03 abr 2020

Ir a contenido

A PUNTO DE NIEVE

Patrocina:

'Après-ski', un valor seguro

La gastronomía y las experiencias 'premium' ganan protagonismo en el Pirineo

La Airstream Experience de Arcalís permite pernoctar en plenas pistas

Sergi Mejías

La terraza de L’Aberset, en la estación andorrana de Grandvalira.

La terraza de L’Aberset, en la estación andorrana de Grandvalira.

El esquí, junto al snowboard, son los reyes de las pistas, los deportes de deslizamiento por excelencia durante el invierno. Pero hay vida más allá cuando nos sacamos los esquís. Y cada vez más. Los esquiadores y 'snowboarders 'ya no se conforman en poder disfrutar de unas pistas excelentes y de una moderna red de remontes mecánicos. La experiencia 360 en la nieve, poder disfrutar de un día de esquí en las pistas pero también cuando ya no se llevan los esquís, empuja con fuerza.

Las estaciones hace años que cuidan con mimo toda una serie de actividades y propuestas más allá del esquí para poder cautivar a sus clientes. El abanico de posibilidades no deja de crecer temporada a temporada. Ya no solo cuenta la gastronomía o alguna actividad tipo tubbing, la imaginación no tiene límites como ya demostraron en Ordino-Arcalís con la posibilidad de pernoctar en una caravana Airstream a 2.000 metros de altitud en medio de las pistas o en Vallnord Pal Arinsal con las sesiones nocturnas de yoga en un restaurante de altura.

Estos días son temporada alta en los Pirineos. Las vacaciones de Navidad y la semana de Reyes invitan a escaparse unos días a la nieve. Y a la hora de elegir las opciones de 'après-ski' también cuentan para exprimir al máximo esos días de descanso, de rotura con el estrés de la vida cotidiana. En el caso de La Molina hacen de la gastronomía su plato fuerte con propuestas de restaurantes como el Refugi Niu de l’Àguila, situado en la cima de la Tosa (cota 2.537) y se accede mediante el Telecabina Cadí Moixeró. Sin subir tanto, el Restaurant-Cafetería El Bosc, junto al telecabina, es una referencia obligada para disfrutar de una excelente cocina de montaña.

Brindar con champán 

Dentro de las propuestas de Grandvalira gana protagonismo el champán. Y es que el champán es, una Navidad más, uno de los grandes protagonistas en la estación andorrana. La Clicquot Snow Club Grandvalira en la terraza de Gall de Bosc del sector de Soldeu, ofrece un espacio con un ambiente muy chic donde deleitarse con una de las marcas de champán premium más aclamadas: el Veuve Clicquot. La casa francesa también está presente en L’Abarset, en el sector de El Tarter, con un espacio vip con capacidad para 30 personas y accesible con reserva previa. En este sentido, L’Abarset se convierte en el epicentro del 'après-ski' navideño en los Pirineos con una programación especial hasta el 5 de enero que situará El Tarter en el panorama musical de las mejores fiestas, con las visitas de DJs de prestigio internacional.

En Ordino Arcalís, la Airstream Experience by Schweppes continúa como referencia obligada ya que al acabar de esquiar se puede disfrutar de un refrigerio fuera de la caravana, dependiendo del tiempo, y después cenar dentro y pasar una noche diferente en la nieve. Aunque para noche diferente la Vivac Arcalís Experience by The North Face. Todo empieza con una excursión con raquetas o esquís de montaña hasta llegar a los Lagos de Tristaina donde se instala un campamento para pasar la noche al raso y disfrutar del cielo estrellado.

En el Vall d'Aran 

Baqueira Beret es otra de las estaciones que ha apostado fuerte por potenciar la oferta 'après-ski'. En las últimas temporadas se ha sumado una interesante experiencia para después de esquiar con el Winebar By Viña Pomal y el Pub Drinkery situados ambos en la zona noble del Hotel Montarto en el Forum de Baqueira 1500 y que son una gran combinación para cenar y tomar algo sin tener que conducir si se está a alojado a pie de pistas.

A lo largo de las pistas y especialmente en la terraza de Beret 1.850 y en el Baqueira Bar 1.500 hay DJ o música en directo cada fin de semana dando al final de cada jornada un ambiente festivo que ya está creando tradición. Además del mítico Moët Winter Lounge, après-ski en puro estado, que este año se ha ampliado a todo el recinto. Y es que siempre hay algo divertido que hacer después de una jornada disfrutando del esquí y de la nieve.

Temas Esquí