Ir a contenido

Los nuevos criterios de becas de comedor hacen aflorar otros 16.000 niños que las necesitan

Ensenyament ha resuelto favorablemente este octubre 84.000 solicitudes de ayuda, de las que casi 18.000 son para casos de extrema pobreza

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

Comedor escolar

Hora del comedor en una escuela de Barcelona. / MÒNICA TUDELA

El cambio de criterios para la concesión de becas de comedor, aprobado en el pleno de la pobreza del pasado marzo en el Parlament, ha hecho aflorar casi 16.000 nuevos casos de menores que a principios del curso pasado se quedaron sin ayuda alimentaria y que este 2016-2017, con las nuevas condiciones, sí han podido beneficiarse de ella. La Conselleria d'Ensenyament ha resuelto este octubre 84.049 expedientes favorables de peticiones de ayudas de comedor, de los que un total de 17.898 son becas que cubren el 100% del coste del menú escolar. Esta aportación, prevista para los hijos de familias en situación de pobreza extrema, ha aumentado en 1.300 usuarios respecto al curso pasado.

El resto de ayudas concedidas este octubre, un total de 66.151, cubren el 50% del precio. En este caso, el incremento es de casi 15.000 beneficiarios más. A estos habrá que añadir, en las próximas semanas las solicitudes todavía no resueltas por los consejos comarcales, que están revisando unos 13.000 expedientes pendientes de respuesta, 2.000 más que en el curso 2015-2016.

PARTIDA ABIERTA

El año pasado, Ensenyament destinó más de 46 millones de euros a las becas de comedor, que a finales de curso ascendieron a unas 85.000 ayudas, una cifra muy similar a las concedidas en este inicio de curso 2016-2017. La 'conselleria' que dirige Meritxell Ruiz no descarta que a lo largo del año, como ocurrió el pasado, se vayan recibiendo nuevas solicitudes, por lo que mantiene la partida abierta a situaciones sobrevenidas para las familias.  

El incremento de becas respecto al 2015 es consecuencia, ha explicado Ensenyament en un comunicado, a "la modificación de los umbrales económicos de acceso a las ayudas, que este curso se han empezado a aproximar al umbral de la pobreza establecido en el Idescat", tal y como acordó el Parlament. Este año también se ha suprimido el denominado tramo flexible de las solicitudes que superaban el umbral, pero que recibían ayudas adicionales por decisión de los consejos comarcales.

0 Comentarios