Ir a contenido

futuras exposiciones

La Suñol recupera la figura de Fernando Vijande

El galerista que renovó la escena artística española en los años 70 y 80 es la gran apuesta de la fundación para la próxima temporada

Natàlia Farré

Plataforma diseñada por José Luis Alexanco en 1981 para la entrada de la Galería Ferrnando Vijande.

Plataforma diseñada por José Luis Alexanco en 1981 para la entrada de la Galería Ferrnando Vijande.  / periodico

La memoria es flaca. Y 30 años después de su muerte pocos se acuerdan de Fernando Vijande. Por eso la Fundació Suñol dedicará la gran muestra de la temporada a la figura de ese galerista y visionario. Uno de los nombres más importantes en la escena artística en España en los años 70 y 80 que renovó el arte contemporáneo desde las dos salas que regentó en Madrid: primero la Galería Vandrés y posteriormente la que llevó su nombre.

Espacios por los que pasaron los artistas más famosos y polémicos del momento, como Andy Warhol. El padre del pop art expuso por primera vez en el país de la mano de su mano, fue en 1982, y asistió en persona a la inauguración de 'Pistolas, cuchillos y cruces', así se llamaba la exposición. La muestra fue un éxito y un escándalo: Vijande decidió cobrar entrada. Algo, hasta entonces, inaudito. Pero esa no fue ni la primera ni la única provocación del galerista. Su primera exposición, en 1971,  'Eros y el arte actual en España', le costó la clausura de la sala y un juicio por atentar a la moral. Hubo más hitos en su carrera, como exponer por primera vez piezas de vídeo (de Antoni Muntadas) o conseguir que la muestra 'New images from Spain', en 1980, en el Guggenheim de Nueva York, exhibiera exclusivamente a autores de su galería.

MIRALDA Y 'AJOBLANCO'

'Fernando Vijande y 51 artistas', en septiembre del 2017, recuperará su figura a partir de la exposición de piezas de medio centenar de creadores que pasaron por su galería, desde Hernández Pijuan a Plensa, de Mapplethorpe Warhol. Eso será después de la muestra, pequeña,  dedicada a otro de los hitos importantes de esa época: la mítica revista '‘Ajoblanco'; y de las exposiciones dedicadas a Oriol Vilapuig y Antoni Miralda. Este último dentro de la serie 'Camins encontrats', ciclo en el que la fundación confronta dos obras de un artista separas por el tiempo y realizadas en distintos contextos.

El programa del centro prevé también acoger en el Espai Zero, el reservado a los artistas emergentes, las obras, básicamente escultóricas, de tres autores: Jordi Mitjà, Marc Larré y Mònica Planes. Todas pensadas para los primeros trimestres del año, ya que el homenaje a Vijande ocupará todas las salas de la fundación. Será la primera vez que una sola actividad llene toda la fundación. 

0 Comentarios
cargando