Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça cae con estrépito en la pista de un flojo Buducnost

El equipo de Pesic no da una a derechas y suma su tercera derrota en cuatro partidos

Joan Carles Armengol

Pangos intenta tapar un lanzamiento de Gordic.

Pangos intenta tapar un lanzamiento de Gordic.

El Buducnost-Barça de este jueves en la pista Moraca de Podgorica podría ser perfectamente la definición de lo que es un partido en que un equipo -o los dos, si nos apuran- no da una a derechas. La derrota en la capital montenegrina retrató a un conjunto, el azulgrana, que cayó con estrépito por un montón de errores acumulados que le impidieron hacerse dueño de un encuentro que, en otras condiciones, se podría haber llevado tranquilamente. Pero en uno de sus días más negros de esta temporada, el Barça naufragó de principio a fin y sumó la tercera derrota en sus cuatro últimos partido de Euroliga. El Buducnost se acabó imponiendo por 67-64 y logró su tercera victoria en 11 partidos, todas en casa, donde ya habían caído otros rivales de entidad como el CSKA y el Baskonia.

Hay días en los que que te levantas con el pie izquierdo y el aro se ve cuadrado. Eso les debió suceder a la totalidad de los 10 hombres que Svetislav Pesic puso sobre el parquet, que entraron en un bucle de errores encadenados, despropósitos y fallos estrepitosos que les condujeraon fatalmente a la derrota ante un conjunto, el montenegrino, que tampoco demostró demasiados virtudes, más allá de la perseverancia y la fe en sí mismo. 

Errores encadenados

El artillero local, el exazulgrana Edwin Jackson, se quedó en 6 puntos, y solo la aparición de Nemanja Gordic con 8 puntos seguidos (y dos triples) en el último cuarto -el marcador pasó de 54-59 a 64-69 en esa fase, a falta de 1 minuto y 14 segundos- pudo considerarse un momento de cierta brillantez, junto con la labor del pívot Earl Clark, que cumplió con 12 puntos, 5 rebotes y tres tapones descomunales.

Pero la derrota azulgrana se explica, primordialmente, por los errores propios, que le impidieron al equipo marcharse más allá de los 6 puntos de ventaja (31-37). Nunca se pudo escapar porque, cuando estaba en disposición de hacerlo, llegaban las pifias. El equipo estuvo espeso, lento, sin ritmo ni puntería: no llegó a los 20 puntos de anotación en ningún cuarto. Llegó a fallar tres triples consecutivos en una misma jugada, sumó pérdidas (12) inconcebibles, se molestó en rebotes ofensivos claros, cometió faltas en ataque innecesarias, perdió fueras de banda por sobrepasar los cinco segundos, Pangos -uno de los más desafortunados- recibió tapones y falló pases clarísimos, y el equipo abusó de lanzamientos de tres que no entraban ni a tiros (6 de 26, un 23%). Así, no. Así no se pudo resarcir de su última derrota en casa ante el Fenerbahçe.

Y eso que el Barça dispuso de un triple para forzar la prórroga después de que, a 17 segundos del final, tres tiros libres transformados por Singleton  pusieron el 65-64 en el marcador, que Jackson amplió a 67-64 con 5 segundos por jugar.

La ficha

67 - Buducnost (14+17+15+21): Gordic (12), Jackson (6), Suad Sheovic (3), Clark (12), Omic (6) -cinco inicial- Clarke (9), Popovic (6), Nikolic (11), Sead Sehovic (2) y Barovic (-).

64 - Barça Lassa (15+18+13+18): Pangos (7), Kuric (8), Hanga (12), Singleton (8), Tomic (10) -cinco inicial- Seraphin (6), Blazic (-), Heurtel (9), Oriola (4) y Claver (3).

Árbitros: Boris Ryzhyk (Ucrania), Spiros Gkontas (Grrecia) y Saso Petek (Eslovenia). Sin eliminados.

Incidencias: Partido de la 11ª jornada de la fase regular de la Euroliga disputa en el Centro Deportivo Moraca de Podgorica (Montenegro) ante 5.242 espectadores.