-offs' de la Euroliga

El Zenit somete a un Barça irreconocible y lleva la serie al desempate

El equipo de Pascual dominó de principio a fin el cuarto partido con 22 puntos de Pangos y dejó sin opción a los azulgranas (74-61)

El base del Zenit Pangos lanza a canasta en presencia de Oriola

El base del Zenit Pangos lanza a canasta en presencia de Oriola / Anton Vaganov /Reuters

Se lee en minutos

Pocas veces el Barça ha ofrecido una imagen de tanta impotencia como la del cuarto partido de la serie frente al Zenit. El equipo ruso pasó por encima de los azulgranas, ganándose a pulso el derecho al desempate que se disputará el martes en el Palau (74-61), algo que nadie podía pensar cuando esto empezó. Es un premio merecido al juego y el esfuerzo de los hombres de Pascual y la penitencia de los de Jasikevicius, cuya imagen en estos ‘play-offs’ nada tiene que ver con la del bloque ilusionante de esta temporada. El 2-2 en el que se encuentra la eliminatoria y la forma en la que han llegado los dos equipos eleva las dudas sobre los barcelonistas.

El Barça ha ido perdiendo elementos, desfigurándose y siendo cada vez más irreconocible en una eliminatoria en la que se ha encontrado muy incómodo. Hay jugadores a los que la defensa del Zenit ha ido limitando al máximo, sobre todo a Mirotic, el hombre llamado a marcar diferencias. También otros como Abrines o Hanga, sacrificados a tareas defensivas. Pero en la rotación han ido desapareciendo también dos campeones del mundo como Claver (ni un minuto en San Petersburgo), y Oriola, a quien recurrió el técnico con un marcador ya de 46-33 (m. 27) y solo jugó 4 minutos. Los roles han variado también respecto a la temporada, sobre todo en la posición del base, por la que pasaron Calathes, Bolmaro, Hanga y hasta Higgins.

Pizarra y actitud

Fue una cuestión de pizarra lo que llevó al Barça a naufragar en el cuarto partido del Sibur Arena. Pero también de actitud. Los jugadores de Pascual fueron capaces de elevar  la intensidad de los anteriores partidos, lo que no parecía fácil. Se aplicaron con el espíritu de un superviviente desde los primeros minutos y controlaron el ritmo, con un juego eléctrico, que les llevó a sumar varias canastas de los pívots en ataques directos al aro. Así dinamitaron el marcador desde los primeros minutos (23-9, m. 8) y ya no lo dejaron escapar, bajo la dirección de Pangos, de nuevo sobresaliente. Ni siquiera el rebote fue azulgrana, como en los tres primeros choques. Y esa es una estadística en la que el deseo es fundamental.  Fue un duro repaso y solo Calathes y Higgins estuvieron en números aceptables.

La espesura, en cambio, se adueñó de las acciones del Barça que solo pudo sumar 26 puntos en el primer tiempo, ahogado por una defensa en zona del Zenit, frente a la que no encontró el antídoto. El cuadro azulgrana acabó por tirar la toalla al final del tercer cuarto, cuando las diferencias se instalaron en los 20 puntos (58-38).

Noticias relacionadas

No solo no apareció Mirotic, que parece frustrado en esta serie, incapaz de desplegar todo su talento. Es que los azulgranas perdieron la conexión con Davies, que había sido un jugador determinante hasta ahora, dejando al Barça sin puntos en la pintura. El pívot estadounidense se quedó con un solo punto de tiro libre en 25 minutos, el mejor ejemplo de que no funcionó nada.

Zenit, 74- FC Barcelona, 61

Zenit: Pangos (22), Fridzon (-), Hollins (11), Thomas 4(), Black (11) –cinco inicial- Rivers (7), Zakharov (-), Baron (7), Khvostov (-), Trushkin (-),Zubkov (-), Poythress (12)

5 de 19 triples (Hollins, 2), 38 rebotes, 8 ofensivos (Thomas, 9), 12 asistencias (Pangos, 8)


FC Barcelona: Calathes (19), Higgins (13), Abrines -(), Mirotic (7), Davies (1)- cinco inicial-Hanga  (2), Bolmaro (4), Smits (6), Gasol (-), Oriola (1), Martínez (-), Kuric (8).

4 de 19 triples (Calathes, 3), 22 rebotes, 5 ofensivos (Mirotic, 6), 12 asistencias (Higgins, 4)

Parciales: 25-13; 11-13; 22-12; 16-23