El Periódico

'No en mi nombre' recorre las capitales españolas contra la guerra

25 municipios protestan contra el terrorismo yihadista y la respuesta bélica a los atentados de París

  • 'No en mi nombre' recorre las capitales españolas contra la guerra

    ELISENDA PONS

    La cabecera de la manifestación de Barcelona contra la guerra.

  • 'No en mi nombre' recorre las capitales españolas contra la guerra

    DAVID CASTRO

    Pancarta exhibida en la manifestación contra la guerra, en Madrid.

AGENCIAS / BARCELONA / MADRID

Sábado, 28 de noviembre del 2015 - 14:33 CET

Varios miles de personas han asistido este sábado en varias ciudades españolas a concentraciones contra el terrorismo yihadista y una posible respuesta bélica por parte de Occidente, convocatoria que estaba promovida por alcaldes, colectivos sociales y representantes del mundo de la cultura agrupados en la iniciativa 'No en nuestro nombre'.

En Barcelona, miles de personas -3.500 según los convocantes y unos 3.000 según la Guardia Urbana- se han manifestado este sábado en el centro, convocados por la plataforma 'Mai Més' (Nunca más).

Los manifestantes se han concentrado en la plaza Universitat, donde han formado la marcha, encabezada por una pancarta con el lema 'Mai més' y el símbolo de la torre Eiffel enmarcada en un círculo, propagado por todo el mundo tras los atentados de París del pasado día 13, en los que murieron 130 personas.

Los manifestantes han recorrido la calle de Pelai, las Ramblas y han finalizado el acto en la plaza de Sant Jaume con pancartas en contra de la guerra en las que se reclamaba 'paz, justicia y libertad'.

Al acto han asistido, entre otros, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisarello; el presidente del grupo de Catalunya Sí que es Pot en el Parlament, Lluís Rabell; la portavoz de ERC, Anna Simó; el secretario general de ICV, Josep Vendrell; y el portavoz del grupo Sí que es Pot, Joan Coscubiela.

ABRAZOS DE CONFIANZA

Al inicio del acto, varios jóvenes se han colocado ante la pancarta que abría la manifestación con un cartel en el que se podía leer: 'soy musulmán, yo confío en ti, si confías en mí abrázame'.

Los convocantes han destacado que han contado con el apoyo de un centenar de organizaciones sociales, cívicas, sindicales y políticas entre las que figuraban Òmnium Cultural, la Asamblea Nacional Catalana (ANC), las organizaciones vecinales FAVB y Confavc, CCOO, CUP, PSC, ICV y EUiA.

El presidente del Ciemen (Centro Internacional Escarré para las Minorías Étnicas y las Naciones), David Minoves, ha expresado su preocupación ante la imposición de un discurso que supone el retorno del "choque de civilizaciones" y ha defendido el más firme rechazo a los atentados terroristas.

En representación de SOS Racismo en Cataluña, Edoardo Bazzaco ha asegurado que no se puede aceptar "la criminalización de colectivos por actos de individuos", y tampoco se puede dejar "la puerta abierta a la xenofobia y al racismo".

RÉGIMEN DE TERROR

En Madrid, la marcha ha tenido lugar este mediodía. Entre los asistentes a la protesta celebrada en la plaza del Museo Reina Sofía de Madrid, que fue similar a la que se han convocado para este sábado en 25 municipios españoles, estuvieron el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi'; la dirigente de Podemos en Andalucía Teresa Rodríguez; el exlíder de IU Francisco Frutos; el actor Alberto San Juan y la escritora Marta Sanz.

'No a la guerra' y 'OTAN no, bases fuera' fueron los lemas más coreados en la concentración, en la que se guardó un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas del atentado de París del pasado 13 de noviembre.

San Juan dijo, en nombre de los asistentes, que los ciudadanos tienen que decantarse "entre nosotros, los muertos del 11-M, Gaza o París, y ellos, que explotan un cinturón o tiran bombas desde el aire".

Yayo Herrero, de Ecologistas en Acción, y Saliha Ahouari, de la Asociación de Hijos Inmigrantes, fueron los encargados de leer un manifiesto titulado #Noennuestronombre, que hasta el mediodía de este sábado ya había sumado más de 33.300 firmas, y en el que se muestra una repulsa "contra el terrorismo, contra la islamofobia y contra sus guerras".

No le asusta tener que ganarse la titularidad, pero tampoco quiere aburrirse en el banquillo