30 sep 2020

Ir a contenido

las semifinales de València

El Barça coge toda la presión y el MVP con Mirotic

Los azulgranas se han convertido en favoritos tras el descalabro del Madrid y se miden al sorprendente Burgos

Nacho Herrero

Nikola Mirotic, arrojado a la piscina por sus compañeros azulgranas, en València.

Nikola Mirotic, arrojado a la piscina por sus compañeros azulgranas, en València. / ACB / M. POZO

La inesperada eliminación del Real Madrid de la fase final de la Liga Endesa que se celebra en València ha convertido al Barça en favorito único para levantar el título de campeón, desbrozándole el camino pero también poniendo en su lado de la balanza toda la presión. Mucho menos tendrá que perder el sorprendente e intrépido San Pablo Burgos de Joan Peñarroya, su rival en semifinales que, eso sí, no sabe cuándo se verá en otra igual y por eso no renuncia a nada.

"La idea es llegar al minuto 40 con opciones de victoria. Muchos equipos tienen más rotación y más fondo de armario, pero intentaremos suplirlo con lo que nos ha llevado hasta aquí, que es jugar bien a basquet. El Barcelona es súper favorito pero no estoy de acuerdo en que no tengamos nada que perder", apuntó el técnico catalán, que ya suena para dar un salto de banquillo este verano.

Primera celebración

Pero su equipo ya tiene mucho que celebrar y ha empezado a hacerlo. El viernes por la noche el de Terrassa descorchó el cava y su plantilla asaltó la piscina del hotel en el que están concentrados para celebrar su clasificación. Pero no fueron los únicos que pasaron por el cloro antes del choque. Este sábado, en el hotel del Barça, los compañeros de Nikola Mirotic lo lanzaron al agua para festejar que ha sido designando como MVP de la competición y el montenegrino les 'contestó' con una arenga. "Vine al Barça para ganar títulos colectivos, no para demostrar nada a nadie", apuntó.

Para que el suyo no sea ese el único título que celebren esta campaña, el resabiado Svetislav Pesic empezó por ‘desmontar’ el mito burgalés. "No es una gran sorpresa para mí. Tiene lo que se necesita para competir con cualquier equipo. Se les tiene que respetar, tienen talento y experiencia y un gran equilibrio en ataque entre juego interior y exterior", resumió. No puso nombres pero Ferran Bassas Bruno Fitipaldo en la dirección, Vitor Benite en la ejecución exterior y Jasiel Rivero Dragan Apic por dentro, son su columna vertebral. 

Pendientes de Abalde

Más igualadas sobre el papel parecen las cosas en la segunda semifinal que enfrentará el juego colectivo del Valencia Basket con el talento físico del Baskonia. "Ahora mismo ni Valencia ni nosotros pensamos quién es favorito en el partido. Sólo pensamos en cómo ganar con las armas propias de cada equipo, con dos estilos algo diferentes", reconoció el técnico baskonista Dusko Ivanovic. Unos y otros están pendientes del estado físico de Alberto Abalde, el jugador que puede llevar a los anfitriones a acercarse a la energía de su oponente y cuya participación es más que dudosa. 

Como el Barça, el equipo vitoriano llega más fresco, con un día más de descanso y tras haberse clasificado en la penúltima jornada pero el Valencia empezó a darle la vuelta al argumento. "Cada partido de la primera fase ha sido una lucha, una exigencia máxima y nos ha llevado a ser mejores", apuntó Jaume Ponsarnau. "Ellos en el último partido no se han jugado nada, pero a veces no sabes si es mejor o peor perder la chispa competitiva", deslizó Fernando San Emeterio