Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça encadena su cuarta victoria consecutiva

El equipo azulgrana convence con un buen despliegue ante el Khimki en Moscú (80-87)

Joan Carles Armengol

Chris Singleton, frente de Dee Bost, del Khimki.

Chris Singleton, frente de Dee Bost, del Khimki. / EFE / MAXIM SHIPENKOV

Buen despliegue del Barça en Moscú, donde logró encadenar su cuarta victoria consecutiva en una Euroliga en la que ya figura en los puestos de cabeza. Hacía tres temporadas que el equipo azulgrana no conseguía tantas victorias consecutivas (enlazó seis en la campaña 2015-16) en el torneo continental, un síntoma de que el proyecto de Svetislav Pesic va tomando velocidad de crucero pese a algún tropiezo puntual como la derrota de Liga del pasado domingo en la pista del Fuenlabrada.

El viaje a Moscú -el primero de los tres consecutivos que debe rendir el Barça, que se desplazará en las sucesivas semanas a las pistas del Zalgiris y el Panathinaikos- parecía propicio, ya que el equipo entrenado ahora por el exazulgrana Georgios Bartzokas presentaba el balance de una sola victoria, la pasada jornada ante el novato Herbalife Gran Canaria. Pero el equipo de la Diputación de la capital rusa presentaba una amenaza, Alexey Shved, un excompañero de Ricky Rubio con el Minnesota en la NBA y que promedia más de 25 puntos en la Euroliga esta temporada.

Shved, peligroso en sus aspectos fuertes, fue efectivamente imparable, con 27 puntos (15 de ellos en 5 triples de 11 intentos), 6 asistencias y 28 de valoración, la mejor del partido. Pero el resto del equipo se resumió en los 17 puntos (con 5 triples más) de Tony Crocker y una efectividad brutal desde la línea de 6,75, sobre todo en el primer cuarto, cuando el Khimki logró 18 de sus 23 puntos con triples (23-19).

Mejor de dos

El Barça, con madurez, no entró en esa lucha de francotiradores y, una vez frenada la hemorragia con una mayor intensidad defensiva, dedicó sus esfuerzos a acercarse al aro rival, aspecto en el que superó claramente a su rival. Los 17 de 39 triples (43%) con que acabó el partido el Khimki -por 6 de 17 del Barça (35%)- resultaron claramente contrarrestados por el acierto y la frecuencia en los tiros de dos puntos: 23 de 36 para el equipo azulgrana (64%) contra 8 de 19 del Khimki (42%).

Eso fue posible por la implicación de los jugadores y su buen criterio. Casi todos aportaron en momentos determinados. Víctor Claver apareció en la primera parte (5 puntos) y luego siguió apretando hasta los 10 puntos y los 3 rebotes. Hanga ayudó enormemente en defensa, lo mismo que Pau Ribas en la organización del juego.

Pero fueron los hombres con más minutos los que decidieron un encuentro que, en realidad, no se acabó de decantar hasta los dos minutos finales. Al descanso se llegó con empate (38-38) , y el despegue azulgrana del tercer cuarto (21-29), con una máxima ventaja de 9 puntos (53-62, m. 28) quedó contrarrestado con un parcial de 9-2 que condujo a un 75-76 a falta de cuatro minutos.

Ahí, en el momento de la verdad, no le tembló el pulso a Thomas Heurtel, autor de tres triples sin fallo para un total de 18 puntos y 8 asistencias, ni tampoco a los dos gigantes azulgranas, Ante Tomic, con 27 de valoración y 16 puntos, los mismos que Chris Singleton, ambos dominadores bajo los aros.  

La ficha

80 - Khimki (23+15+21+21): Shved (27); Bost (9), Jenkins (6), Gill (7), Jordan (2) -cinco incial- Thomas (9), Crocker (17), Zaytsev (-), Zubkov (-) y Monia (3).

87 - Barça Lassa (19+19+29+20): Heurtel (18), Kuric (8), Hanga (6), Singleton (16), Tomic (16) -cinco inicial- Oriola (5), Ribas (-), Pangos (8), Claver (10) y Smits (-).

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Borys Ryzhyk (UCR), Milija Vojinovic (SRB). Eliminaron por cinco faltas personales a Crocker (min.39).

Incidencias: Partido de la sexta jornada de la fase regular de la Euroliga disputado en el Mytishchi Arena ante 7.151 espectadores. EFE

0 Comentarios
cargando