10 jul 2020

Ir a contenido

LA LIGA ENDESA

El Barça reacciona y corta su mala racha en Gran Canaria

Heurtel lidera la completa actuación de los azulgranas que logran mantener el liderato (77-97)

Luis Mendiola

El azulgrana Singleton intenta superar la oposición de Tillie

El azulgrana Singleton intenta superar la oposición de Tillie / ELVIRA URQUIJO (EFE)

El Barça pasó como un ciclón por Gran Canaria y consiguió asegurar su liderato en la ACB con un triunfo rotundo por 77-97. La posición de los azulgranas había quedado en entredicho con la derrota del viernes ante el Baskonia, que permitió al Madrid igualarle en cabeza del campeonato. Pero el equipo de Pesic, llevado a una situación límite, reaccionó, dio un paso adelante y no dio ninguna opción a los jugadores de Pedro Martínez, a los que dominó de principio a fin.

El base francés Thomas Heurtel fue quien lideró la exhibición barcelonista a nivel ofensivo, pero fueron muchos los jugadores azulgranas que rayaron a una gran altura, como Oriola o Hanga, especialmente en defensa, y eso les permitió cortar una racha de tres derrotas consecutivas (Joventut, Anadolu Efes, Baskonia) que habían llevado al equipo a un estado de semi depresión. Los azulgranas la cortaron con una actuación contundente, dejando atrás las dudas que podían existir con su eliminación europea. Los hombres de Pesic vuelven a competir.  

“Es importante no solo ganar, sino cómo ganamos”, se congratuló Pesic. “Jugamos un partido muy sólido. Defendimos a nivel excelente en los primeros 20 minutos, para que ellos no pudieran sacar su tiro exterior. Controlamos el rebote. Jugamos un partido muy serio. Si estamos a un buen nivel físico y estamos concentrados en defensa, es difícil que perdamos”, afirmó el entrenador barcelonista. “Era muy importante anímicamente sacar adelante este encuentro”, admitió también  

Desde el minuto inicial se pudo apreciar al Barça muy metido en el partido. Despliegue físico, intensidad defensiva, buena circulación de balón y tiros librados que permitieron al equipo azulgrana abrir rápidamente brecha en el marcador y dejar todo encarrilado en el descanso (32-49, m. 20).  Consiguió llevar el control del juego Pangos, que salió como titular, y también lo hizo Heurtel cuando entró a darle el relevo, superando sus emparejamientos con Albert Oliver o Hannah.

Solo Wiley

Más allá del enorme desgaste del pívot Jacob Wiley, que se ha convertido desde su llegada en un héroe para la afición del Gran Canaria, el Barça no solo encontró puntos en un día inspirado desde la línea del triple (13 de 25, un 52%), sino de sus interiores, Seraphin, Oriola y Pustovyi, que entró en la convocatoria por la baja de Tomic. El juego de bloqueo y continuación del Barça marcó diferencias sin que la defensa del cuadro insular lograra desconectarlo. El Gran Canaria nunca estuvo a la altura en la batalla física frente a hombres como Claver o Hanga, que se vaciaron y ganaron todos sus duelos.

Lo intentó todo el equipo de Las Palmas, pero tuvo un día espeso en ataque especialmente desde la línea del triple (5 de 25) y el Barça, decidido a evitar las sorpresas, solo hizo que hacer más profunda la herida para situarse en la frontera de los 30 puntos (46-73) y afrontar como un trámite el último periodo. “Lo único que podemos hacer es pasar página cuanto antes”, resumió Pedro Martínez, metido ahora con su equipo en la batalla por escapar de la permanencia.

El Manresa cae en Vitoria

El Baxi Manresa ofreció una buena imagen pero cayó en la cancha del Baskonia, que sigue a la estela del Barça y el Madrid en la clasificación (82-71). El cuadro de Joan Peñarroya no pudo mantener el fuerte ritmo impuesto por el equipo de Perasovic tras la reanudación. Huertas, con 14 puntos y 8 asistencias, y Shengelia, con 14 puntos, fueron las grandes referencias de los locales, mientras en el lado visitante, Gabriel Lundberg fue el motor de los manresanos con 20 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias, bien apoyado por las rachas de Toolson, autor de 13 puntos.