Polémica

Podemos exige la dimisión de Batet por retirar el escaño a Alberto Rodríguez

Isa Serra considera "gravísimo" lo ocurrido con el exdiputado canario y asegura que la obligación de la formación morada es denunciar los hechos

4
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez

Unidas Podemos no se querellará contra Meritxell Batet. Alberto Rodríguez tampoco. El frente judicial de los morados contra la presidenta del Congreso se ha quedado en nada. Eso sí, le exigen que dimita por retirar el acta al diputado canario. "La salida más digna es la dimisión de Meritxell Batet", ha sentenciado la coportavoz de Podemos, Isa Serra, tras un fin de semana en el que parecía que las aguas se habían calmado.

"Es algo gravísimo. Es una vergüenza. Esto no podría suceder. Es nuestra obligación denunciar un hecho como que se actúe, por parte de la presidencia del Congreso, en contra de la ley y pensamos que por eso la salida más digna es la dimisión de Meritxell Batet", ha recalcado la dirigente de Podemos la posición de su partido en un día en el que socialistas y morados se van a reunir tras brecha abierta en la coalición a causa de quién lidera la derogación de la reforma laboral.  Serra ha llegado a tildar la decisión de Batet de un "ataque a la democracia", no solo contra Rodríguez y Podemos, y al poder "legislativo, la voluntad popular y la democracia".

En la misma línea, el exlíder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, también ha considerado que la presidenta del Congreso "debería dimitir por propia dignidad". Según ha explicado en RAC1 la retirada del acta de diputado a Rodríguez Rodríguez "es una barbaridad" y el juez Manuel Marchena, presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, "se ha reído de ella".

La vicepresidenta segunda y actual líder del sector morado del Gobierno, Yolanda Díaz, no comparte la polémica que están generando sus compañeros. Preguntada en LaSexta sobre si considera que Batet debe dimitir ha respondido que hay que "bajar la tensión en el país". "Si el señor Rodríguez ya ha decidido que va a defenderse, respetémoslo y dejemos de generar más ruido", ha reclamado a su propia formación.

También desde el PSOE se intentó no incrementar la tensión. Su portavoz, Felipe Sicilia, expresó, primero, el apoyo "total y absoluto" de la ejecutiva del partido a Batet, pero evitó arremeter contra los morados.

Sicilia: Batet retiró el acta a Rodríguez "porque hay una decisión judicial que ha dicho que ese es el proceder y la consecuencia de la sentencia"

Lo más que dijo es que resulta "curioso" y que les "sorprende" que Podemos pida la dimisión de una persona, la tercera autoridad del Estado que "lo único que ha hecho es cumplir escrupulosamente con la ley y con el respeto a una decisión judicial". La presidenta del Congreso, insistió el diputado "no le ha quitado el escaño [a Rodríguez] porque sí, se lo ha retirado porque hay una decisión judicial que ha dicho que ese es el proceder y la consecuencia de la sentencia" que le condenó. Al portavoz se le preguntó hasta en dos ocasiones si el PSOE considera "desleal" la actitud de los morados, y él evitó utilizar esa palabra, en un intento evidente de templar el conflicto.

Para Sicilia, Batet cumplió con la ley y con la "separación de poderes", e incluso con la defensa de los diputados al solicitar aclaraciones del Tribunal Supremo, pero al final las resoluciones judiciales "se acatan".

Pasos atrás

Noticias relacionadas

A media tarde del viernes, Batet comunicó a Rodríguez su decisión de quitarle el escaño tras recibir un oficio del Supremo en el que se indicaba que la condena que se le impuso al diputado morado por atentado a la autoridad implicaba su "obligada" inhabilitación. Unidas Podemos no tardó en reaccionar y minutos después anunciaban que presentaría una querella contra Batet por prevaricación. El aviso encendía aún más la batalla interna que se estaba viviendo en el seno del Gobierno entre Díaz y Calviño.

Sin embargo, los morados han ido bajando el tono a lo largo del fin de semana. El pasado sábado, el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, desvinculó la querella de Unidas Podemos y aseguró que sería una iniciativa a título propio de Rodríguez. Ese mismo día, el diputado canario decidió abandonar el partido y acusó al PSOE de "robarle" su escaño. Aun así, este domingo dio un paso atrás y anunció que no presentará tal querella.