Tenencia de pornografía infantil

El entrenador investigado por abusos sexuales ejerció en un club de Badalona pese a estar inhabilitado

J.C.O.C. entrenó hasta la Navidad de 2022 en el Club de Fútbol Sistrells, tras una condena por tenencia de pornografía infantil en 2020

Investigado por agresiones sexuales a niños un entrenador ya inhabilitado por pornografía infantil

El Barcino echó al entrenador investigado por abusos sexuales: "Seguía a los niños por todos los campos"

Dos menores juegan a fútbol en una imagen de archivo

Dos menores juegan a fútbol en una imagen de archivo / MIREIA ARSO

Gerardo Santos
J. G. Albalat
Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El entrenador de fútbol de alevines y benjamines investigado por agresión sexual a menores J.C.O.C. estuvo en un club de Badalona tras su expulsión del Barcino de la capital catalana, donde habría al menos dos víctimas más según ha podido saber EL PERIÓDICO. En dos etapas estuvo al cargo de equipos del Club de Fútbol Sistrells, pese a que este conocía el precedente en Sant Martí. Entrenó a menores de edad entre 2015 y 2020, año en que fue condenado por tenencia de pornografía infantil. Meses después regresó al club como ayudante, hasta la Navidad de 2022, periodo durante el que ya tenía en vigor una inhabilitación de tres años y tres meses para toda profesión u oficio, retribuido o no, que conllevase un contacto regular y directo con menores de edad.

J.C.O.C. formó parte de la plantila del CF Sistrells a partir de 2015 ―poco después de ser despedido del club Barcino― y la vinculación se prolongó unos cinco años, según han informado a este medio fuentes del CF Sistrells. Su salida conflictiva del equipo barcelonés no era ningún secreto: "El anterior club se puso en contacto con nosotros para avisarnos de la situación que habían tenido con J.C.O.C. y nos recomendaron que no lo fichasemos. Nosotros les preguntamos si desde el club habían denunciado, y nos dijeron que no".

Así, inicialmente el fichaje del entrenador por el CF Sistrells quedó en pausa, hasta que más tarde, y según justifican las mismas fuentes, "el anterior club nos dijo que al final la cosa había quedado en nada, que todo había sido una tontería". J.C.O.C. acabó fichando por el equipo badalonés: "Nos dijo que en el Barcino se querían vengar de él por algo", explican en el CF Sistrells, que asegura que durante esta primera etapa el investigado presentó debidamente el certificado de Delitos de Naturaleza Sexual. Sin denuncias todavía, en el certificado no constaba ningún antecedente.

El investigado ocultó su inhabilitación

Una vez se publica en 2020 la sentencia firme que condena a J.C.O.C. por tenencia de pornografía infantil, el entrenador deja el CF Sistrells con excusas. Según el club, alegó "incompatibilidades de horario con su trabajo principal". Una vez solventadas estas supuestas incompatibilidades, el entrenador investigado volvió al CF Sistrells, aunque en esta ocasión como ayudante de otro entrenador: "Su puesto no estaba federado, no estaba contratado, no cobraba. Por eso, en esta segunda etapa, no presentó el certificado de menores", se justifican en el equipo de Badalona. De haberse exigido, habría aflorado la inhabilitación.

Así, la cronología avanza hasta la Navidad del 2022, cuando surje la primera señal de alarma en el contexto de un campus navideño del Sistrells. Portavoces del club explican que un niño denunció que el entrenador le había realizado tocamientos mientras jugaban en el vestuario: "J.C.O.C. me llamó por teléfono y me explicó que un niño le acusaba de haberlo tocado, yo le contesté que se fuera, que no lo quería ver nunca más; y aún no le quiero ver, me da asco". "En ese momento, le apartamos de toda actividad del club ―añaden―, pero en realidad nadie del equipo acaba de tener del todo claro qué pasó".

A partir de ahí, con el entrenador ya desvinculado del club, las fuentes consultadas aseguran que hablaron con la familia de la víctima: "Les preguntamos si querían denunciar, y nos dijeron que no. Si ahora han decidido denunciar, lo desconocemos". El niño siguió jugando en el club hasta el final de la temporada, en junio de este año. Actualmente forma parte de la plantilla de otro equipo de la ciudad de Badalona.

Sin embargo, este no sería el único caso de abusos infantiles cometidos por el entrenador en Badalona. Según ha podido saber este medio, actualmente pesan sobre J.C.O.C. dos denuncias por abusos a menores producidas en el entorno del CF Sistrells. En Sant Martí habría cuatro víctimas bajo investigación. El club barcelonés procuró esclarecer el alcance de los abusos y desarrolló un protocolo de prevención que está hoy vigente.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO Badalona