Helados Alacant

Helados veganos para abrir fronteras

  • Helados Alacant confía en su gama a base de proteína de altramuz para expandir sus ventas por Europa

Joaquín Lancis, con una tarrina de helado vegano.

Joaquín Lancis, con una tarrina de helado vegano. / Pilar Cortés

4
Se lee en minutos
David Navarro

Cuando en el Grupo Alacant se plantearon la necesidad de salir al exterior para diversificar sus mercados, la tarea no parecía nada sencilla. A pesar de los 97 millones de facturación con los que cerró el año pasado -en buena medida gracias a su alianza con Mercadona-, competir con las grandes multinacionales que controlan la distribución de helados en Europa podía resultar una tarea titánica. Necesitaban una punta de lanza que les ayudara a abrir mercados y entonces se les cruzó la que creen que puede ser su gran oportunidad: la fabricación de helados veganos y libres de alérgenos.  

Fue en 2019 cuando los responsables de la firma alicantina se encontraron con una pequeña compañía húngara que había desarrollado la tecnología necesaria para sintetizar la proteína del altramuz, una leguminosa con un contenido oleico muy elevado y un sabor neutro que permite lograr una textura prácticamente idéntica a la del helado tradicional, lo que supone una gran ventaja frente a otras alternativas vegetales existentes. 

La compañía húngara, además, había hecho sus pinitos comercializando sus productos en el Reino Unido, con la marca 4U Free From. Hacerse con ella suponía matar dos pájaros de un tiro -entrar en un nuevo segmento de clientes e iniciar su diversificación geográfica-, así que Helados Alacant compró la tecnología y la marca, y se trajo la producción a la fábrica que tienen en la localidad de San Vicente del Raspeig, en Alicante. 

El 10% del negocio

Sólo el primer año se logró una facturación de más de un millón de euros con esta nueva gama y para este ejercicio se prevé alcanzar los cuatro millones, el 85% en el mercado británico. Allí, Tesco es su principal cliente, aunque también han logrado introducir sus productos en Marks&Spencer. 

"A medio plazo, nuestro objetivo es que la gama vegana aporte al menos un 10% del negocio", señala el CEO de la compañía, Joaquín Lancis, que asegura que el Brexit no ha afectado a sus planes, al contrario de lo ocurrido con la pandemia. La intención era utilizar estos helados como gancho para entrar en otros países europeos ya este ejercicio, pero la suspensión de las grandes ferias alimentarias durante el último año ha ralentizado sus planes. Eso sí, Lancis está convencido de que, en cuanto regrese la normalidad y los certámenes, conseguirán sus objetivos.

"Hay que tener en cuenta que la población vegana no deja de crecer. Cada vez hay más gente que, por cuestiones de conciencia, no quiere ningún producto de origen animal. Si a eso sumas la población con problemas de intolerancia alimentaria y alergias -Grupo Alacant garantiza que estas cremas están libres de los seis principales alérgenos: leche, gluten, huevo, cacahuete, frutos secos y sésamo-, tienes un mercado muy interesante", explica el ejecutivo.

"Además, es un mercado de nicho donde la competencia no es tan feroz como con los helados tradicionales, lo que facilita abrir puertas y que luego puedan seguir el resto de productos de nuestra cartera", añade. El objetivo es que al menos el 15% de los ingresos de la firma procedan del exterior a medio plazo. 

De momento, además de los acuerdos que ha logrado en Reino Unido, la firma ya distribuye también esta nueva gama en las heladerías con las que trabaja por toda España. De hecho, de las 23 referencias que ha lanzado, 14 son cremas para este tipo de establecimientos. En cuanto a su distribución en supermercados en territorio nacional, la compañía asegura que está "en plenas negociaciones" y que en los próximos meses esperan «estar presentes en varios de los principales ‘retailers’ españoles".

Según la información aportada por la propia compañía, en estos momentos aproximadamente el 70% de la facturación total de la firma procede de la distribución en supermercados y similares -Grupo Alacant es uno de los proveedores totalers de Mercadona-, mientras que el 30% restante corresponde a las ventas a heladerías. En el exterior, la cadena ha empezado a formalizar algunos acuerdos con grandes distribuidores y también de fabricación con alguno de los gigantes del sector alimentario que también confían en que les ayude a su objetivo de incrementar su internacionalización. 

Noticias relacionadas

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Grupo Alacant nació en 1972 cuando un grupo de 35 maestros heladeros, que hasta entonces producían en sus propios obradores, decidieron unirse para comercializar sus productos. Con el tiempo se fueron incorporando más socios, siempre vinculados al mundo del helado, y hoy la compañía cuenta con 250 accionistas, que venden los productos de la firma en sus establecimientos. En 2009, en pleno proceso de expansión, compró al fabricante murciano de granizados Eurogranizados. El año pasado, la compañía invirtió 10,15 millones de euros para ampliar la capacidad de producción de sus dos plantas, en las que puede fabricar 90 millones de litros de helados al año. Los sabores de turrón, chocolate fondant o el de dulce de arce son algunos de los "superventas" de la compañía. 

Temas

Empresas