31 may 2020

Ir a contenido

Mobile Premier Awards 2016: los premios de las apps, un fenómeno que no para de crecer

EL PERIODICO / BARCELONA

El salón Mobile World Congress 2015 (MWC) de Barcelona.

El salón Mobile World Congress 2015 (MWC) de Barcelona. / DANNY CAMINAL

El 22 de febrero se entregarán los Mobile Premier Awards (MPA) a las mejores aplicaciones del año 2015.

Será en el marco del Mobile World Congress, en Barcelona, y contará con un jurado internacional de renombre que tendrá que elegir entre los 16 finalistas a los ganadores del Best App Award (mejor aplicación) y del Big Impact Award (la de mayor impacto en la vida de las personas). Además, será premiada la aplicación más votada por el público.

Esta será la décima vez que Appcircus organiza este evento, que el año pasado premió, entre otras, a Mobile Triage: la aplicación sudafricana que ayuda a realizar una evaluación correcta de los pacientes que llegan a los servicios de urgencias de centros de salud y hospitales proporcionando una valoración 100% correcta, rápida y que ayuda a salvar vidas.

Entre las nominadas de este año, se destacan Knodes —que permite al usuario ver indicadores medioambientales de su ciudad—, Virtual Energy Advisor —un asesor virtual para mejorar la eficiencia energética y compartir con una comunidad experiencias y trucos para ahorrar energía y dinero—, Tripuniq, la app con la que el usuario puede personalizar su viaje, teniendo en cuenta las recomendaciones de habitantes locales, y Sharing Academy, una plataforma donde los universitarios pueden dar clases particulares a compañeros de su misma universidad. 

Las estadísticas con respecto a las aplicaciones hablan por sí solas: representan el 90% del tiempo que los usuarios dedican a la Internet Móvil, que asciende a las 37 horas al mes apróximadamente, según este estudio de la empresa Flurry.

Si quieres valorar alguna de las aplicaciones finalistas, puedes hacerlo participando como experto de la appteca de apps4citizens, una plataforma que tiene por objetivo promover el uso de las aplicaciones como un instrumento útil para mejorar la calidad democrática de la toma de decisiones a través del compromiso social y político colectivo.