El Periódico

INDUSTRIA

Nissan convertirá la fábrica de camiones de Ávila en un centro de recambios

La empresa asegura que el plan evitará el cierre de la planta

El comité califica el anuncio de "mala noticia" porque supondrá recortes salariales

Nissan convertirá la fábrica de camiones de Ávila en un centro de recambios

AFP PHOTO / CÉSAR MANSO

Protesta de trabajadores de Nissan en Ávila en eun conflicto en el 2010.

ANTONI FUENTES / BARCELONA

Jueves, 20 de abril del 2017 - 15:04 CEST

La dirección de la alianza Renault Nissan ha anunciado hoy un plan para convertir la fábrica de camiones de Ávila en un centro de recambios para el grupo. El responsable mundial de operaciones de la alianza, José Vicente de los Mozos, ha explicado el plan al comité de empresa y a la Administración después de varios meses de negociación y análisis de las alternativas para evitar el cierre de la histórica factoría de vehículos pesados de Nissan en Ávila.

La multinacional ha confirmado su intención de dejar de producir camiones en Ávila a partir de septiembre del 2019 debido a que "no es económiccamente viable" por las fuertes inversiones que serían necesarias para adaptar las emisiones del motor del vehículo NT400 a las nuevas exigencias medioambientales de la Unión Europea.

INVERSIÓN DE 40 MILLONES

El anuncio del cese de producción generó un conflicto laboral en la ciudad ante la falta de carga de trabajo del centro a partir del 2019. El grupo encargó entonces al directivo español que asumiera directamente la gestión del caso y que estudiara posibles alternativas. La propuesta que ha explicado a los representantes de los trabajadores prevé la creación de un centro para la fabricación y distribución de piezas de recambio, especialmente de estampación de chapa y ensamblaje de carrocerías para vehículos de Renault y Nissan en toda Europa, lo que supondrá una inversión de 40 millones.

De los Mozos ha indicado, a través de un comunicado, que la propuesta de la firma "dará estabilidad tanto a la planta como a los empleados en la ciudad". El nuevo centro de recambios permitiría "mantener el empleo estable", según la empresa.

Actualmente, en la planta de Ávila trabajan 480 empleados dedicados a la producción del camión NT400, del que en el último año se ensamblaron 14.823 vehículos.

El presidente del comité de empresa, Rubén Zazo, ha calificado el anuncio de "mala noticia" porque supondrá el fin de la producción de camiones después de 60 años de actividad de la planta. Además, obligaría a la plantilla a asumir el convenio de Renault en Valladolid y Palencia, lo que conlleva una rebaja salarial del 15% al 20%.

En cambio, la Junta de Castilla y León ha recibido el plan de Renault Nissan como una "muy buena noticia" porque garantiza la continuidad de 471 puestos de trabajo.

El filial regresa a la División de Plata dos años después de perder la categoría