10 jul 2020

Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Madrid hará un viaje exprés a Milán para jugar a puerta cerrada

"La Euroliga ha dicho que tenemos que jugar y jugaremos", asume el técnico Laso

El vestuario no esconde el malestar por un desplazamiento con el que no están de acuerdo

El Periódico

Pablo Laso da instrucciones a Thompkins en un reciente encuentro

Pablo Laso da instrucciones a Thompkins en un reciente encuentro / CARLOS DÍAZ (EFE)

El Real Madrid jugará este martes en la cancha del Armani Milán en la Euroliga un encuentro que ha estado en el aire hasta el último instante (20.45 horas). Los responsables de la Euroliga han decidido que el encuentro se dispute finalmente a puerta cerrada, sin público ni periodistas en las gradas y con las personas imprescindibles en el pabellón para que pueda disputarse con normalidad debido a la crisis sanitaria por el coronavirus, que azota especialmente el norte de Italia.

 La resolución de la Euroliga ha generado bastante malestar entre la plantilla blanca, que considera que, en estas condiciones, debería haberse optado por el aplazamiento o bien el traslado a una sede neutral. “La Euroliga ha dicho que tenemos que jugar y jugaremos”, zanjó este lunes el técnico madridista, Pablo Laso.

Un sitio neutral

Los jugadores han sido mucho más explícitos en sus comentarios, alguno de ellos visiblemente críticos con la decisión. “Yo creo que la prioridad ahora no es el partido, sino nuestra salud y la de nuestros familiares y por un partido podemos jugarnos el resto de los que quedan", publica Eddy Tavares en su cuenta de Twitter. El estadounidense Trey Thompkins también discrepa abiertamente. “¿Por qué no podemos jugar en un sitio neutral? Este virus es grave. Asi que tratémoslo como que es, por favor”, cuenta. El base argentino Facundo Campazzo, por su parte,  asegura:  "Mi mujer prefiere que no viaje, pero confiamos en el club y en la Euroliga, y si se juega es que no va a pasar nada. Se tomó la medida de que se iba a jugar sin público y es la medida justa para que nosotros y las familias estemos tranquilos”.

El Madrid hará un viaje exprés con el fin de pasar el menor tiempo posible en Italia. Saldrá este martes por la mañana y regresará de forma inmediata después del encuentro. Con la clasificación asegurada para los ‘play-off’, el equipo blanco tiene muy poco en juego. El Armani de Ettore MessinaLuis Scola y Sergio Rodríguez, cuya presencia está en duda por una lesión, necesita el triunfo para mantenerse en la pelea por las ocho primeras plazas. Laso además cuenta con la baja de cinco jugadores (Llull, Randolph, Mickey, Causeur, Deck) y solo podrá desplazar a 11 jugadores.

Menos público en Villeurbanne

“El hecho de jugar en un campo vacío es lo que va a condicionar el partido, más que el coronavirus. Pero en lo único que pienso es en que vamos a tener enfrente a un gran equipo y lo es lo que más me preocupa”, apuntó el preparador madridista, Pablo Laso, que no quiso entrar a valorar la decisión de la Euroliga.

También el encuentro entre el Asvel Villeurbanne y el Valencia Basket se verá afectado por la crisis del covid-19. El club propiedad de Tony Parker ha imitado el aforo a 4.500 personas, para cumplir con la normativa impulsada por ejecutivo francés de prohibir las concentraciones de más de 5.000 personas en espectáculos en recintos cerrados.