Ir a contenido

LA COPA DEL REY DE BALONCESTO

El Madrid doblega a la Penya y se cita con el Barça en la final

El equipo verdinegro acusó el desgaste y acabó cediendo ante los recursos sobrados de los blancos (93-81)

Luis Mendiola

El base verdinegro Laprovittola bota el balón ante Llull en  la semifinal

El base verdinegro Laprovittola bota el balón ante Llull en  la semifinal / MARISCAL (EFE)

El Madrid volverá a verse las caras con el Barça en la final de Copa. Igual que hace un año.  Llega el equipo blanco con ganas de vengarse por la derrota de Las Palmas. Y  extramotivado por tener la oportunidad de hacerlo delante de su público, en el Wizink Center. Lo consiguió después de doblegar la resistencia del emergente Divina Joventut, el último obstáculo que le quedaba, que no rindió armas hasta bien avanzado el último cuarto (93-81). Nicolas Laprovittola no puedo, en esta ocasión, vestirse la camiseta de Supermán como ocurrió en  los cuartos de final. Frente a los blancos, pareció fundido. Al final, también es una cuestión de recursos y de fondo de amario y en ese aspecto no hay color.  

La Penya compitió. Y podrá dejar Madrid con la cara muy alta. Está jugando un baloncesto de muchos quilates. En un estilo divertido y efectivo. El planteamiento de Duran era que el equipo no se fuera en ningún momento del partido por mucho que los madridistas apretaran las tuercas. Lo consiguieron la mayor parte del tiempo, aunque mediado el primer tiempo el equipo de Laso amenazó con romper el marcador.  Llevó  sus ventajas, en algún momento, a los 16 puntos (41-25). Pero la Penya no se rindió y siguió apretando, para reducir el daño al descanso (48-38).

Aunque Llull volvió a estar al mando de las operaciones, la hoja de ruta madridista pasaba por minar la resistencia de la Penya dentro de la zona. Es uno de los puntos donde los verdinegros salen malparados en la comparación con el cuadro de Laso. Avasalló en algunos momentos el anfitrión. Sus recursos en el juego interior son casi infinitos y Ayón, pero también Tavares, Randolph y Reyes lo aprovecharon.

Tirar de corazón

A pesar de las diferencias, los jugadores de Duran supieron tirar de corazón, aunque les faltó el acierto de Laprovittola, su principal referente, que se quedó muy lejos de los números que lo encumbraron frente al Baskonia. El base argentino, superado por el cansancio, acabó con 14 puntos, pero en una mala serie de 5 de 17 en  tiro. Y sus 7 asistencias quedaron difuminadas por las 7 pérdidas que acumuló. Frente al Madrid demostró que también es humano.

La desconexión de Laprovittola obligó a sus compañeros a dar un paso adelante. Fueron varios los hombres de Carles Duran los que lo hicieron. Marko Todorovic asumió la responsabilidad, Conor Morgan le tomó el relevo en  una segunda parte excepcional del ala-pívot, que consiguió 13 de sus 20 puntos. Y también apareció con un trabajo impagable Albert Ventura, que se multiplicó para hacer menos visible la enorme superioridad física de los madridistas. La actitud colectiva y el amor propio fue lo que permitió a la Penya plantarse en los últimos minutos con un ajustado 76-63 (m. 33) y  dejar una imagen más que digna en la despedida. 

Ficha  técnica

Real Madrid: Campazzo (16), Causeur (2), Deck (11), Randolph (15), Ayón (16 ) –cinco inicial- Rudy (3 ),  Reyes (5 ), Carroll (5 ), Tavares (4 ), Llull (8 ), Taylor (8)

12 de 42 triples (Campazzo, 3).. 44 rebotes, 21 of (Ayón. 9). 16 asis (Llull, 3)  

Divina Joventut:  Laprovittola (14 ), Ventura (12 ), Lopez-Arostegui (4 ),  Harangody (13 ), Todorovic (14 ) –cinco inicial- Dimitrijevic (4 ), Morgan (20 ), Delía (- ), Nogués (- ), Mathias (- )

13 de 27 triples (Morgan, 5) 31 rebotes, 14 of. (Harangody, 6). 17 asis (Laprovittola, 7)

Parciales: 26-18; 22-20;23-14; 22-29

Duran: "Nos vamos orgullosos"

El técnico Carles Duran, a pesar de la eliminación, habló de trabajo bien hecho. "Lo primero es felicitar al Madrid porque no ibamos a perder, nos tenían que ganar, y ha sido justo vencedor. Orgulloso de nuestros chios y de la afición. Hace un año estábamos muy mal, pero competir en una semifinal de Copa...Estamos jodidos, pero orgullosos. En el último cuarto, lo hemos intentado pero tienen tantos jugadores, tanto talento y están tan bien trabajados que se nos ha hecho imposible. Nosotros hemos hecho muy bien nuestro trabajo, pero hay que felicitarlos", apuntó. "Las palabras eran ilusión, ambición, hemos trabajado mucho para llegar, pero no esto no acaba aquí. Queda temporada. Nadie nos ha regalado nada", apuntó el capitán Albert Ventura.