Ir a contenido

CONCIERTO EN LA SALA BIKINI

Max Gazzè: "La innovación nace de la contaminación"

Ídolo en su país, el cantautor italiano expande los "confines" de su música y presenta su décimo álbum en Barcelona

Beatriz Martínez

max gazze

Max Gazzè. / periodico

Lleva más de 20 años en la música y es uno de los cantantes de su generación más respetados en Italia. El primer 'single' de 'Maximilian', su último álbum (el décimo de su carrera), titulado 'La vita com’è', se ha convertido en su país un auténtico 'hit' de radiofórmula. Pero la música de Max Gazzè (Roma, 1967) es mucho más que ese 'single' de reminiscencias balcánicas y ritmo endiabladamente pegadizo. Se trata de un artista que lleva mucho más allá el concepto de cantautor tal y como se suele concebir. Un intelectual de la música y del sonido, un alquimista de los ritmos y las notas, un poeta de la canción.

Se encuentra de gira por primera vez en España con dos fechas en solitario, Madrid y Barcelona, donde actuará el sábado (en la sala Bikini). "Es importante para mí tocar fuera de Italia", cuenta en exclusiva para EL PERIÓDICO. "No es una cuestión de ambición, pero creo que es positivo que existan trasvases entre la música de los diferentes países europeos. Hace 10 años esto era impensable, y creo que es fundamental que los confines se vayan expandiendo de una manera natural".

Comenta que, en estos momentos, en Italia es número uno la canción 'Sofía', del catalán Álvaro Soler, y que precisamente este músico ha hecho una adaptación de 'La vita com’è' al castellano. "Me gusta esta sinergia, este contagio artístico positivo. Porque la innovación nace de la contaminación. La música solo puede avanzar por este camino de mezcla entre las diferentes tradiciones".

Desde sus inicios, ha compuesto las letras de sus canciones junto a su hermano, el poeta Francesco Gazzè, "Para nosotros es tan importante el sonido como el significado de la palabra. Nos gusta construir una arquitectura musical en torno a las letras. Al final, es un proceso tan emocional como científico". Ahora, ha vuelto a contar con su sensibilidad en 'Maximilian', un álbum que ha supuesto un nuevo punto de inflexión en su carrera, dentro de un constante proceso evolutivo de experimentación. Como siempre, vuelve a destacar su especial cuidado en los arreglos, en las construcciones armónicas de las canciones. "Para mí 'Maximilian' representa toda una paleta de colores, es un collage entre muchos géneros y un equilibrio entre el rock, el pop, la música electrónica y la canción de autor".

INFLUENCIA DE BATTIATO

Además, por primera vez, introduce elementos sinfónicos. "Al principio quería que fuera un álbum totalmente experimental, con una fuerte presencia de los sintetizadores. Y algo de eso queda en algunas canciones, pero también quería ensayar con otro tipo de estructuras más libres, algo que proporciona por ejemplo la música clásica. Sin estrofas ni estribillos, apelando únicamente al hemisferio de la percepción emocional". En algunas canciones, como 'Nulla', también se puede rastrear la influencia de Franco Battiato. "No suelo contaminarme, pero Battiato es una inevitable fuente de inspiración, un artista al que quiero y respeto profundamente".

Hace dos años, Max Gazzè se unió a otros dos músicos y amigos como son Daniele Silvestri y Niccolò Fabbi para componer un álbum conjunto, 'Il padrone della festa'. "Fue una experiencia muy especial que no surgió de manera premeditada ni fue una operación discográfica. Estábamos muy unidos y queríamos crear juntos. No había egos y conseguimos una identidad única".

Reconoce que, en los últimos tiempos, se siente muy decepcionado con la política; ya no confía en ella, dice con amargura. Pero algunas de sus canciones, como 'La favola di Adamo ed Eva' se convirtieron en su momento en emblemas de reivindicación social. "Ahora solo intento aportar ligereza a un mundo que ya está lo suficientemente jodido". 

Temas: Música

0 Comentarios
cargando