Ir a contenido

EUROBASKET-2017

España empieza a toda máquina

La selección se estrena en el torneo con una contundente victoria frente a Montenegro (99-60)

Luis Mendiola / Barcelona

Abrines intenta dejar un bandeja ante el montenegrino Radoncic

Abrines intenta dejar un bandeja ante el montenegrino Radoncic / ROBERT GHEMENT (EFE)

España tuvo el debut soñado en el Eurobasket, alejada de las tribulaciones y las dudas de otros grandes campeonatos, que solían complicar sus primeros pasos. Montenegro fue la víctima  de una puesta en escena espectacular que dejó, nada más empezar, un mensaje claro a todos los rivales: el campeón llega con ganas y con toda su ambición intacta ( 99-60). La República Checa será el rival este sábado en la segunda jornada del grupo C de Cluj, en Rumania (16.45 horas, cuatro). 

Lo mejor de la victoria de la selección, contundente, sonrojante para el equipo de Bogdan Tanjevic ya que las diferencias se instalaron durante muchos minutos por encima de la treintena, fue que llegó como consecuencia de un excelente trabajo colectivo. España brilló en los dos lados de la cancha: en ataque, con contras, acciones interiores y porcentajes espléndidos desde la media distancia (11 de 17 triples, un 65% de acierto). Pero también en defensa, desconectando los sistemas de su rival, y alejándole de la zona, donde Montenegro atesora sus mejores armas.

Solo el pívot de los Orlando MagicNikola Vucevic, consiguió emerger en algunas acciones. Pero los pívots de la selección española se impusieron con claridad también en la pelea interior, a pesar de que, sobre el papel, la selección balcánica cuenta con recursos de sobras por la presencia del valencianista Dubljevic y del exverdinegro y exazulgrana Todorovic, ahora en las filas del Khimki. Tampoco logró el protagonismo esperado el base azulgrana Tyrese Rice (7 puntos, 3 asistencias), que pasó por el encuentro con discrección, apagándose conforme se hacía más palpable la superioridad de la selección.

Química y actitud

Actuó con intensidad y ganas España, a la que le costó algunos minutos ponerse en marcha. Pero desde que tomó el control del encuentro (15-10) e inició las rotaciones, logró funcionar a toda máquina. Todos los hombres de Scariolo tuvieron su momento y lo aprovecharon. Hubo comunicación en la cancha, química y una actitud encomiable de principio a fin, lo que confirma el excelente trabajo realizado en la fase de preparación.

Se asentó en la cancha, primero, por el liderazgo de Pau Gasol, por el trabajo de su hermano Marc, por la dirección de Ricky Rubio. Pero se consolidó por el trabajo de los suplentes, que dieron un rendimiento altísimo, con Sergio Rodríguez inspiradísimo y un trabajo sobresaliente de los hermanos Hernangómez, que estuvieron entre los más destacados de la jornada.

La selección, que terminó gustándose con acciones de cara a la galería, ya había roto el encuentro en el descanso (51-29), con 26 de los 51 puntos aportados por jugadores de banquillo (56 de los 99 al final), lo que convirtió el segundo tiempo en una autopista hacia el triunfo.

Bandera de rendición

Montenegro, consciente de su inferioridad en la pelea, y de que esta no era su guerra, levantó la bandera de la rendición mediado el tercer cuarto, cuando Scariolo decidió dar descanso a dos de las referencias del vestuario: Pau Gasol y Navarro, con el trabajo hecho y la victoria asegurada, aunque eso no hizo bajar el ritmo al equipo español, que mantuvo la tensión y el trabajo defensivo sin bajar los brazos.

 Willy Hernangómez (18 puntos y 9 rebotes), el pívot de los Knicks, y su hermano Juancho (13 puntos, 5 rebotes), ahora en las filas de los Nuggets, demostraron que su temporada en la NBA les ha hecho madurar y les ha convertido en dos sólidas alternativas. Junto a ellos destacaron  Pau Gasol, en su partido 200 con la camiseta de la selección, y San Emeterio (10 puntos cada uno) como mejores anotadores, mientras Sergio Rodríguez, autor de 10 asistencias, creando espacios en ataque de la nada, despuntó dándole al equipo una sexta marcha con su velocidad.

"El equipo ha trabajado bien. Los jugadores están unidos, serios y las sensaciones han sido buenas, pero la realidad ha superado las previsiones por mérito nuestro y también porque Montenegro ha preferido ahorrar energías", resumió el seleccionador Sergio Scariolo sobre el encuentro, antes de restar trascendencia a la lesión de Álex Abrines, que abandonó el encuentro con una visible cojera. "Parece que es un pequeño esguince, no creo que sea nada grave". 

España, 99 - Montenegro, 60

España: Ricky Rubio (7), Abrines (7), San Emeterio (10), Marc Gasol (9), Pau Gasol (10) -cinco inicial- Rodríguez (7), Navarro (9), W. Hernangómez (18), Sastre (4), Vives (3), Oriola (2), J. Hernangómez (13).
11 de 17 triples (Navarro, 3 de 3). 39 rebotes, 6 ofensivos (W. Hernangómez, 9). 24 asistencias (Rodríguez, 10).

Montenegro: Rice (7), Sehovic (6), Radoncic (-), Barovic (-), Vucevic (16) -inicial- Pavlicevic (13), Todorovic (4), Dubljevic (4), Mihailovic (-), Vranjes (-), Djurisic (2).
8 de 24 triples (Pavlicevic, 3). 31 rebotes, 11 of. (Vucevic, 5). 16 asis (Rice, 3).

Parciales: 26-14; 25-15; 19-15; 29-16

Consulte los resultados en la web oficial del Eurobasket 

     

Temas: Eurobasket

0 Comentarios
cargando