31 oct 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Scariolo: "Sentir el respeto del baloncesto es una gran sensación"

El técnico italiano conversa con El Periódico sobre la selección, los Raptors y la NBA tras sellar su renovación con el equipo español hasta el 2024

Luis Mendiola

Sergio Scariolo, en un momento del acto de su renovación con la selección española

Sergio Scariolo, en un momento del acto de su renovación con la selección española / JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

De vuelta en Marbella, después de una segunda y larguísima temporada en la NBA como entrenador ayudante en los Raptors, Sergio Scariolo (Brescia, 1961) ha sellado hace unos días el compromiso como seleccionador español por cuatro años más, pactado ya con el presidente de la Federación, Jorge Garbajosa. Lo que inició como aventura incierta en el 2009, se ha convertido en sus dos etapas (2009-2012, 2015- ) en la trayectoria más exitosa de un técnico en España, con el horizonte del ciclo olímpico de París 2024.

La Federación ha dado carácter oficial a su renovación, extendiendo una relación muy fructífera para las dos partes. Si estás cómodo en un lugar y piensas que puedes seguir estándolo, no hay  mucho que discutir, al margen de los resultados que, previsiblemente, no sean igual de excelentes que hasta ahora, en títulos y medallas. Pero esto lo asumimos. La familia me ha apoyado, y los Raptors también. Así que no era necesario mucho más.

Seguirá hasta los Juegos Olímpicos de París 2024. Pero difícilmente podrá mejorar lo conseguido en estos años, con un título mundial, dos medallas olímpicas y tres oros europeos europeos entre otros logros.  ¿Qué le empuja a seguir? Al final, cuando llegas a un punto de madurez, lo que te motiva es el día a día. Encontrarte a gusto. Disfrutar con lo que haces, sentirte bueno en el panorama mundial de tu profesión, más que la búsqueda de un título. Pero la pasión y la ilusión son máximas. Me gusta mucho el baloncesto y las personas con las que trabajo y en todos los sentidos es más que suficiente.

Más allá de las motivaciones, debe tener la confianza de que esta selección seguirá siendo competitiva. Las esperanzas de mantenernos competitivos siempre la tienes, pero hay que poner el trabajo. El deseo es que sigamos con ese proceso de recambio generacional, que ya ha tenido una primera etapa y va a afrontar otra. Los que han estado en contacto con la generación de los 80, que ya ha salido de escena, gente como Marc, Rudy, Llull, Claver... también enfilan el final de su trayectoria. Pero esa identidad competitiva, que los de los 80 trasladaron a los que les venían detrás, tiene que seguir.  Ahora habrá menos talento, de eso no hay ninguna duda. Pero hay unas características que nos han hecho buenos y especiales, que es la que hay que intentar proteger y alimentar.

 Si echamos una mirada a lo que ha conseguido, a su palmarés, es deslumbrante ¿Se siente una persona con suerte? Sí, desde luego. Desde el punto de vista personal, he intentado dar todo lo mejor. Pero obviamente el baloncesto me ha dado muchísimo. Sobre todo sigue siendo una fuente de ilusión, de sorpresa, de interés, de ganas de conocery de aprendizaje.

Scariolo posa con el trofeo de campeón del Mundial, ganado en el 2019 en Pekín  / Afo / WHAN ZAO

"La esperanza es que en la selección sigamos siendo competitivos, pero hay que poner el trabajo y seguir con el cambio regeneracional"  

De todo lo conseguido en su carrera, ¿a qué le das más valor? Yo mido el peso de los resultados en función de las dificultades para conseguirlo. Y en ese sentido, posiblemente la respuesta para algunos sería sorprendente, cosas que igual no han acabado con un triunfo. Pero de lo que me siento más feliz es de sentir la pasión por el juego y el respeto del mundo del baloncesto. Es una gran sensación.

Empieza a extenderse la impresión de que los jugadores de la NBA no podrán acudir a Tokio por la coincidencia de calendario. ¿Le preocupa?  Eso supondría un golpe duro para España, que se verá privado de figuras como Ricky, Marc Gasol, Ibaka... Todas las selecciones están un poco en estado de alarma. Pero es pronto para decir que la nuestra puede verse más o menos perjudicada. Yo creo que estas consideraciones solo podrán hacerse cuando las fechas y las decisiones estén tomadas.

También está bastante en el aire la presencia de Pau Gasol en los Juegos de Tokio. ¿Se imagina el equipo sin él? Esperemos que no. Pero hay que imaginarlo, porque es una de las opciones. De hecho llevo durante toda mi vida de seleccionador pensando en un plan A, B  y C. Prever distintos escenarios va de la mano de nuestro trabajo. La esperanza es que Pau pueda estar. Pero hay que contemplar que, lamentablemente, no pueda ser así.

Con el final de la NBA, acaba de regresar de Estados Unidos tras vivir casi tres meses encerrado en la búrbuja de Orlando ¿Cómo ha sido la experiencia? A nivel profesional, fantástica. No hay una situación mejor para trabajar porque tienes todo a mano. No hay viajes que es el gran lastre de la NBA y, de hecho, los porcentajes y la calidad de juego han subido. Ahora otra cosa es a nivel personal, anímico. La gente con más fuerza mental lo ha llevado mejor. Para mí, el lado negativo ha sido la separación de la familia. Con la pandemia creciendo, parece que es la única forma de llevar adelante las competiciones. Pero es una fórmula cara, que no está al alcance de todo el mundo Ahora ¿es repetible? Creo que no quedará más remedio, aunque no durante un periodo tan largo.

Los Raptors defendían el título pero se quedaron en el camino. ¿Qué les faltó? A mitad de temporada, muchos pronósticos no nos veían ni en los play-off, lo que me parecía exagerado. Creo que hicimos una grandísima temporada, y también una gran primera ronda. Y perdimos contra Boston en el séptimo partido, con la sensación de haberlo dado todo. Teníamos un equipo limitado ofensivamente, con cierto déficit de experiencia en algún jugador y eso es un bagaje que hemos añadido. Sentimos que tenemos un margen de mejora evidente si podemos reforzarnos un poco a nivel de generar puntos con más facilidad.

La continuidad en Toronto de Marc Gasol e Ibaka parece complicada. Ojala sigan con nosotros. Creo que hay posibilidades reales. Obviamente con un encaje presupuestario dentro del salary cap ’¿Qué sigan los dos? Será un tema de dinero. La voluntad y el aprecio hacia los jugadores existe en todos los estamentos del club. A mí me parece una pareja muy equilibrada, con mucha versatilidad, y que es muy difícil de mejorar.

Scariolo atiende a los medios de comunicación en el pasado Mundial / EFE / juan carlos hidalgo

"Ser ayudante en los Raptors es un ejercicio fantástico para el ego. Es una experiencia que recomendaría a cualquiera"

¿Ha disfrutado igual en el asiento del copiloto? Se disfruta incluso más, porque se sufre un poco menos y eso te hace ver las cosas con más claridad e incluso disfrutar más en momentos determinados. Quizás en el momento del éxtasis del triunfo, es diferente. Pero yo disfruté muchísimo lo del anillo. Si te sientes jugador de equipo y sabes de qué va esto, disfrutas mucho.

Usted es un entrenador de primera fila, campeón del mundo y de Europa ¿Cómo le afecta a su ego ejercer de ayudante? Es un ejercicio fantástico para seguir mejorando en el control del ego y ser capaz de ponerlo al 100% al servicio del equipo. Es una experiencia que recomendaría a cualquiera.  Al margen de que nos haya ido bien, estoy muy contento con mi rol en el equipo, con mi responsabilidad. Pero como persona, desde luego, es una experiencia excelente, porque tienes que ser capaz de pasar a un rol de propuesta, donde otra persona tiene la última palabra. Eso mejora tu capacidad de tomar decisiones en función de lo que es útil para el equipo y no del orgullo en querer demostrar que eres tú quien la toma y el genio de la situación.

Scariolo da instrucciones en un tiempo muerto con la selección / fiba

"Lebron James está a la altura de Kobe o Jordan, pero con más capacidad de involucrar a sus compañeros. Es un fenómeno de la naturaleza"

¿No le tienta probarse como primer entrenador en la NBA? Depende. En una buena situación, sí. Hay situaciones que no son buenas para un primer entrenador. Yo no me veo en una franquicia abocada a perder 50 partidos al año o más. Sé que no valdría para eso. Además, no creo que sea una probabilidad real.  Ceo que los tiros, incluso sociológicos, van por otro lado. Creo que la Liga intentará dar oportunidades a entrenadores de raza negra, a alguna mujer posiblemente también. Probablemente alargaré un poco mi estancia en la NBA porque estoy contento. Pero mi futuro será volver a seguir disfrutando con el baloncesto en Europa.

Lebron James acaba de sumar su cuarto anillo ¿Lo ve a la altura de Kobe o Jordan? Cuando  ves todos los días cómo trabaja y entrena en muchos sentidos, entiendes que es un fenómeno de la naturaleza y en general del deporte. Cuenta con una capacidad enorme para hacer ganar, que es lo que caracteriza a los grandes líderes. Yo lo veo totalmente a la altura de Kobe o Jordan, con una particularidad, que tiene una capacidad de hacer grande a sus compañeros, incluso mejor, porque Bryant y Jordan eran grandísimos jugadores pero con menos capacidad de involucrar a sus compañeros de la que tiene Lebron