Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El clásico mide la capacidad competitiva del Barça

El Madrid recupera a Llull para recibir a los azulgranas en el Wizink Center

Luis Mendiola

El base canadiense Kevin Pangos, en el entrenamiento azulgrana en el Palau

El base canadiense Kevin Pangos, en el entrenamiento azulgrana en el Palau

La rivalidad entre los dos grandes del baloncesto español llegará este jueves a la Euroliga en un clásico cargado de alicientes (21.00 horas, Movistar +) y ánimos de revancha en las filas del Madrid que perdieron en su reciente visita al Palau en la Liga Endesa. Sergio Llull reaparecerá en la competición europea después de jugar algunos minutos este domingo en la Liga Endesa, mientras en el Barça, el pívot francés Kevin Seraphin arrastra molestias.

 “Tenemos un nuevo desafío y ellos tienen ganas de ganarnos, pero nosotros también”, afirmó, antes de viajar a Madrid, el técnico azulgrana Svetislav Pesic. “En Barcelona hicimos algunas cosas mal y por eso perdimos, pero esa derrota nos puede enseñar mucho para futuros enfrentamientos contra ellos”, explica Pablo Laso.

Han pasado apenas 20 días desde que Barça y Madrid se encontraron en el Palau en la ACB, disparando la ilusión entre los azulgranas por un triunfo más que convincente (86-69). Llull y Thompkins fueron dos significativas ausencias en las filas blancas.

Pero las dinámicas de los dos equipos se han cruzado desde entonces. El cuadro barcelonista llega al partido del Wizink Center con tres derrotas en los últimos cuatro partidos europeos, transmitiendo otra vez muchas dudas por la inconsistencia que mostró hace una semana ante el Buducnost en Pogdorica, señales que volvieron a reiterarse este domingo frente al Tenerife. Los jugadores de Pablo Laso se presentan al clásico con la plantilla al completo y después de un triunfo de mérito en la cancha del Anadolu Efes con un papel clave de Gustavo Ayón (20 puntos, 11 rebotes y 34 de valoración), que vive un momento de juego pletórico.

Control del rebote y defensa

"Todos los partidos contra el Real Madrid son importantes sea en la competición que sea y los jugadores quieren dar el máximo para ganar”, explicó Pesic, que asegura que el encuentro se presenta como un desafío para sus hombres frente a un riuval con jugadores con calidad para jugar en la NBA. “Cada partido es diferente, pero también es un reto, una oportunidad en la que juegas contra los mejores de Europa y eso es una razón más para preparar el partido con concentración y confianza para creer en tu calidad y poder competir", apuntó el técnico serbio, que hizo mención al control del rebote y a la defensa como dos de las claves que pueden decidir el duelo.

"A mi todos los años el Barcelona me parece un equipazo. Llevamos tres meses y queda mucho. Están en el top 8 de la Euroliga, casi clasificados para la Copa y bien en Liga Endesa. Le veo un equipo sólido con jugadores de mucho nivel que han llegado como Singleton, Pangos. Mantienen la estructura de algunos jugadores y el entrenador que acabó el año pasado", afirmó Laso sobre su rival.

El Madrid, que suma 9 victorias y 2 derrotas, pelea con el Fenerbahçe y el CSKA por la primera plaza. El Barça, con un calendario terrorífico por delante ( después del clásico se medirá con Olympiacos, Baskonia y Efes para cerrar el año), intenta demostrar su perfil competitivo y mantenerse en la zona de ‘play-off’,  en la que ahora ocupa la séptima plaza con 6 victorias y 5 derrotas.