El Periódico

Promo BCN Ahir cabecera

espíritu de superación

Lecciones de 'drifting' sin pies ni manos

El exmilitar Taylor Morris perdió sus extremidades en Afganistán, algo que no le impide disfrutar de su pasión

ISMAEL R. CORREA / Barcelona

Lunes, 7 de enero del 2013 - 18.43 h

Ocho meses le han bastado al exmilitar Taylor Morris para reponerse del atentado que lo dejó sin extremidades en Afganistán. Tiempo más que suficiente para ponerse al mando de un volante y no dejar que los impedimentos físicos destruyan su gran pasión: el 'drifting', una disciplina que consiste en derrapar con un automóvil consiguiendo ángulos imposibles.

El experimentado piloto ha querido llamar la atención de Ken Block, uno de los conductores más aclamados, con un video que ha publicado en internet. En él, Morris presume antes sus amigos de sus habilidades con los coches y se sube a un Mazda 6 MPS para dar rienda suelta a sus ansias de superación.

Dificultad añadida

Lo más llamativo de su hazaña es que el vehículo no está especialmente pensado para ser usado por un discapacitado, sino que solo cuenta con una bola en el volante que le permite moverlo con uno de sus brazos ortopédicos. El resto lo maneja sin problemas gracias a sus prótesis.

Es, sin duda, una muestra más de la capacidad de adaptación de los seres humanos a realidades difíciles de asimilar y un claro ejemplo de superación.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario