Ir a contenido

Acusados de desobediencia

Los concejales de Badalona que trabajaron el 12-O irán a juicio en plenas elecciones

La Fiscalía pide quince meses de inhabilitación por abrir el vestíbulo de un edificio municipal donde atendieron consultas ciudadanas

ACN

El alcalde accidental de Badalona, Oriol Lladó (i), y el tercer teniente de alcalde, Josep Téllez, rompen la resolución judicial que les impedía abrir el 12 de octubre, el año pasado.

El alcalde accidental de Badalona, Oriol Lladó (i), y el tercer teniente de alcalde, Josep Téllez, rompen la resolución judicial que les impedía abrir el 12 de octubre, el año pasado.

Los seis concejales de Guanyem Badalona y ERC que el 12-O de 2016 decidieron ir a trabajar serán juzgados por desobediencia el 23 y 27 de mayo de 2019, según ha avanzado el semanario 'El independiente'. Se les acusa de abrir el vestíbulo del edificio municipal del Viver en día festivo y atender consultas ciudadanas sin ejecutar ningún trámite oficial.

Querían visibilizar así su rechazo a la Fiesta de la Hispanidad y ahora la Fiscalía les pide quince meses de inhabilitación. Los encausados ​​han denunciado que el suyo es un "juicio político" y subrayan que curiosamente las fechas en que se ha fijado son el último día de campaña electoral y el día después de las próximas elecciones municipales.

El caso del 12-O a Badalona ha dado muchas vueltas. El juzgado de instrucción número 4 de Badalona archivó inicialmente el caso al considerar que los concejales no desobedecieron ninguno de los tres supuestos que se planteaban: el edificio municipal no se abrió de la manera habitual ya que solo se podía acceder acompañado de un concejal, ningún funcionario trabajó y no se hizo ningún trámite administrativo.

La fiscalía insiste en la imputación

Sin embargo, la Fiscalía recurrió contra esta decisión e insistió en imputar a los concejales un delito de desobediencia. La Audiencia de Barcelona acabó reabriendo la causa, que ahora llegará a juicio, dos años y medio después. Será en un momento decisivo para el futuro político de Badalona, ​​ya que las fechas que se han fijado coinciden con la celebración de las elecciones municipales del próximo 26 de mayo.

"Cuando denunciábamos que nuestro juicio era un juicio político es también para cosas como esta", ha asegurado uno de los encausados, el republicano Oriol Lladó, que en ese momento ejercía de alcalde accidental en ausencia de la entonces alcaldesa Dolores Sabater, que era en un viaje institucional cuando ocurrieron los hechos. José Téllez, de Guanyem Badalona, ​​también ha hecho mención a las fechas del juicio: "Para que luego digan que el poder judicial no tiene claro cuál es su calendario".

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Catalunya