Nace Meeting Lawyers

Los Pierre, una familia de startups

  • Nace Meeting Lawyers, cofundada por Clàudia Pierre, miembro de una saga catalana de emprendedores

  • La 'legaltech' se suma a Badi, creada por su hermano; Glovo, por su primo; o Aggity, por su tío

La emprendedora Clàudia Pierre.

La emprendedora Clàudia Pierre. / María D'Oultremont

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El apellido Pierre equivale a emprender, con orígenes en un industrial textil procedente de Alsacia en el siglo XIX. Es una familia en la que varios de sus miembros alimentan el universo ‘start-up’ catalán, que va desde Glovo a Badi o Aggity. Clàudia Pierre Trias de Bes es una de sus representantes y acaba de lanzarse al ruedo con Meeting Lawyers, una startup de asesoría legal de marca blanca para empresas fundada junto con otros socios que incluyen al exlíder de Ciudadanos, Albert Rivera, y que ofrece como novedad consultas mediante chats y videollamadas las 24 horas del día.

La necesidad por emprender de Clàudia, abogada de formación, es innata. Su inquietud hizo que no se conformara con trabajar en un despacho. "Ya estando allí monté una marca de joyas, pero pronto vi que lo mío era algo relacionado con el Derecho", recuerda. Y los genes también tienen que ver. Su hermano Carlos, cuatro años menor, fundó Badi, una app para encontrar compañeros de piso y apartamentos de alquiler. Ha resultado ser una fuente de inspiración.

Genes emprendedores

"Me llevo muy bien con él. Viví la ilusión con la que acudía a su negocio cada día. Él, que también es inquieto como yo, me apoyó desde el primer momento", explica. Pero la cosa no se queda ahí. Su primo Òscar Pierre Miquel es uno de los cofundadores de Glovo. Un hermano de este, Marc, ya ha empezado en este mundo con la plataforma Renty, para el alquiler de cualquier tipo de objeto. Y el padre de ambos y tío de Clàudia, Òscar Pierre Prats, es fundador de Aggity, especializada en transformación digital.

El gen empresarial de los Pierre Miquel les viene también por parte de madre, ya que esta es hija de uno de los fundadores de Miquel Alimentación (hoy GM Food). Y en el origen de todos, la industria textil del siglo XIX. Pero Clàudia ha querido siempre emprender. Tras una etapa en despachos recaló en el de la familia, que carecía de derecho penal, su especialidad. Pero siguió inquieta. Antes del proyecto actual creó el servicio Desalojo-Okupas. Y al final ha desembocado en Meeting Lawyers.

Los clientes de esta sociedad constituida en enero pasado, serán grandes empresas que quieren ofrecer a sus clientes una cartera de servicios jurídicos. Operan por tanto como una marca blanca con tecnología propia adaptable a las necesidades de cada uno de sus clientes. En la actualidad trabajan ya ocho personas en la empresa, pero a final de año esperan ser una veintena tras una inversión de 400.000 euros que aportan los socios y llegar al millón de euros de facturación en un año.

La idea surgió después de ver cómo funcionaba Meeting Doctors, de Albert Castells y José López. "Yo misma vi que hablaba mucho e incluso resolvía muchas consultas de clientes por WhatsApp, pero a la vez detecté que la oferta existente en el mercado se basaba en la consulta telefónica". Finalmente se apuntaron estos dos emprendedores también, así como el despacho Martínez-Echevarría & Rivera.

El exlíder de Ciudadanos, Albert Rivera, presidente de este bufete, no se conformó con que este aporte el know how jurídico, sino que se convirtió también en socio del proyecto y en presidente del consejo de administración. Carlos Ripollès, socio originario, vive en México, donde ya ha iniciado contactos para expandir el negocio por la zona. De hecho, no descartan iniciar operaciones en ese país en julio, a la vez que empiecen con su primer gran cliente en España.

Noticias relacionadas

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Por ahora no lo requieren, pero no descartan dar entrada a otros socios a medio plazo si el crecimiento se acelera. Además de evacuar las consultas en dos minutos y por chat o videollamada, Meeting Lawyers se ha propuesto reforzar su calidad. Por eso cuentan con un director jurídico que no solo analiza sino que supervisa las consultas, tanto su rapidez como su eficacia. La compañía está construyendo una red de abogados. En julio ya dispondrá de una quincena, pero se irán ampliando a medida que lo hagan las necesidades.

Temas

Empresas