Entrevista con el entrenador del Barça de baloncesto

Jasikevicius: "No quiero ser la copia de nadie"

  • El técnico comparte sus sensaciones en una conversación con El Periódico en la semana de la Copa en Madrid

  • "Vamos a la Copa sabiendo que tenemos opciones. El equipo ha demostrado en el último mes que está muy bien", dice

  • "Estoy disfrutando mucho en el banquillo pero también sufro, como cuando era jugador", reconoce

Sarunas Jasikevicius posa en el Palau Blaugrana después de un entrenamiento.

Sarunas Jasikevicius posa en el Palau Blaugrana después de un entrenamiento. / JORDI COTRINA

6
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

Era evidente que el carisma y el liderazgo que ejercía en su etapa como jugador le acompañarían en su salto a los banquillos. Pero no era tan fácil pronosticar que apenas seis años después de retirarse, Sarunas Jasikevicius (Kaunas, 1976) se habría ganado ya la condición de mejor entrenador de la Euroliga como así lo votaron recientemente los mánagers de los 18 clubs de la competición, que consideran al Barça al equipo más incómodo y también uno de los más divertidos de ver. Su mano empieza a notarse en el Barça, al que llegó este verano para devolverlo a la pelea por los títulos. Esta semana afrontará su primer examen exigente con la disputa de la fase final de la Copa en Madrid y antes ha compartido sus sensaciones en una conversación con El Periódico. 

 

Lleva ocho meses al frente del Barça y en este tiempo son líderes de la Euroliga, segundos en la Liga y, en líneas generales, transmiten buenas sensaciones. ¿Está el equipo cerca del nivel al que aspira? Aún no hemos jugado ningún partido todos juntos. Y creo que hemos sacado algunas victorias con problemas. Así que creo que podemos estar mucho mejor. Es verdad que el rendimiento de muchos jugadores ha sido una sorpresa muy agradable. Todo el mundo está jugando, todo el mundo está aportando y eso es lo que queremos porque la  temporada es muy larga y tenemos una cantera que es muy buena y hay que aprovechar.

 

En enero habían encadenado una racha ganadora de diez victorias y cuando todo parecía pintar de color rosa, el Efes asaltó el jueves el Palau en la Euroliga. Todo un toque de atención. Como ya comenté después del partido no estuvimos finos toda la semana en los entrenamientos. Nos habíamos acomodado un poco, parecía que nos habíamos cansado de ganar. Y esa fue la consecuencia. Espero que aprendamos de los errores y pensemos qué es lo que nos ha hecho un muy buen equipo, que es la defensa y la disciplina, y sobre todo luego jugar juntos. 

 

¿Está disfrutando de esta etapa en el banquillo? Sí que estoy disfrutando mucho. Pero también sufro. Lo hacía como jugador y ahora también como entrenador. ¿Demasiado apasionado? Quizás sí. A veces me cuesta retenerme, pero siempre ha sido así y es algo difícil de cambiar. 

"Para construir un equipo ganador se necesita mucho trabajo y mucho talento. Estamos en el proceso"

 Prometió a su llegada un buen baloncesto y ganador y de momento está cumpliendo. ¿Tenía claro que había material para construir un equipo ganador? Para eso se necesita mucho trabajo y mucho talento. El talento también tiene que aprender que se necesita jugar para el equipo. Estamos en el proceso. Creo que los chicos están comprendiendo, poco a poco, lo que pedimos de ellos, cómo pueden aportar y sobre todo que lo que importa es el equipo. Luego ya veremos todo ese trabajo hasta dónde nos lleva a final de temporada.

 Sabe que en el Barça, donde es un ídolo, todo el mundo soñaba con su llegada y ahora que está usted aquí se sueña con conquistar títulos. Lo que creo es que hay que ir poco a poco. No es algo en lo que estemos pensando. Los títulos se consiguen a base de trabajo a diario. Hay que ir partido a partido e incluso entreno a entreno. Y esa tiene que ser nuestra filosofía. Si queremos ganar hay que dominar todas las facetas del juego. Hay que ser sólidos en ataque y muy buenos en defensa. Eso es lo que tenemos que conseguir. Los grandes equipos a largo plazo dominan las dos cosas.

Jasikevicius, en uno de los posados durante la entrevista.


/ Jordi Cotrina

 

Este equipo ha tenido épocas dominantes con Aíto García Reneses, con Xavi Pascual, Se ve construyendo una buena época, una época triunfal en el Palau. Tampoco quiero mirar a tan largo plazo. Pero sí que me considero un hombre de club y me importa mucho lo que juegan los jóvenes, y también me importa que el equipo transmita una buena imagen, que consigamos ofrecer un buen baloncesto a nuestros seguidores. Creo que los proyectos largos se basan en esto. 

"Ojalá que el aviso que nos mandó Efes, que es un toque de atención, nos haga volver a donde estuvimos hace un par de semanas"

A partir de esta semana, con la disputa de la Copa, llega a la parte importante de la temporada,  ¿está preparado el Barça para pelear por los títulos?

Vamos a la Copa sabiendo que tenemos opciones. Creo que el equipo ha demostrado en el último mes que está muy bien. Ojalá que este aviso que nos mandó Efes, que es un toque de atención, nos haga volver a donde estuvimos un par de semanas atrás.  Creo que tenemos opciones en todos los campeonatos si tenemos la mentalidad correcta y jugamos los partidos bien preparados.

 

El cuadro de la Copa, con Unicaja, en cuartos, y Baskonia o Joventut en unas hipotéticas semifinales, les exigirá lo máximo. A la Copa hay que ir pensando solo en el primer partido. Y ojalá nos salga un buen partido y puedes pensar luego en el segundo y en el tercero. Es una competición que no permite mirar muy lejos. Hay que ir a por Unicaja, preparar el partido bien y afrontarlo como si fuera un partido único. 

"Me considero un hombre de club, me importa que jueguen los jóvenes y que transmitamos una buena imagen"

 

Ha estado a las órdenes de los mejores entrenadores Aíto, Pesic, Obradovic, Pascual, ¿de quién ha aprendido más? ¿cuál es su principal referencia? Todos me han aportado. He tenido muchísimos entrenadores. Algunos que me gustaban, otros que no, como a cualquier jugador. Intenté sacar lo máximo de todos. Y luego también tienes que adaptarte a las características de tus jugadores. Yo estoy aprendido mucho de ellos, en qué posiciones les gusta jugar, en qué parte del campo, dónde podíamos sacar las ventajas. Y ese es un proceso muy largo.

Jasikevicius da instrucciones en un partido esta temporada

/ Quique Garcia / Efe

 

Muchos ven en usted cosas de Obradovic, sobre todo su relación con los jugadores, de cariño a veces, de broncas duras en otras. Quizás se me compare más con él porque los dos dirigimos los partidos de una manera muy agresiva y porque al margen de eso, jugué para él. Pero no quiero ser la copia de nadie. Solo intento aprender de estos grandes de los banquillos. Pero al final el que tiene que tomar las decisiones y llevar al equipo, soy yo.

 Siempre es complicado para un entrenador gestionar a una estrella. En su caso, ¿le ha costado sintonizar con Mirotic, Higgins o Calathes? Creo que el secreto es tratar a todos los jugadores igual. Al final ellos respetan eso. Quiero ser muy honesto con todos. Es mi manera de ser y siempre ha sido así. La verdad que intento no diferenciar ni el más joven ni el más experimentado. Está claro que Cory (Higgins), Nico (Mirotic) o Nick (Calathes) son nuestros líderes, pero luego hay otros veteranos que aportan su liderazgo como Hanga, que tiene una voz importante en el vestuario.

 

Noticias relacionadas

Hay quien no entiende que descartara a Heurtel y apostara por Westermann. Es de los pocos casos en los que no ha encajado con un jugador. Esto era solución en este momento, esto es lo que lo que estaba encima de mesa y lo que decidimos hacer.