06 ago 2020

Ir a contenido

MALA GESTIÓN DEL EQUIPO

¿Qué les pasa a los Phoenix Suns?

El equipo de Ricky Rubio encadena siete derrotas consecutivas y la mala situación del equipo pasa por una pésima gestión por parte de los responsables de la franquicia

Arnau Carballo

Ricky Rubio celebra una jugada durante el partido ante los Lakers.

Ricky Rubio celebra una jugada durante el partido ante los Lakers. / AFP

Los Phoenix Suns de Ricky Rubio siguen en caída libre, sobre todo después de una nueva derrota esta pasada madrugada ante los Denver Nuggets. Los Suns llevan siete partidos perdiendo y desde los despachos de la franquicia buscan respuestas.

La temporada de los Suns empezó medianamente bien en cuanto a resultados y juego, y a mediados de noviembre los de Arizona estaban en posiciones de playoffs, pero todo se ha ido desinflando. Las cosas no funcionan en Phoenix y todo parece indicar que los Suns se quedarán otro año más sin entrar en playoffs.

Los Suns no levantan cabeza

La competencia en la conferencia oeste es feroz. Hay equipos de mucho nivel como los Lakers, Clippers, Rockets, Nuggets, Mavericks o Jazz. Sin embargo, no debe sorprender la posición en que se encuentran los Suns(son undécimos en la conferencia oeste).

En sus últimos diez partidos, tan solo han podido ganar dos y la racha en casa no es nada buena. De dieciocho encuentros, solo se han llevado la victoria en su feudo en seis partidos. Fuera de casa los números, para un equipo como los Suns, son aceptables. De doce partidos han ganado cinco.

Equipo joven y talentoso pero sin proyecto

Los Phoenix Suns no dejan de ser un proyecto con nombres atractivos. Devin Booker lleva liderando a su equipo desde hace varios años y tan solo tiene 23 años. Los más de 20 puntos de media del escolta que lleva acumulando año tras año hacen indicar que se puede convertir en una estrella, pero de momento no acaba de mostrar algo más que anotación. Booker debe dar el salto para ser una estrella y guiar a sus Suns, pero la juventud y la falta de proyecto de los de Arizona no acaban de vislumbrar un buen futuro para él.

Ricky Rubio ha aportado inteligencia en la pista y la madurez de un jugador que lleva en la liga desde 2011. Sin embargo, Rubio no es el jugador en que los Suns debería volcar su proyecto.

En el caso de Ayton pasa igual que con Booker. Es otro gran jugador pero que a día de hoy, sigue siendo un proyecto. El bahameño fue escogido en el número uno del draft del 2018 y reúne las capacidades para ser un pívot dominante tanto en ataque como en defensa.  Esta temporada, Ayton fue sancionado durante 25 partidos por un caso de dopaje, pero aun así,  el pívot, de 21 años, puede seguir progresando para convertir se en una estrella de la NBA.

Mala gestión desde los despachos

La falta de un proyecto consolidado de los Suns siguen siendo un lastre para la franquicia de Arizona. Hace diez años que los Suns no se clasifican para los playoffs y sus aficionados están desesperados. Los dirigentes de los Phoenix Suns siguen basando su proyecto en rondas del draft para poder adquirir buenos jugadores, pero el equipo no funciona. Llevan una década siendo un equipo perdedor y está en las manos de los mandatarios cambiar la dinámica, pero de momento no pinta bien. Son muchos años en que los hinchas ya saben como acabará su temporada: sin playoffs y sin disfrutar de su equipo.

Ojalá vuelvan los tiempos de unos Suns que se caracterizaban por su juego dinámico y atractivo. El famoso 'run and gun' de Nash, Stoudemire y compañía enamoró a muchos aficionados del baloncesto.