Ir a contenido

DISCAPACIDAD INTELECTUAL

Las entidades rechazan el modelo de residencia que inaugura hoy Artur Mas

Artur Mas, acompañado por la vicepresidenta y consellera de Bienestar Social, Neus Munté, inaugurará esta tarde en Collserola la residencia Mas Suró

La federación de asociaciones de Discapacidad Intelectual de Catlunya (Dincat) ha criticado este martes el modelo de residencia para discapacitados que esta tarde tiene previsto inaugurar el presidente de la Generalitat, Artur Mas, en Collserola porque "no promueve la inclusión en la comunidad". Artur Mas, acompañado por la vicepresidenta y consellera de Bienestar Social, Neus Munté, inaugurará esta tarde en Collserola la residencia Mas Suró, que cuenta con 48 plazas residenciales para personas con discapacidad intelectual y trastornos de conducta.

La federación Dincat, que agrupa a más de 300 entidades sociales y representa los derechos de más de 30.000 personas con discapacidad intelectual, ha alertado que este equipamiento "incumple el derecho de las personas con discapacidad a ser incluidos en la comunidad y a acceder a los recursos y equipamientos de su entorno para evitar el aislamiento o marginación". "Defendemos y trabajamos para que las personas con discapacidad intelectual vivan dentro de la comunidad y no queden apartadas en equipamientos que las condenan al aislamiento y a vivir una vida institucionalizada.

Las personas no pueden volver a quedar apartadas de la sociedad, como décadas atrás", ha denunciado la presidenta de Dincat, Rosa Cadenas. La residencia, que abrirá 2 años después de estar terminada, está ubicada en la urbanización Mas Sauró, en la sierra de Collserola, lejos de los servicios comunitarios (centro cívico, biblioteca, equipamientos culturales o CAP, entre otros). "Tenemos que cuestionar este modelo de atención y apoyo porque no se ajusta a diversos artículos de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad", ha criticado Cadenas.

"La Convención deja muy clara la primacía de la dignidad de la persona y hace referencia explícita al derecho a vivir de forma independiente, a ser incluida en la comunidad, a participar en la vida política y pública y a acceder a la cultura, el ocio y el deporte, incluyendo los recursos y equipamientos culturales de su entorno con el objetivo de evitar el aislamiento o marginación", ha abundado la presidenta de Dincat. "No podemos retroceder hacia un modelo asistencialista que aisla a las personas con más necesidades de apoyo", ha concluido la presidenta de Dincat, que ha lamentado que "en los últimos años, se haya invertido en este tipo de equipamientos, en vez de destinar recursos a servicios de vivienda en entornos más comunitarios".

0 Comentarios