21 feb 2020

Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça rompe su mala racha en Europa con una gran actuación en Estambul

El equipo azulgrana domina de principio a fin al Fenerbahçe con Claver, Delaney y Davies como figuras (74-80)

Luis Mendiola

El azulgrana Brandon Davies lanza por encima de Vesely en el encuentro disputado en Estambul

El azulgrana Brandon Davies lanza por encima de Vesely en el encuentro disputado en Estambul / ERDEM SAHIN (EFE)

El Barça rompió su mala racha en Europa y lo hizo con una importante victoria en la cancha del potente Fenerbahçe (74-80). El equipo de Svetislav Pesic salió muy reforzado de Estambul después de una actuación extraordinaria que le devolvió al camino del triunfo después de tres derrotas consecutivas. En un encuentro muy completo de Claver, máximo anotador de los azulgranas con 17 puntos, en el que Delaney (14 puntos) y Davies (12 puntos, 6 rebotes) tuvieron un papel principal, el Barça recuperó las sensaciones perdidas en las últimas jornadas.

“La clave ha sido la alta intensidad con la que hemos jugado y la absoluta concentración. A veces eso es clave para ganar”, remarcó Pesic en su análisis de la victoria. “Este triunfo nos ayuda a recuperar la confianza perdida”, matizó Delaney, clave en el control del juego.

El Barça brilló en el primer cuarto como pocas veces lo ha hecho esta temporada. Jugó a un gran nivel, ofreciendo los mejores minutos desde su victoria en la Liga frente al Madrid. Recuperó el equipo azulgrana algunas de sus virtudes. Estuvo sólido en el rebote, igualó el despliegue físico del equipo turco, sin caer de inicio en los errores ni en los nervios que mostró el Fenerabhçe. Circuló muy bien el balón, jugando con inteligencia, buscando los cortes y logrando posiciones de ventaja en el lanzamiento. Así consiguió la iniciativa y construyó una ventaja que fue creciendo, de forma sorprendente, hasta un increíble 0-11 en apenas cuatro minutos. Frente a la solvencia del Barça, el equipo de Obradovic actuaba acelerado en todas sus acciones, sin confianza, sin que las broncas del técnico serbio a sus jugadores surtieran efecto.

Máxima tensión

Claver tuvo un papel primordial en la espléndida imagen de los azulgranas, que también contó con minutos solventes de Higgins y Mirotic y una imagen muy mejorada respecto a los últimos encuentros de Brandon Davies.  El primer parcial (12-24) solo hizo que asentar la confianza de los barcelonistas, que desplegaron durante muchos minutos un juego coral brillante y llevaron la diferencias hasta los 18 puntos (12-30, m. 12).

Era difícil, sin embargo, no contagiarse del ambiente caliente de las gradas y de las constantes protestas de los jugadores de Obradovic. Más con un arbitraje excesivamente riguroso con el Barça, que recibió dos técnicas (Delaney, Pesic), una antideportiva incredible (Hanga) y que mediado el segundo cuarto tuvo que proteger a sus dos pivots (Tomic y Davies) en el banquillo, cargados con tres faltas. El Fenerbahçe acabó sacando partido de ese contexto eléctrico a nivel anímico y acabó recuperando el paso, ayudado también por el despertar ofensivo de Sloukas De Colo para llegar al descanso con un desventaja mínima (39-42).

El paso por el vestuario serenó el juego del Barça y le permitió mantener el control, apoyándose en un enorme Claver y también en Davies, que se encargaron de aportar energía en defensa y también de asumir la responsabilidad en ataque. La respuesta en el Fenerbahçe llegó de los lanzamientos exteriores de un efectivo Nunnally. Pero de ese intercambio de golpes, el equipo azulgrana  supo salir indemne (56-61, m. 30), igual que lo hizo de los momento de máxima presión del Fenerbahçe en el ultimo periodo en el que llegaron a darle la vuelta al resultado (64-63, m. 35). En contraste con recientes encuentros en los que perdió la cabeza, el Barça supo jugar con sangre fría los últimos minutes y ponerse en manos de Delaney para sentenciar y retomar el camino de la victoria.

Fenerbahçe, 74- FC Barcelona, 80

Fenerbahçe: Westermann (-), De Colo (12), Williams (7), Datome (7), Thomas (2) -cinco inicial-  Nunnally (11), Mahmutoglu (- ), Kalinic (12), Sloukas (14), Vesely (7), Alí (2), Lauvergne (- )

8 de 26 triples (Sloukas, Kalinic, 2), 28 rebotes, 7 ofensivos (Sloukas, 7 ), 18 asistencias (Sloukas, 11 ).

FC Barcelona: Hanga (6), Higgins (12), Claver (17), Mirotic (12), Davies (12) –cinco inicial- Oriola (2), Abrines (-), Delaney (14), Kuric (5), Tomic (-).

10 de 25 tirples (Delaney, 4), 31 rebotes, 11 ofensivos (Mirotic, 11), 14 asistencias (Davies, 4).

Parciales: 12-24; 27-18; 17-19; 18-19

 Consulte aquí la clasificación de la Euroliga