Trabajadores por cuenta propia

Los autónomos se cubren las espaldas: buscan seguros con coberturas para las bajas por COVID

  • Según Rastreator, las búsquedas de seguros para autónomos y pymes han repuntado en un 11%

Los autónomos se cubren las espaldas: buscan seguros con coberturas para las bajas por COVID

Christiann Koepke

Se lee en minutos

El Periódico

Los trabajadores por cuenta propia han sido uno de los colectivos más afectados por la pandemia. Muchos de ellos, dedicados al sector servicios, han tenido que cerrar su comercio debido a la inestabilidad económica, lo que ha provocado pérdidas incalculables. Según datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) más del 30% de los autónomos tuvo unas pérdidas superiores a 30.000 euros en 2020 respecto al 2019. En este contexto más de 100.000 autónomos se dieran de baja en el tercer trimestre de 2020, tal y como asegura el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

No obstante, a la crisis económica hay que sumarle la sanitaria. Debido a su régimen laboral, muchos autónomos se han quedado desprotegidos cuando han tenido que dejar de trabajar por haber contraído la COVID o por haber estado en contacto con un caso positivo. Este es uno de los motivos por lo que, según Rastreator, las búsquedas de seguros para autónomos y pymes han repuntado en un 11%."Esto nos indica que a pesar de la crisis, los autónomos no sólo no descartan tener seguros sino que tienen una actitud más precavida y se interesan en buscar pólizas que se ajusten a sus necesidades”, explica el responsable de aseguradoras de Rastreator, Víctor López.

Otro de los motivos que puede estar detrás de este creciente interés de los autónomos por buscar un seguro es el descuento en las primas de pólizas que han empezado a ofrecer muchas aseguradoras. Estas facilidades les ayudan a cubrir los riesgos por actividades que no se han podido realizar por culpa del Estado de Alarma. Esta medida excepcional llevada a cabo por el Gobierno impide, en alguna ocasiones, que el colectivo desarrolle adecuadamente su actividad. Además, en el caso de particulares, las aseguradoras también han facilitado un fraccionamiento de las primas sin intereses. “Las ayudas que han lanzado las propias aseguradoras han servido para que los autónomos hayan cambiado su percepción sobre este tipo de producto y ahora valoren más esta opción para poder proteger sus negocios en tiempos de pandemia”, asegura Víctor López.

Los seguros imprescindibles 

Para hacer frente a la inestabilidad actual provocada por la COVID, los autónomos han de tener muy en cuenta el seguro de incapacidad laboral transitoria (ILT) que le cubre en caso de no poder trabajar o cumplir con sus actividades. Además, incluye desde un accidente hasta una baja por enfermedad como la COVID, y según la cotización que se solicite, el seguro proporcionará un subsidio diario.

Por otro lado, se encuentra el seguro de responsabilidad civil que cubre los daños que el autónomo asegurado puede causar a terceras personas o bienes mientras se desarrolla su actividad. En línea con las ayudas, varias aseguradoras facilitaron durante la pandemia la posibilidad de fraccionar el pago que anteriormente era anual. Este tipo de póliza es imprescindible si dispone de un local comercial, ya que se exige para poder solicitar la licencia de apertura del mismo. “Comparar y escoger el tipo de póliza según la actividad profesional de cada autónomo es primordial para que el gasto sea el mínimo posible y a su vez, la cobertura sea la más conveniente'', matiza López.

Te puede interesar

Diferentes tipos de seguros para autónomos

La labor que desempeña cada autónomo influye en el seguro que ha de contratar y también en su obligatoriedad. De este modo, la ley española exige contratar un seguro de responsabilidad civil si el trabajador por cuenta propia desarrolla su actividad de cara al público, mientras que es obligatorio un seguro de vehículos si se usa un vehículo para realizar las gestiones de trabajo, por ejemplo un taxista. Así, el seguro de accidentes para trabajadores es el que deben tener aquellos que desempeñan una actividad de riesgo, así como si tienen personal contratado a su cargo. “Es importante conocer qué riesgos y obligaciones requiere tu profesión para escoger el más adecuado para ti y que el coste sea el adecuado para cada caso particular”, declara Víctor López.