startup alemana

LettertoYourSelf, el servicio que te permite enviarte cartas físicas a ti mismo o a otros en el futuro

Gracias a esta peculiar herramienta podrás recibir tú mismo o tus seres queridos una comunicación a través del correo ordinario en la fecha que te hayas programado.

¿Qué te gustaría que te hubiera dicho tu yo del pasado? Quizás muchas cosas. Pues ahora tienes la posibilidad de hablarle a tu yo del futuro y contarle lo que quieras, sin censura. Es posible gracias a un curioso servicio llamado LettertoYourSelf.

LettertoYourSelf, el servicio que te permite enviarte cartas físicas a ti mismo o a otros en el futuro

Unsplash

Se lee en minutos

¿Qué te gustaría que te hubiera dicho tu yo del pasado? Quizás muchas cosas. Pues ahora tienes la posibilidad de hablarle a tu yo del futuro y contarle lo que quieras, sin censura. Es posible gracias a un curioso servicio llamado LettertoYourSelf.

Con LettertoYourSelf puedes redactar una carta y pedir que te la envíen en una fecha determinada de años venideros (más o menos). No será una notifación push, un email o un WhatsApp, sino una carta física como las de toda la vida. Se supone que alguien llegará en esa jornada que has marcado y te la entregará.

Una máquina del tiempo

Es una buena manera de hacerte darte a ti mismo una sorpresa o de usarlo como recordatorio para algo que está por acontecer. También puede que quieras utilizarlo como una especie de máquina del tiempo, como esos cofres con objetos de una época que se guardan o entierran durante años.

Lo bueno de LettertoYourSelf es que también lo puedes utilizar para escribir a otras personas. Imagínate dar una sorpresa a tus hijos por algo especial que vaya a ocurrir a años vista (como cuando acaben la universidad) o decirle a tu pareja que la quieres cuando sepas que ya no vas a estar en este mundo. Una persona mayor puede redactar algo para que el día de mañana lo lean sus nietos, que quizás ni siquiera hayan nacido aún y nunca lo lleguen a conocer. Las posibilidades son infinitas.

¿Y cuánto cuesta mandarte –o enviar a tus seres queridos- una carta que viaje a lo largo del tiempo? Pues más barato de lo que piensas, más o menos como un correo certificado en Correos4,99 euros la unidad.

La herramienta ha sido creada en Alemania y uno de sus desarrolladores es Peter Ulrich. “Con demasiada frecuencia olvidamos lo que una vez fue lo más importante para nosotros. Perdemos los momentos que juramos que recordaríamos para siempre. Perdemos la noción de la lucha y el dolor que nos convirtió en lo que somos hoy. No olvides nunca más lo que te definió. Escríbelo, envíalo y recuerda”, señala el creador del servicio.

Cómo usar LetterToYourself

Se trata de una herramienta francamente sencilla. Para empezar a confeccionar esta especie de mensaje en una botella digital tienes que entrar en la web de LettertoYourself y pinchar en el botón de la parte superior derecha donde marca Get Started. Verás que se abre un formulario en el que tienes completar una serie de campos para preparar tu escrito.

En primer lugar, tienes que especificar cuándo te gustaría enviar la carta física (en 3 meses, 6 meses, 1 año, 3 años, 5 años…) Puedes programar la entrega en un plazo de hasta 10 años.

Después, debes completar otras cosas, como la dirección del destinatario/a. Obviamente, tienes que añadir el texto que quieres que se mande en el futuro. Tienes como límite para plasmar tus palabras hasta 65.000 caracteres, una cifra bastante generosa que te daría la posibilidad de escribir una carta de casi una veintena de folios.

Si el servicio se usa con bastante espacio de tiempo corre el riesgo de que tu vida y circunstancias (o las de los receptores cambien) y ya no vivan en esa dirección física. Pero desde LettertoYourSelf han pensado en todo.

Te puede interesar

En teoría, la plataforma envía pings para asegurarse de que esas señas continúan siendo válidas. No obstante, también es posible ponerse en contacto con los creadores del servicio para notificarles una modificación en el lugar de entrega.

En Internet ya existían otras herramientas que permiten programar envíos de correos para fechas futuras, sin embargo, la mayoría están centradas en mandar comunicaciones de manera electrónica. La capacidad de llevar esos mensajes de lo digital al mundo real le da más peso a su contenido y hace que este servicio sea algo tan especial. Al final todo consiste en poder comunicarse con los otros o con uno mismo de la manera en que mejor llegue lo que se quiere decir, aunque haya lustros de por medio.